Menú Portada
Quiere ser la que era antes

El resurgir de Elena Tablada

Junio 21, 2011

Uno de estos es el que le obligó a salir de casa rodeada de fotógrafos. Tablada es una de las protagonistas de un calendario solidario que se publicará, próximamente, en alguna de las publicaciones de Unidad Editorial.

pq_927_bisbal.jpg

Los amigos y familiares de David Bisbal han cerrado filas en torno a él. Han firmado un pacto de silencio que les obliga a permanecer callados ante los embistes de la prensa. Insisten en que ninguno de los miembros de la familia cercana accederá a intervenir en programas de televisión o a entrevistarse con periodistas de revistas o periódicos. Da la sensación de que todos bailan al son del cantante. Le guardan un respeto sobrecogedor, quién sabe si por temor a que les retire la palabra. Están nerviosos. No quieren que se les tache de trotaconventos, por eso prefieren mantenerse al margen de la polémica. En Almería, Bisbal es una especie de modelo a seguir. Ni siquiera los que fueron sus compañeros de la orquesta Expresiones quieren pronunciarse. Ay.
El sobrecogimiento de la pareja es evidente. Nadie entiende, no obstante, las lágrimas que el cantante derramó hace unos días sobre el escenario. Se emocionó al interpretar uno de sus muchos temas que idealizan el amor. No tiene sentido. Elena se quedó compuesta y sin novio por arte de birlibirloque. Fue él quien optó por soltar amarres. De forma unilateral. Me cuentan que la decisión fue tan inesperada que Elena se quedó noqueada. Ni siquiera contestó a las incesantes llamadas telefónicas de su madre. Lloró, se descompuso hasta el extremo, e intentó pedirle explicaciones. David se negó a hablar con ella. Rechazaba sus llamadas. Algo que a ella molestó, sobre todo porque creyó que su reacción ocultaba una realidad paralela. Tuvieron que pasar varios días hasta que consiguió hablar con el padre de su hija. Aquel encuentro nunca lo olvidará. Más recuperada, con esa mirada lánguida, triste, que casi asusta, Elena tiene intención de resurgir. Tiene la suerte de tener a su lado a grandes amigas como María José Suárez y Raquel Rodríguez, o a su representante Susana Uribarri, quien estudia nuevos proyectos.
Uno de estos es el que le obligó a salir de casa rodeada de fotógrafos. Tablada es una de las protagonistas de un calendario solidario que se publicará, próximamente, en alguna de las publicaciones de Unidad Editorial. Elena, así como el resto de famosas que han colaborado en tan importante causa, no ha recibido compensación económica alguna. Un gesto que ennoblece a la de Miami, pues su caché ha aumentado como la espuma. Todas las firmas quieren tenerla como imagen. Saben que, en estos momentos, Elena es sinónimo de éxito y fuerte convocatoria de prensa. Para muestra, sus declaraciones que se publicarán hoy en la revista ´Hola´.

Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com