Menú Portada
Proclamado por segundo año consecutivo el mejor equipo del mundo, los números de la competición española dicen lo contrario

El Sevilla, un año después, el equipo que más ha empeorado de la Liga

Diciembre 25, 2007

La Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol (IFFHS), una asociación alemana independiente que se dedica a recopilar datos del mundo del fútbol y a vivir de ellos, ha proclamado por segundo año consecutivo al Sevilla CF como el mejor equipo del mundo. No me pregunten de dónde sacan esa conclusión, pero con los baremos que aplican es así. Lo curioso del tema es que el Sevilla es en estos momentos el peor equipo de Primera comparándolo con el mismo período del año pasado.

pq__420661_mediumsquare.jpg

Quien no se consuela es porque no quiere y eso es a lo que se agarran algunos para subsistir y poder sacar pecho. El rutilante Sevilla que la pasada campaña ganó Copa de la UEFA, Supercopa de España y Copa del Rey. No vive este año al mismo nivel que lo hacía entonces. La marcha de Juande Ramos al Tottenham –al que ha sacado de puestos de descenso, ha clasificado para 16º de Copa de la UEFA y para las semifinales de la Carling Cup (la copa de la liga inglesa)- supuso un golpe del que aún no se han recuperado.
La fortuna del sorteo de la Champions que le emparejó en un grupo con los dos peores equipos de la competición (Steaua y Slavia), le ha permitido sobrevivir en Europa como si nada pasase, y a su presidente José María Del Nido le ha permitido sacar pecho unos meses más. Pero la Liga es otra cosa.
Hace justo un año, cuando la Liga paró por las navidades, el Sevilla era el líder destacado, con un punto sobre el Barcelona, cinco sobre el Madrid, siete sobre Valencia y Zaragoza y ocho sobre el Atlético, que ocupaban la plazas europeas al término de la 17ª jornada. Justo un año después el Sevilla es octavo, con 23 puntos, catorce menos que la temporada pasada. Está a 18 puntos del líder Real Madrid, a once del Barça, a diez del Espanyol, a nueve del Villarreal, a ocho del Atlético y a tres del Rácing, que son los que componen la zona europea.
De los 17 equipos que siguen de la pasada temporada en Primera –no podemos contar los tres que descendieron-, el Sevilla es el peor con diferencia. En ese período el líder de esta temporada, el Real Madrid, le ha sacado 23 puntos.

El Espanyol, el mejor

Y eso que el Madrid no es el mejor de este período. Lo es el Espanyol de Barcelona, que suma 11 puntos más que hace 365 días. De los 22 puntos de la Liga 2006-07, ha pasado a los 33 de la 2007-08, que le tienen tercero.
El segundo mejor es el Villarreal, cuarto en la tabla, que de un año a otro ha mejorado en diez puntos. Y un punto por detrás de los castellonenses se sitúa el Real Madrid, que de estar a cinco puntos del primero hace justo un año, ahora divisa la tabla desde arriba con un colchón de siete puntos.
La mala trayectoria de un Sevilla, que acumula ocho derrotas en 17 partidos cuando hace un año perdió nueve veces en toda la Liga, no tiene parangón esta campaña, aunque otros dos equipos le siguen de cerca, con consecuencias posiblemente peores. Se trata del Levante, último clasificado con 7 puntos, 11 menos que hace un año. Al caer desde más abajo las consecuencias serán el descenso a Segunda para los valencianos. Y el tercero es discordia es el Zaragoza, con 9 puntos menos un año después y que se encuentra a sólo tres puntos del descenso cuando la plantilla contaba para meterse en zona de Champions.
Mención especial merecen otros tres clubes. El Barça ocupa la misma plaza que el año pasado, pero con dos puntos menos y a siete del líder. Una inversión con el Madrid de 11 puntos, que van a tener consecuencia en el mercado de invierno, ya veremos a qué nivel.
Otro es el Valencia, cuatro puntos peor que en diciembre de 2006, pero lo que es más duro en una caída que le ha sacado de los puestos europeos y a 15 puntos del líder. Ya ha cambiado al técnico Quique Sánchez por Ronald Koeman. El cambio no ha podido ser peor. El holandés le ha dado la baja a Cañizares, Albelda y Angulo, tres bastiones del equipo, lo que ha sembrado la incertidumbre.
Y por último, el Atlético de Madrid. Dos puntos mejor que hace un año, en zona europea y apuntando alto. Es la cara positiva junto a Espanyol y Villarreal, los tres equipos que se vana a jugar dos plazas de Champions para la próxima temporada.

Otros dos cambios de técnico

Anormal parece que en cuatro meses de competición sólo hayan cambiado cuatro entrenadores. Juande Ramos se fue por voluntad propia ante una oferta irrechazable del Tottenham y porque el presidente del Sevilla le estaba menospreciando un día sí y otro también. Manolo Jiménez hace lo que da de sí, pero no es suficiente para une quipo que dice tener aspiraciones.
A Quique le echó el Valencia con el equipo cuarto a cuatro puntos del líder y segundo en el grupo de Liga de Campeones. Llegó Koeman como salvador y el equipo está eliminado de Europa y a 15 puntos del líder, séptimo y bajando. El próximo en abandonar el barco che será el propio Koeman o el presidente, Juan Soler.
El Betis prescindió de Héctor Súper, penúltimo y a cuatro puntos de la salvación. Se confió en el técnico del filial Paco Chaparro. El Betis sigue tercero por la cola, en descenso, pero tras dos victorias y un empate en tres partidos está a tres puntos del noveno clasificado.
Y el Levante echó a Abel Resino cuando era colista, llegó el italiano Di Biasi y siguen últimos, a once puntos del cuarto por la cola y con el descenso asegurado. Ahora el italiano dice que necesita que le cambien más de media plantilla en el mercado invernal para tratar de salvar al equipo. De los 21 partidos que resta deberían ganar 12. El Barcelona, en 17 partidos, lleva 10 victorias. Hagan ustedes mismos los cálculos.
Sólo son números. Tan indiscutibles como los de la IFFHS. Tan inútiles como aquellos. Pero en días sin noticias, ya tienen algo para discutir con sus compañeros de oficina.