Menú Portada

El sorprendente nuevo Top Gear de Jeremy Clarkson y su banda ya es el programa televisivo más caro de todos los tiempos

Octubre 7, 2016
the-grand-tour

Amazon Prime Video ha tirado la casa por la ventana con su nuevo Top Gear y se va a gastar la friolera de 5,5 millones de euros por capítulo, diez veces más que su predecesor en la BBC. Quiere hacer triunfar su plataforma digital y ha apostado, y muy fuerte, por los tres protagonistas del espacio televisivo más seguido del planeta: Top Gear. La nueva versión verá la luz el 18 de noviembre se denominará The Grand Tour, y se podrá ver a través del servicio de emisiones de la megatienda digital Amazon. La compañía de Jeff Bezos puso este verano en funcionamiento su “cadena televisiva” que cambio de unos 90 euros anuales incluyen acceso ilimitado a música online, miles de videos, un libro digital al mes y envíos gratuitos en las compras realizadas en el establecimiento virtual.

El gigante de la distribución global quiere dotar de contenidos multimedia exclusivos a este servicio que entra en competencia directa con Netflix o en España con Movistar+ y para ello ha consignado 180 millones de euros a cambio de 36 episodios, a razón de doce por cada temporada firmada. De ellos salen los abultados sueldos del presentador Jeremy Clarkson (10 millones por año) y los de sus copresentadores James May, Richard Hammond y el productor Andy Wilman, el cerebro pensante del espacio.

Una cortinilla de entrada millonaria

Una de las facturas más abultadas ha sido la abonada por el rodaje de los títulos de crédito. Se sospecha que sólo la cortinilla de entrada del programa ha costado algo más de 2,5 millones de euros y en la que participan seis reactores, ciento cincuenta coches, dos mil acróbatas y decenas de zancudos. Rodada en el desierto de California, concretamente en el Lucerne Valley de San Bernardino, “el trío de la bencina” lidera a toda esta jauría de ruido subidos en tres Ford Mustangs altamente tuneados.

Otra escena que se sabe ha sido rodada y ha dado mucho que hablar, especialmente entre los vecinos de Clarkson, es la voladura con explosivos de su propia casa. Si, el gruñón y carismático expresentador de la BBC decidió incluir dentro de un capítulo la sonora demolición de la granja en Cotswold donde ha vivido los últimos años junto a su familia. Para ello pidieron permiso a la municipalidad y los productores distribuyeron cartas de aviso por los alrededores. Las detonaciones comenzaron pasado el mediodía, duraron casi una hora y fueron escuchadas por todo el vecindario, incluido un funeral en el pueblo de al lado que había comenzado un rato antes.

Filmando alrededor del mundo

Se sabe que además han estado filmando al menos en el circuito de Portimao, en el sur de Portugal, en Marruecos, Johanesburgo, Barbados, y Estados Unidos. Todas estas producciones han estado presididas por ostentosas carpas de rodaje con el logotipo del nuevo programa y poco se sabe de ellas, pero los escasos videoclips que se han visto delatan el poderoso músculo financiero de Amazon. Explosiones, tomas aéreas, ausencia absoluta de imágenes generadas por ordenador y la inquietante presencia de un helicóptero Black Hawk, un aparato que solo está en manos de cuerpos militares, y todo hace pensar que The Grand Tour se habrá hecho cargo de los costes de mover el aparato.

De los disparatados costes del producto dan la medida el precio de una producción audiovisual considerada de normal. El precio medio de un informativo en una cadena nacional en España ronda los 50.000 euros, una jornada de varias horas del “Sálvame” puede costar los 75.000, o” El Hormiguero”, el programa de Pablo Motos, cuesta unos 100.000 por espacio. Los programas de ficción disparan su coste debido al rodaje en exteriores, la presencia de figurantes y los sueldos de los protagonistas. Un capítulo de la teleserie “Aída” se iba a los 400.000, “El Príncipe” o “Velvet” superaban ligeramente el medio millón de euros, “Aguila roja” o “Cuéntame” se podía ir fácilmente a una horquilla de entre 500 y 800.000 euros, pero nunca a varios millones de euros. A nivel internacional, un capítulo de “The big bang theory” sale por unos dos millones, “Breaking Bad” se iba a tres, pero sólo los que terminan teniendo éxito planetario y en base a los abultados sueldos de sus estrellas o la complejidad técnica suben más. “Lost” comenzó costando cuatro y acabó yéndose a los diez, algo similar a lo ocurrido en “Friends”, que se rodaba exclusivamente en platós. “Juego de Tronos” arrancó con unos costes algo superiores a los cinco millones y algunos de los capítulos de su quinta temporada han rozado los catorce, pero sus localizaciones, creación de personajes digitales, efectos especiales encarecen de manera geométrica sus costes. A su lado, los más de cinco millones de euros asignados a cada capítulo de The Grand Tour parecen una locura, algo que espolea la imaginación de sus seguidores.

La limitaciones de la BBC

Por otra parte, la BBC, tenedora de los derechos del antiguo espacio Top Gear, sostiene una feroz lucha judicial con la productora de The Grand Tour. Debido a los acuerdos legales establecidos para dejar marchar al trío puso una serie de limitaciones que los abogados de la cadena pública guardan con celo. No puede usar una figura como la del mítico piloto enmascarado The Stig, no pueden tener una pista de pruebas permanente, ¡no pueden usar palabras concretas como el característico “cock!” de May (¡cojones!) o les advirtieron que no podrían rodar en cierto país africano porque ya lo habían hecho en el vecino y ello podría prestarse a confusión.

Otra de las sorpresas que el trio impulsa y de la que poco se sabe es una misteriosa web que ya se encuentra online pero sin más contenido que una presentación en la que no se presenta nada. Se sospecha que DriveTribe.com (La tribu de conducir) será un foro de encuentro para aficionados, pero poco más se conoce sobre su finalidad última. Lo que sí se sabe es que la banda de Clarkson ha obtenido de la 21th Century Fox la nada discreta cifra de casi seis millones de euros para financiar su proyecto; una barbaridad si lo comparamos con el coste neto de armar un mero foro virtual en la red de redes. Se espera que esté activa antes de final de año.

En principio, el estreno está programado para el viernes 18 de noviembre en las demarcaciones en las que este servicio es accesible. Consultados Amazon España no dan respuesta acerca de la disponibilidad del servicio en nuestro país, pero obviamente más pronto que tarde acabará llegando; gran parte del éxito de servicio estriba en la globalidad de su alcance. Mientras esto ocurre, esperar.

Aquí hay un espectacular vídeo con algunos reveladores planos de lo que puede contener el espacio.


José M. Zapico

@virutasF1