Menú Portada

El siniestro pasado de Bertín Osborne le convierte en diana de los medios de Prisa y TVE cierra su annus horribilis sin cortar cabezas

Enero 12, 2016
bertin tve

Bertín Osborne, prototipo de “macho ibérico español“, ha cerrado 2015 siendo sin duda uno de los hombres del momento gracias a su exitoso espacio de entrevistas en TVE. La mayoría de sus seguidores agradecen su simpatía, su campechanía y su gracejo andaluz. Pero no todo son parabienes, sobre todo desde los medios del Grupo Prisa. De hecho algunos califican de “brutal campaña” la sucesión de artículos publicados por El País, que califica de “machista” y “vulgar” su programa, o las críticas vertidas desde la Cadena SER, donde se ha atizado con saña al citado espacio de entrevistas.

Bertín, popular cantante de rancheras en la década de los años 80, saltó a la televisión de la mano de Valerio Lazarov en los noventa en Telecinco, consolidándose como presentador en Antena3TV con recordados espacios como Lluvia de estrellasEsos locos bajitosMenudas estrellas o Trato Hecho. Después, Bertín recaló sin mucho tino en TVE, en varias autonómicas y en Intereconomía TV, pero, tras casi un lustro en el dique seco televisivo, la cadena pública lo rescató para conducir En la tuya o en la mía.

¿De dónde viene tanta animadversión?

Buceando en la hemeroteca de El País nos encontramos los motivos por los cuales a Prisa no le gusta un personaje como Bertín, que ha mostrado su ideología una y mil veces sin complejos y cuya vida personal ha estado salpicada de escándalos: entre 1985 y 1988 el citado diario –de capa caída, por cierto-,  se posicionó a favor del entonces alcalde jerezano, Pedro Pacheco, empeñado en derribar un chalé de Bertín construido supuestamente sin la licencia preceptiva. En 1991, el mismo periódico publicaba que Bertín tiene contraída una deuda con Hacienda de 39 millones de pesetas, mientras que al año siguiente el diario que fundó Polanco “informaba” que el cantante estaba zambullido como comisionista en un caso de contrabando de máquinas tragaperras desde Sudamérica.

En 1995 El País criticó con saña a Bertín, que protagonizó el pregón del Carnaval madrileño soltando desde el balcón del Consistorio capitalino críticas sobre la corrupción socialista. Al año siguiente el cantante vio como el mismo periódico lo acusaba de “evasión de impuestos”: “La fiscalía se querella contra el cantante por vender sus propiedades para evitar el embargo fiscal. Tampoco agradaría en Prisa que el presentador pidiese el voto en público por Esperanza Aguirre, con la que bailó un chotis, ni que hace unas semanas pidiese a los españoles en la SER que olvidasen los crímenes de la Guerra Civil o que pidiese el voto por Rajoy, al que calificó de brillante.

TVE se hunde definitivamente 

TVE sigue sin tocar fondo. De hecho, el principal Canal de la Corporación públicaLa 1, ha cerrado 2015 por primera vez en su historia por debajo del 10% de share, por lo cual -a medio plazo-, peligra hasta su tercera posición, ya que La Sexta le acecha a menos de dos puntos y medio de audiencia.

¿Qué medidas se han tomado en la pública tras cerrar el año con un lamentable 9,8% de share? Por ahora ninguna, algo incomprensible. ¿Y qué medidas se podrían tomar? Principalmente, si quieren volver a los dos dígitos, habría que analizar como siguen en antena el magazine de Mariló Montero, que tiene dificultades para llegar al 7%, el espacio gastronómico de los hermanos Torres, que se atascan en el 6% o los programas de salud Centro médico y Esto es vida, que no llegan ni al 5% de share. Según señala el departamento de Comunicación de RTVE a Extraconfidencial.com, ambos espacios se renuevan en tandas de 20 capítulos, pero sorprende que sigan en antena y hayan obtenido la renovación teniendo en cuenta las cifras cosechadas por ambos espacios, que marcan audiencias propias de La 2.

Jorge Higueras