Menú Portada
Quince de los nuestros ocupan plaza entre los 100 mejores de la ATP

El tenis español domina el ránking mundial en vísperas de la Copa Davis

Septiembre 9, 2008

A diez días del inicio de las semifinales de la Copa Davis, el tenis español vive el mejor momento de toda su historia. Nada menos que quince de nuestros tenistas ocupan una posición dentro de las cien mejores raquetas del mundo. A ello se añade el número uno de Rafa Nadal, con más de mil puntos de ventaja sobre el suizo Roger Federer.

pq__rafa.jpg

Madrid será escenario de una de las semifinales de la Copa Davis, la que medirá a España con Estados Unidos. Buenos Aires albergará la otra entre Rusia y Argentina. Cuatro de los cinco países más fuertes en la actualidad copan las semifinales del más importante torneo por equipos del mundo del tenis, entre los que falta Francia, por número de tenistas, la segunda potencia tras España.
Si se cumplen los pronósticos, el año acabará con la final entre Argentina y España, en tierra sudamericana. Ya se sabe que en esto de la Davis el factor campo es más importante que en cualquier otro deporte, no ya por la presión del público y las inclinaciones de los jueces, sino porque el anfitrión elije superficie y cada organizador tira para sus intereses. En Madrid y en Buenos Aires se juega sobre tierra batida y la final entre españoles y argentinos también lo será sobre el polvo de ladrillo porque los gauchos sólo pueden plantar cara a los hispanos en ese suelo.
El fenómeno del tenis español se debe más que a los históricos y míticos Santana y Orantes, a los Juegos de Barcelona 1992. Con motivo de los Juegos la Federación Española apostó por potenciar su deporte y con trabajos de concentraciones y escuelas se llegó a crear un semillero del que aún siguen saliendo nuevos jugadores, que van supliendo a los que decaen sin que el nivel se resienta. ¿Quién se acuerda ya de los Vicario, Bruguera, Corretja, Moyá o Ferrero? No hay motivos para añorarlos con los éxitos de Nadal, Ferrer, Robredo, Almagro o Verdasco. Una pena que no se pueda decir lo mismo de la mayoría de las federaciones nacionales, que viven en muchos casos de los triunfos por generación espontánea, que se diluyen con los deportistas que los han logrado.
Y otro dato de vital importancia es que la conocida mundialmente como “Armada invencible” española ya no sólo domina los torneos de tierra. Hierba, indoor, dura, moqueta, cemento… cualquier sitio es bueno para que un español estampe su nombre entre los ganadores. Eso es lo que ha llevado a quince de los nuestros a asentarse entre los 100 primeros del mundo. Y lo mejor es que ustedes serán capaces de nombrar sólo a siete u ocho, porque una nueva generación comienza a abrirse camino, cuando la ahora pujante no llega a los 25 años de edad. Un lujo.
Estados Unidos, el rival del 19 al 21 de septiembre en la plaza de toros de Las Ventas, dominador hasta finales de los noventa del ránking mundial, hoy sólo tiene ocho tenistas en la lista de 100. Andy Roddick (8) y James Blake (11) son sus únicos puntales, y aunque el punto del dobles lo tienen asegurado con los hermanos Mike y Bob Bryan, los cuatro individuales tendrán color español con Nada (1) y Ferrer (6). Por si fuera poco, Blake ha renunciado a jugar por cansancio y le suplirá Sam Querrey (40). El paseo español es ahora oficial.
Argentina, con ocho raquetas entre las primeras cien, sufrirá algo más ante Rusia, la tercera potencia en discordia con nueve tenistas en la élite. Pero al jugarse en tierra las fuerzas se inclinan del lado argentino.
Francia, que tiene a 15 hombres igual que España entre los 100 primeros del ránking de la ATP, parece la única potencia capaz de plantar cara a España en los años próximos. Pero esa historia está todavía por llegar.