Menú Portada
"Hablar de nosotros es gratis" aseguran en Zarzuela

El rey no intermedió en la búsqueda de la nueva casa de la infanta Cristina en Suiza

Septiembre 8, 2013
pq_936_infanta_cristina.jpg

Las últimas semanas nos han traído una gran inflación de noticias de toda suerte en torno a los príncipes de Asturias. Algunos medios hasta han hablado de separación anunciando que ya no mantienen vida conyugal, y en el gabinete de prensa del palacio de la Zarzuela, desde donde se nos apunta la gran labor que don Felipe y doña Letizia llevan a cabo diariamente como se ha demostrado en días pasados en Buenos Aires, todo eso se vive con cierta resignación pues es imposible, nos dicen, y acaso contraproducente negar de forma sistemática informaciones en muchos casos infundadas y carentes de labor de investigación que aparecen de forma continua.

“Hablar de nosotros es gratis” nos indican desde Zarzuela, y es bien cierto que en los últimos días se han publicado informaciones absolutamente erradas como decir que don Juan Carlos conoció al Aga Khan en las aulas de prestigioso, elitista y carísimo colegio suizo Le Rosey al que el rey de España no acudió nunca pues no estaban las arcas de los condes de Barcelona para esos dispendios, ni eso cuadraba con su idea de educación que don Juan de Borbón tenía para su hijo, el entonces príncipe de Asturias.

Elucubraciones sobre la casa de la infanta Cristina en Suiza

Algo parecido sucede con la nueva vida de la infanta Cristina en Suiza con los medios entregados a lanzar cifras, unos días 3.000 euros y otros hasta 18.000, sobre el costo de su nueva residencia en Ginebra. También desde Zarzuela nos apuntan que don Juan Carlos no ha tenido parte alguna en la gestión de búsqueda de la casa de su hija, y aunque se barajan esas cifras -a veces un tanto desorbitadas-, cabría quizás preguntarse cuál es la identidad del dueño de ese lujoso y céntrico inmueble. Durante años los condes de Barcelona vivieron de alquiler en la Villa Giralda de Estoril pagando un módico alquiler a la rica familia portuguesa de Fausto de Figueiredo, y sería posible que el alquiler de la casa de doña Cristina estuviese acogido a una situación parecida por la voluntad del propietario de hacer un favor personal a la hija del rey de España.  

La fugaz visita de los reyes de Holanda
Pero mientras los medios se entregan a todas esas cábalas, en Zarzuela ya se tiene preparada la próxima visita a España de los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda, que llegarán a Madrid el día 18 de septiembre en una visita relámpago de tan solo una jornada. Una visita de carácter oficial pero denominada Introduction visit que sigue la línea de las que la pareja ya ha realizado a las monarquías de Bélgica, Luxemburgo y Gran Bretaña como primera toma de contacto con sus primos regios de esos países. Los reyes de los Países Bajos llegarán a Barajas a las 12,30 de la mañana y se dirigirán directamente al palacio de la Zarzuela para almorzar allí con don Juan Carlos, doña Sofía y los príncipes de Asturias, y posteriormente visitarán al Presidente del Congreso y al Presidente del Gobierno antes de regresar a Amsterdam.

No habrá, por tanto, cenas de gala ni grandes recepciones a la espera de una visita posterior de mayor calado, pero la reina Máxima podrá conversar con don Felipe y doña Letizia sobre su reciente estancia en su Argentina natal teniendo en cuenta que a ambas parejas les unen lazos de amistad particular. También será una buena ocasión para que la familia real española pueda dar a los reyes holandeses su pésame personal por el reciente fallecimiento del príncipe Friso, al que ha seguido la inquietante noticia del cáncer linfático que padece el príncipe Bernhard de Orange-Nassau, primo hermano del rey Guillermo Alejandro.

Segundo enlace de Jaime de Borbón y Parma

Tiempos luctuosos para la familia real holandesa que, por otra parte, ya se prepara para la próxima boda, el 5 de octubre en la ciudad de Apeldoorn, de ese otro primo hermano del rey Guillermo Alejandro que es el príncipe Jaime de Borbón-Parma, conde de Bardi, que tras romper su relación de largo tiempo con la modelo Paulette van Ommen contraerá matrimonio con Viktoria Cservenyák, una abogada de origen húngaro que ha trabajado para el prestigioso bufete londinense Allen & Overy y es autora de una novela de amplia difusión titulada Jet Set Summer escrita bajo el pseudónimo de Victoria Delano. El príncipe Jaime trabaja para el ministerio de Asuntos Exteriores holandés, y en esa calidad viajó recientemente a La Paz para la firma de un acuerdo bilateral para la construcción de una fábrica de pilas y baterías de litio en Bolivia.

Por otra parte, el príncipe Jaime es hermano del actual duque de Parma, Carlos Javier de Borbón-Parma, que detenta la representación dinástica del carlismo español con el título de duque de Madrid y que, queriendo afianzar su propia política dinástica recientemente ha otorgado a su esposa el título de condesa de Molina y a su futura cuñada el título de condesa de Montizón, mercedes ambas que tienen una honda significación en la historia del carlismo español. Pero mientras llega la boda, este 28 de septiembre los duques de Parma, sus hermanos y su tía la princesa María Teresa presidirán en la ciudad italiana de Pizacenza la ceremonia anual de creación de caballeros y damas de las órdenes dinásticas parmesanas, que irá seguida de una cena de gala en el castillo Grazzano Visconti, propiedad de los condes Visconti di Modrone, duques de Grazzano.

Ricardo Mateos