Menú Portada
Última encuesta del CIS

El temor por la crisis económica sigue creciendo

Mayo 29, 2008

Además de la debacle de votos del PP, la encuesta del CIS ha reflejado una cada vez mayor preocupación por la económia. La preocupación por el paro y los problemas económicos continua aumentando entre los españoles, que han vuelto a situar estos dos asuntos en la cúspide de los problemas nacionales por cuarto mes consecutivo

pq_533_solbes1.jpg

En concreto, el paro es citado como un problema en el 52% de las respuestas, seis puntos más que en barómetro anterior, y alcanza su mayor porcentaje en los dos últimos años. Muy cerca se sitúan los problemas económicos, que baten récord porque se anotan un aumento de nueve puntos respecto a marzo y aparecen por primera vez en el 48,4% de las contestaciones. La inquietud que genera la marcha de la economía también se evidencia cuando se pregunta a los españoles qué problemas les afectan más personalmente. Esta relación de preocupaciones subjetivas continúa liderada por los problemas económicos, que son mencionados en el 39,7% de contestaciones, siete puntos más que en el mes anterior. Los siguientes puestos, donde no se producen cambios, también los copan asuntos vinculados a la economía. El paro repite en segundo lugar, con un 24,2% de respuestas y la vivienda registra un 21,6%. En el cuarto puesto se mantiene la inseguridad ciudadana (10,2%), mientras que en el quinto repiten los problemas relacionados con la calidad del empleo (9,8%). El CIS pregunta, como todos los meses, qué percepción tienen los españoles de la situación económica. Los que la ven ´mala´ o ´muy mala´ han experimentado desde marzo un incremento de nueve puntos y son ya el 46%. Paralelamente, hay un 10% de entrevistados que la juzgan ´buena´ o ´muy buena´, un 5% menos que en marzo. Asimismo, más de la mitad (52%) está convencido de que la economía está ahora peor que hace un año. Con la vista 2009, 44,5% augura que irá a peor (10 puntos más que en marzo) y sólo un 10% confía en que mejorará. Muchos dicen que la crisis está más en la mente que en la realidad, pero reales son el aumento del paro, el desplome de la compraventa, un Euribor al 5,06% y una inflación que vuelve a dispararse hasta el 4,7%.