Menú Portada
La presidenta del Banco abandona poco a poco todas aquellas situaciones que hicieron mella en la atmósfera familiar

El Santander de Ana Patricia Botín quiere alejarse de la Fórmula 1 y la nueva dirección tiene prisa

Enero 12, 2015

A día de hoy la entidad financiera tiene presencia, curiosamente, en dos escuderías. En Ferrari aporta una cifra estimada de 40 millones de euros en un pacto firmado en 2012 y vigente hasta 2017 al comprar espacio publicitario a Marlboro por esa cuantía
Asimismo, el banco español, que rotulaba partes vitales de los McLaren de la era Alonso (2007) decidió quedarse en este equipo británico a pesar de la salida del asturiano en un intento de ayudar el aterrizaje de la entidad en Inglaterra tras la compra del Abbey, tercer banco inglés


El cambio de rumbo en la estrategia de gestión del Santander presidido por Ana Patricia Botín puede alejar a la entidad de la Fórmula 1 a pesar de los extraordinarios y positivos resultados recabados en esta unión. Más de 600.000 tarjetas Visa Ferrari, negocios multimillonarios alrededor del grupo Fiat financiando sus coches en Norteamérica o el enorme y apresurado crecimiento en mercados clave para una empresa planetaria con una imagen impoluta y sólida como entidad crediticia está en el “haber”. Pero también hay un epígrafe sobre el que se puede leer: “debe”.

A día de hoy el Santander tiene presencia, curiosamente, en dos escuderías. En Ferrari aporta una cifra estimada de 40 millones de euros en un pacto firmado en 2012 y vigente hasta 2017 al comprar espacio publicitario a Marlboro por esa cuantía. La tabaquera norteamericana tiene un exótico acuerdo con la formación italiana a través del cual todo el espacio es suyo y paga por todo él. Cada vez que un tercero se interesa por asomar en la epidermis de los Ferrari, Marlboro reduce su factura en la cuantía de lo recibido por el nuevo anunciante. Asimismo Santander, que rotulaba partes vitales de los McLaren de la era Alonso (2007) decidió quedarse en este equipo británico a pesar de la salida del asturiano en un intento de ayudar el aterrizaje de la entidad en Inglaterra tras la compra del Abbey, tercer banco inglés —que pasó a presidir precisamente Ana Patricia Botín—. Tras la marcha del español, su presencia en los bólidos se redujo pero su imagen siguió atada a los pilotos, con los que protagoniza numerosas y originales campañas publicitarias.

Cambio de planes

Tras la muerte de Emilio Botín, todo apuntaba a que los planes a medio-largo plazo por parte de Santander seguirían el exitoso guión escrito por el banquero, pero la llegada de su hija Ana Patricia a la presidencia ha provocado una serie de cambios de gran calado y su presencia en las carreras puede estar llegando a su fin.

Ana P., así es como gusta firmar sus escritos, procede de la filial británica de la compañía y al sentarse en el trono de su padre se encontró con un escollo: Javier Marín, CEO del Banco y el defensor de la continuidad del plan. Una vez destituido el directivo inmediatamente inferior a la presidencia y sustituido por un hombre de su confianza, la heredera de Don Emilio tiene las manos libres para hacer y deshacer en un plan que parece querer alejarse de todo lo que huela a lo escrito por su progenitor: quiere empezar desde cero, sin rémoras ni impuestos y con su propio equipo, el mismo que tuvo en Banesto y que la acompañó en el Reino Unido. Con ella y en apenas cuatro meses ha llegado la ampliación de capital, unos tests de stress cuyos resultados no han sido los ideales, una espectacular y dolorosa bajada en bolsa (la más grande desde 2012) la destitución de Rodrigo Rato y un inesperado recorte del dividendo entre los accionistas. Jugadas de orden mayor en un claro cambio de tendencia global. En todo esto el marketing es una pieza más, y es evidente que quieren empezar algo distinto así que es fácil pensar que llegan cambios en este apartado, pero hay más razones…

Distintas motivaciones

Son muchos los medios, y no sólo de la prensa rosa, que no se recatan a la hora de airear la estrecha relación personal de Emilio Botín con la responsable de marketing y esponsorizaciones, María Sánchez del Corral, otra persona que salió con carácter de urgencia en dirección hacia Movistar tras la llegada de Ana P. Hay quien apunta a que Botín estaba separado de facto de la que fuera su esposa, Covadonga O´Shea desde hace mucho y que sólo tenía ojos para su jefa de marketing. Esto ha dejado un poso agrio en la familia y Ana P. quiere alejarse todo lo posible de aquellas situaciones que han hecho mella en la atmósfera familiar. María y Emilio viajaban en jet privado por todo el mundo a presenciar las carreras que patrocinaban y esto ha pesado mucho en casa de los Botín.

A Ana P. le fue muy bien en su momento cuando de la mano de Banesto apadrinó a la selección nacional de fútbol o Rafa Nadal, así que es muy posible que haya cambios en este sentido, todo sea por el banco, la familia o por empezar todo desde cero. Llegan cambios, y el semáforo se ha puesto ya en verde.

José M. Zapico
@VirutasF1