Menú Portada
En la televisión pública se da por hecho que mañana se emite el último capítulo, enlatado, y ya se conocen los vencedores

“El Rey de la Comedia” puede ser Luis Fernández, presidente de CRTVE

Diciembre 6, 2007
pq__ROBER-BODEGAS.jpg

Luis Fernández, presidente de la Corporación RTVE, se aproxima a celebrar su primer cumpleaños al frente de la televisión pública. Ningún otro director general disfrutó de un mandato tan cómodo, sin apenas oposición y con todo pactado. De momento, sigue con su carrera imparable de directivos ajenos a Radio Televisión Española de la que informaremos ampliamente en próximas ediciones. Y, gracias al consenso, el Acuerdo Marco que determinará el futuro de RTVE durante los próximos nueve años será aprobado.

Otra retirada por la puerta falsa

Lo que Luis Fernández no puede “comprar”, pactar o consensuar es el respaldo de la audiencia. Una de sus últimas apuestas en la parrilla de La Primera fue el espacio, como no producido por Globomedia –insistimos, accionista de La Sexta y competidora directa de la pública-, “El Rey de la Comedia”, presentado por Esther Arroyo y Edu Soto. Comenzó sus emisiones el pasado 27 de octubre y mañana sábado, aseguran, se emite el último capítulo, el sexto (casualidad no).
Un programa que ha contado con un presupuesto millonario y los casting realizados por toda España no han estado exentos de polémica. Lo más sorprendente es que el que promete ser la serie final del mencionado espacio ya se ha grabado y se han filtrado los tres ganadores. Al menos así se cuenta en los Pasillos de Prado del Rey. 
“El Rey de la Comedia”, ganador del concurso, si la filtración es correcta, será el gallego “Rober Bodegas”, llamado Roberto Fernández, por delante de Toni Rodríguez, de Cádiz, y del malagueño Tomás García. Sus intervenciones, magistrales, pueden encontrarlas en internet. Pero lo dicho: el público no ha respaldado esta nueva apuesta de Luis Fernández y su equipo directivo. El programa ha obtenido un share medio de entre un nueve y un once por ciento. Pero, en definitiva, Globomedia sigue haciendo caja a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. Una auténtica comedia o un drama.