Menú Portada
De forma extraoficial ha pensado en el conde de Fontao para asesorar al duque de Palma

El Rey deja caer a Iñaki Urdangarín

Diciembre 4, 2011
pq__juancar_urdanga.jpg

A pesar de las diferentes noticias que llenan las redacciones de los medios y según las cuales el rey habría delegado el asesoramiento jurídico de Iñaki Urdangarín en su hombre de confianza el conde de Fontao, ello no significa que don Juan Carlos pretenda en modo alguno solidarizarse con su denostado yerno a quien, según nos cuentan personas bien informadas, “ha dejado caer” como bien podremos ir viendo en el transcurso de los próximos días. Buena medida, y llena de sensatez, esta de don Juan Carlos ante una situación tremendamente difícil que debería de salpicar lo menos posible a la corona que él ha sostenido con tantos esfuerzos. Cosa bien distinta es que, de forma extraoficial, se haya pensado en el conde de Fontao para asesorar al duque de Palma en lo que parece su complicada defensa en un proceso que se avecina largo y lleno de espinas, pero que para Zarzuela “está finiquitado”.

Don José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao y marqués de San Saturnino es, según nos informan desde varios lugares, un hombre serio, buen profesional y de perfil bajo que se mantiene al margen de la farándula aristocrática, además de ser “una gran persona”. Desde hace ya algunos años goza de la mayor confianza de la familia real y por ello viene supervisando, de forma externa, todas aquellas cuestiones de naturaleza jurídica que puedan interesar o inquietar al palacio de la Zarzuela. Por otra parte, nos confirman, es un gran defensor de la familia real española en el seno de la Diputación de la Grandeza muchos de cuyos miembros no se ahorran las críticas (algunas muy sonoras) a las reales personas. Su trayectoria profesional es larga y está muy reconocida, es jurista de renombre, y profesor de Filosofía Legal, Moral y Política en la Universidad Complutense. Así mismo ha trabajado durante algún tiempo con Alberto Oliart, es miembro del bufete Romero y Moreno Asociados, consejero de Patrimonio Nacional, miembro del patronato de la Fundación Winterthur (a la que está vinculada la infanta Elena), y miembro del patronato de la Fundación Comité Español de los Colegios del Mundo Unidos (United World Colleges), una institución que preside el infante don Carlos y en la que se repara poco pero que tiene en su haber los más altos patrocinios internacionales y espera abrir su primer colegio en España en el transcurso de 2013. El United World Colleges cuenta y ha contado durante años con todo el apoyo internacional de la reina doña Sofía, que ha asistido a muchas de sus reuniones en años pretéritos, y también de su hermano el rey Constantino de Grecia y hasta de la mismísima reina Isabel de Inglaterra.

Vinculaciones internacionales

Se trata de una institución educativa que aspira a tener una gran presencia internacional y que sigue los preceptos educativos de Kurt Hahn, los cuales guiaron la educación de doña Sofía en sus años de estudios en la escuela alemana de Salem, y bajo los que también recibieron su educación el duque de Edimburgo y sus hijos el príncipe de Gales y los príncipes Andrés y Eduardo durante sus años de formación en el prestigioso colegio inglés Gordonstoun. Pero difícil tarea la del conde de Fontao, pues tendrá que atender a numerosos frentes ahora que también se habla de las vinculaciones empresariales en África de Iñaki Urdangarin con el multimillonario príncipe Al-Waleed de Arabia Saudi, que en agosto de 2008 fue acusado de intento de violación en aguas de Ibiza de una modelo española de 20 años a bordo de su yate “Turama”, un caso que fue cerrado en 2010 por considerar el juez que las evidencias eran insuficientes y que parece que ahora vuelve a abrirse. El príncipe Al Waleed, uno de los hombres más ricos del mundo, extiende sus tentáculos empresariales hasta las más importantes compañías del mundo (Apple, Euro Disney, Fox News, Motorota, y un largo etcétera), es sobrino del rey Abdullah de Arabia Saudi y uno de los varios hijos del príncipe Talal bin Abdul Aziz al Saud, personaje de carácter difícil que sin embargo allá por 1961 fue el responsable de la liberación de los esclavos en Arabia Saudita y que durante años ejerció de Enviado Especial de UNICEF para el Mundo.

Y mientras en España todas las miradas continúan puestas en Iñaki Urdangarín, los funerales celebrados el pasado sábado en Tirana por el finado rey Leka de Albania han pasado sin pena ni gloria en el ámbito internacional, siendo de destacar la absoluta ausencia de cualquier representación de la realeza europea. Leka I, un viejo conocido de la escena española de la que tuvo que salir por imperativo legal por tener un arsenal de armas en su casa de Madrid, ha fallecido olvidado de sus amigos de entonces que en otros tiempos compartieron con él fiestas y saraos en los años dorados del régimen, y que hasta estuvieron presentes en su boda toledana a la que los por entonces todavía príncipes de España (Franco murió un mes después) prefirieron inteligentemente no asistir. Su hijo, el príncipe Leka, cuya boda con Elia Zaharia parece haber quedado aplazada sine die, queda ahora al cargo de esta singular dinastía si bien en los últimos años el viejo rey golpista supo hacerse perdonar por las autoridades locales y conseguir para su hijo un lugar destacado en el escenario albanés como asesor del ministro de Asuntos Exteriores.

Ricardo Mateos