Menú Portada

El Servicio Vasco de Empleo del Lendakari Iñigo Urkullu se gasta más de medio millón de euros en adecentar sus Oficinas mientras se contabilizan 143.114 desempleados en agosto

Septiembre 28, 2016

Los 535.379,41 euros irán destinados a rehabilitar su sede de Mazarredo, clasificar y ensobrar sus comunicaciones y mantener sus calderas a punto. En un día, en solo un día, la Plataforma de Contratación del Estado publicaba tres contratos de la Oficina de Empleo Vasca orientados a rehabilitar sus sedes, clasificar sus informaciones y mantener sus calderas a punto. El CIS revela que el 70,10% de los vascos sitúa su principal preocupación en el desempleo antes de unas elecciones que ha vuelto a ganar el PNV no sin sufrimiento.

urkullu

El PNV ha ganado, Bildu ha podido resistir ante la crecida de Podemos y el Partido Socialista de Euskadi ha sido el gran perdedor -junto con Pedro Sánchez-, en unos Comicios vascos en los que el Partido Popular ha logrado empatar el número de escaños de sus camaradas socialistas. Esta es la lectura rápida y sucinta de las Elecciones vascas que han tenido lugar el ya agotado 25S. Sin embargo, hay mucha tela que cortar. Parece que el Partido Nacionalista Vasco de Iñigo Urkullu sale reforzado, al ganar dos escaños más que en 2012 y rozar la mayoría absoluta. Ante la embestida de Podemos, el nacionalismo ha perdido y Bildu se ha dejado cuatro butacas en el camino. Los populares y los socialistas empatan a nueve diputados. “Premio” para los de Mariano Rajoy, castigo para los de Pedro Sánchez. Íñigo Urkullu será Lendakari cuatro años más, pero mucho tendrán que cambiar sus políticas para que el PNV se revalorice, máxime en lo concerniente al empleo.

Y es que el estudio preelectoral del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), recoge en uno de sus apartados cuáles son las preocupaciones de los ciudadanos antes de los comicios vascos y catalanes que han tenido lugar el domingo. En el País Vasco, sus oriundos parece que lo tienen claro a la hora de escoger sus miedos. Un 70,10% sitúa su principal preocupación en el desempleo de la región, muy alejada del segundo problema para los vascos que es la economía con un 11,60% y del tercero, la calidad del empleo, señalada por un 7,80% de los encuestados. Sin embargo se puede observar como la situación laboral vasca quita el sueño a sus conciudadanos, ya que ésta está íntimamente relacionada con sus tres primeras preocupaciones. Los datos no hacen sino más que alentar este temor. El pasado mes de agosto la cifra de desempleados inscritos en las listas del Servicio Vasco de EmpleoLanbide– creció en 1.650 personas. En España, el comportamiento también fue negativo, pero con menos intensidad, ya que los 14.435 nuevos desocupados representan el 0,39% frente al 1,17% de Euskadi. El País Vasco cierra el mes de agosto con 143.114 desocupados registrados.

En un solo día, tres contratos de la Oficina de Empleo Vasca orientados a rehabilitar sus sedes

Precisamente Lanbide es el organismo público dependiente de la Comunidad Autónoma del País Vasco, presidida por Íñigo Urkullu, que tiene las competencias de proponer la ordenación y planificación general, sectorial y territorial de las políticas públicas en materia de empleo, formación para el empleo e inserción laboral de competencia de la Comunidad Autónoma de Euskadi”.

Y cuando más necesita el País Vasco y sus gentes al organismo ocupado en la promoción del empleo, más dinero público decide gastarse en conceptos que divergen de lo que es su auténtico objeto social, explicitado líneas arriba. En un día, en solo un día, la Plataforma de Contratación del Estado publicaba tres contratos de la Oficina de Empleo Vasca orientados a rehabilitar sus sedes, clasificar sus informaciones y mantener sus calderas a punto. Ni sombra de planes o programas para ayudar a los desempleados.

El pasado 22 de septiembre se hacía pública en este medio la formalización de tres adjudicaciones distintas, ninguna de ellas relacionada directamente con el objeto social del organismo Lanbide. En total, más de medio millón de euros (535.379,41 euros) fueron destinados a estos menesteres.  En concreto, el Servicio Vasco de Empleo otorgará 324.781,82 euros de las arcas públicas para las obras de habilitación de la Oficina de Empleo de Mazarredo (Bilbao). Un contrato concedido a Eraikuntza Birgaikuntza Artapena, tras -tan solo-, cuatro ofertas presentadas al concurso.

Por otro lado, 195.000 euros irán destinados al contrato de los servicios de ensobrado, impresión y clasificación de las comunicaciones periódicas y masivas de Lanbide. Un contrato que se ha llevado Gureak Marketing. Los últimos 15.597,59 euros de Lanbide engordarán las arcas de Venticlima a cambio del contrato que regirá el servicio de mantenimiento de las calderas de las Oficinas de Lanbide. La empresa vitoriana se alzó con el convenio al ser la seleccionada entre doce ofertas recibidas.

Puede que la situación laboral vasca mejore o que quizás vaya a peor, lo que parece claro es que la tasa de desempleo en Euskadi no disminuirá debido al efecto de un mejor ensobrado de sus comunicaciones o al estado de las calderas de sus oficinas.

Doinel Castro