Menú Portada
El presidente de la Academia, Enrique González Macho, se quejaba recientemente del momento actual que atraviesa el séptimo arte en España

El sector del cine clama contra el sistema fiscal y su elevado IVA al tiempo que recibe 33,5 millones del Gobierno para amortizar sus películas de 2014

Enero 30, 2015

La resolución corresponde al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de José Ignacio Wert a través del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales
El monto total de esta línea de financiación se reparte de forma desigual en 105 partidas
La película más taquillera, “Lo imposible”, recibe tan solo el 3,4% de su coste, mientras que algunas producciones como “Niños salvajes”, con apenas 40.000 espectadores, percibe más de 16 euros por cada uno de sus espectadores


“El día de hoy ha llegado porque hace 25 años, doce profesionales de nuestro cine, en medio de una crisis tan grave como la nuestra, caminaron juntos a pesar de sus diferencias”. Este era el lapidario inicio del discurso del ya ex presidente Álex de la Iglesia en los Premios Goya 2011, año en el que dejó su butaca para que la ocupara el hombre que dirige a día de hoy la Academia del Cine español, Enrique González Macho. El cine siempre ha estado en crisis. Las quejas desde este colectivo se han sucedido año tras año como un desesperado plañido para salvaguardar esta pequeña gran parte de nuestro acervo cultural. La falta de ayudas y la fiscalidad a la que el Gobierno somete al séptimo arte han sido las reclamaciones más escuchadas desde el gremio. Recientemente, Macho se refería al segundo de estos problemas asegurando que el cine atraviesa un momento “bastante descorazonador” con “una situación fiscal que es prácticamente igual que la que existía” antes. Además, el presidente de la Academia de Cine también ha lamentado la “incongruencia, absurdo y locura” del IVA al 21 por ciento que se mantiene en el ámbito de la cultura.

Sin embargo si se observan las líneas de financiación del sector audiovisual español la realidad no parece tan delicada como la pintan. El pasado 18 de diciembre, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de José Ignacio Wert publicaba en el BOE la “resolución de 15 de diciembre de 2014, del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales, por la que se publica la concesión de ayudas de carácter general y complementario para la amortización de películas cinematográficas de largometraje, en la 2ª convocatoria del año 2014”.

Dinero y más dinero…llegan las elecciones

En total, hablamos de más de 33 millones de euros (33.499.999,89 euros) resultantes de sumar las cantidades habilitadas en concepto de ayuda general para la amortización (5.803.951,21 euros) y en concepto de ayuda complementaria para la amortización (27.696.048,68 euros). Las películas beneficiadas son aquellas estrenadas entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2012, en sus dos modalidades, general y complementaria, y que hayan cumplido los parámetros de espectadores obtenidos en el primer año de explotación comercial (o en los dieciocho primeros meses), el coste de cada una, la inversión del productor en las mismas y sus conceptos, límites, restricciones y obligaciones.

El monto total de la resolución se estructura en 105 ayudas desigualmente distribuidas ya que tan sólo seis partidas superan el millón de euros: las dedicadas a las películas ‘Rec 3 Genésis’ (1.192.004,44 euros para la productora del mismo nombre), ‘El enigma del cuervo’ (1.108.477,65 euros para la productora Poe Producciones), ‘Luces Rojas’ (1.186.467,59 euros para NostromoPictures), ‘Mamá’ (1.193.430,50 euros para Toma 78), ‘Miel de naranjas’ (1.014.071,27 euros para Alta Producción), ‘El Monje’ (1.052.197,94 para la productora homónima), ‘La montaña rusa’ (1.009.821,38 euros para Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas), y ‘Todos tenemos un plan’ (1.004.237,08 euros para Tornasol Films).

Incongruencias clave

Analizando pormenorizadamente las ayudas se pueden encontrar algunos datos que llaman poderosamente la atención y que invitan a pensar en posibles irregularidades en la concesión de las ayudas. La película más taquillera entre las seleccionadas, ‘Lo imposible’, con un total de 6.141.508 espectadores recibió solamente 1.044.195,9 euros (626.517,54 euros para la productora Telecinco Cinema y 417.678,36 euros para Apaches Entertainment) siendo el coste total de la película superior a los 30 millones de euros (30.324.580,13 euros) y por lo que solo habría recibido el 3,4% de su gasto total.

Sin embargo, otras películas como ‘Mamá’, con 1.174.169 espectadores y muy lejos del poder de llamada de títulos como ‘Lo imposible’ ha sido beneficiada con una sola ayuda que supone el 43,5% de su coste total (2.743.003,68 euros).

La mayor incongruencia tiene como origen las ayudas complementarias que atienden a criterios que para nada tienen en cuenta el éxito de la producción medido por sus espectadores. Como se puede comprobar en el siguiente cuadro, esta distribución lleva a que producciones casi desconocidas como ‘Niños salvajes’ con tan sólo 39.877 telespectadores reciba 645.600,04 euros, 16,19 euros por espectador, o lo que es lo mismo más de dos veces de lo que cuesta una entrada. En el cine español el “negocio” de las subvenciones es más rentable que llevar público a las salas. 

 

En pocas palabras, la realidad siempre supera la ficción.