Menú Portada
Según el responsable del negocio inmobiliario de Deutsche Bank

El sector inmobiliario tardará hasta 8 años en recuperarse

Marzo 23, 2010

El sector inmobiliario español podría tardar entre 5 y 8 años en recuperarse, según el director gerente del negocio inmobiliario de Deutsche Bank, Ismael Clemente, quien abogó por recortar el “elevado gasto público, que está concentrado en un 70% en las comunidades autónomas”.

pq_923_beatriz_corredor1.jpg

Clemente hizo estas declaraciones durante la presentación de un estudio elaborado por la consultora Pricewaterhouse Coopers, donde apostó por la implantación de “medidas endógenas que pongan fin al ciclo recesivo de la economía”.

“Lo peor ha pasado”, dijo Clemente, aunque si España, que es un mercado maduro, no adopta soluciones “perderá peso frente a países que ofrecen más liquidez”.

Precisamente, el informe sobre tendencias del mercado inmobiliario en Europa presentado  sitúa a Madrid y a Barcelona como dos de las ciudades europeas que atraen a menos inversores internacionales.

Por el contrario, este mismo informe asegura que en otros países europeos, como Alemania, Francia y el Reino Unido, la crisis del sector inmobiliario “ha tocado fondo y comenzará a recuperarse en 2010”.

A diferencia de la situación del mercado de la vivienda en otros países europeos, en España la crisis de las inmobiliarias se ha visto agravada por dos factores diferenciales, la caída del empleo y el incremento de las tasas de ahorro entre los consumidores, según indicó el presidente de Realia, Ignacio Bayón.

A su juicio, la creación de un nuevo modelo productivo basado en las tecnologías y la innovación “no puede dejar de lado actividades como el turismo, la construcción y el automóvil, que han sido fundamentales para la economía española”.

Respecto a las medidas para incentivar la recuperación del sector, Bayón afirmó que “no puede esperarse a que se produzca una evolución favorable del entorno” y defendió “un ajuste activo del precio de la vivienda por parte de las inmobiliarias”.

En cuanto a las ventas de activos inmobiliarios por parte de los bancos, opinó que la recuperación del sector “anuncia un nuevo ciclo de proceso privativo, caracterizado por la vuelta de las entidades financieras hacia las familias”, su negocio habitual.

Por su parte, el socio de Pricewaterhouse Coopers Guillermo Massó aseguró que la suscripción de nueva deuda por parte de los bancos será “muy restrictiva hasta que decidan qué hacer con sus carteras de préstamos inmobiliarios”. Massó cifró la deuda del sector que soportan las entidades financieras en toda Europa en más de un billón de euros.

El socio de la citada consultora destacó que la recuperación del sector inmobiliario español se prolongará durante “tres o cuatro años más” respecto al resto de Europa.

Aun así, Massó explicó que el proceso de recuperación será “largo y lento” en Europa, ya que “existe un importante volumen de capital disponible para el mercado, pero es de bajo riesgo y huye de alternativas de incierta rentabilidad y alta volatilidad”.