Menú Portada
Hoy se celebra el Pleno en el que se tendrá que decidir su compatibilidad

El teniente de alcalde de Colmenar Viejo, del PP, cobra dedicación exclusiva al tiempo que ejerce como abogado

Enero 30, 2008

Desde las últimas elecciones municipales percibe un sueldo de 53.000 euros más las minutas de sus clientes 
 
Denunciado ante el Colegio de Abogados de Madrid, esta institución advirtió de la presunta irregularidad

pq__DEFEDERICO.jpg

Lo de subirse el sueldo tras ganar unas elecciones municipales o autonómicas ya no es popular, ni higiénico, ni democrático. Múltiples casos se han denunciado sin que al final, casi siempre, nunca pase nada. Este periódico desveló en su día el caso del alcalde socialista de Mijas, Agustín Moreno, quien tras autoadjudicarse un sueldo superior al del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, o al de la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre, dimitió. Pues bien, según ha podido saber extraconfidencial.com, el Ayuntamiento de Colmenar Viejo (Madrid), gobernado por José María de Federico, del Partido Popular, parece haber encontrado la fórmula para camuflar esta práctica. Y el agraciado no es el edil popular, sino el primer teniente de alcalde, el letrado Miguel Ángel Santamaría Novoa.
Tras ganar las elecciones generales el pasado mes de mayo, el alcalde De Federico constituía su equipo de Gobierno y designaba a Santamaría Novoa primer teniente de alcalde. Su hombre de máxima confianza. Abogado en ejercicio se le adjudicó un sueldo de 53.000 euros brutos anuales, un privilegio en los tiempos que corren, al que habría que añadir otra prebenda más: por parte de los servicios jurídicos del Ayuntamiento, según declaró el propio Miguel Ángel Santamaría a este periódico, no se le reclamó, como establece la Ley, para compatibilizar su cargo político con la actividad de abogado.

Compatibilidad millonaria

En la actualidad, este letrado defiende los intereses de, al menos, 200 clientes. Dispone de dos despachos: uno en la propia Plaza del Pueblo, frente al Ayuntamiento, y otro en la madrileña calle de Sor Ángela de la Cruz. “Este último es mi residencia particular”, argumenta el político popular. Tal situación provocó la indignación de algunos compañeros que denunciaron el caso ante el Colegio de Abogados, que inició las oportunas investigaciones. Como resultado, según manifestaciones de Santamaría Novoa, “el Colegio es quien me comunica que hay que solicitar esa compatibilidad”.
Vamos, que tras nueve meses de compatibilizar “ilegalmente” sus dos actividades, hoy se celebra un Pleno en el ayuntamiento madrileño.
Santamaría Novoa lo tiene muy claro: “No habrá ningún problema. En la comisión informativa, el PSOE votó a favor de la concesión de compatibilidad e Izquierda Unida se abstuvo. Tema resuelto”. El primer teniente de alcalde del PP entiende que no se ha producido ninguna irregularidad –“consulte a la secretaria general del Ayuntamiento y a los servicios jurídicos y consideraron que no era necesario”, asegura-, y, con la compatibilidad en la mano, seguirá con sus otros menesteres. Eso sí, afirma que el suyo no es el único caso, no sólo de otros municipios sino de otros concejales de Colmenar Viejo. ¿Incluido su propio alcalde? ¿También de concejales socialistas y de Izquierda Unida? ¿Es por eso tan sorprendente acuerdo? Tras la celebración del curioso Pleno informaremos más exhaustivamente.