Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

El Restaurante de becarios sin sueldo de chef Jordi Cruz, ABaC, cerró el año 2015 con unas ventas de 5,5 millones de euros y un beneficio de 931.332 euros con menos trabajadores en plantilla

Mayo 5, 2017

Mientras que Jordi Cruz se publicita en televisión, las ventas se multiplican. En 2013, el año en el que comenzó su periplo televisivo, el Restaurante facturó 3,9 millones de euros, en 2014, lo elevó hasta los 4,9 millones y en 2015, subió aún más hasta los 5,5 millones. Y lo sorprendente, todo ello con menos plantilla. En 2013 declaraba 48 trabajadores, de los cuales un 70,83% eran fijos; en 2015, con una facturación de casi 1,6 millones de euros más, la cifra se reduce a 44 empleados y el número de empleados fijos al 68,18%.

jordi cruz

“Un Restaurante Michelin es un negocio que, si toda la gente en cocina estuviera en plantilla, no sería viable”. Esta es la frase de la polémica de Jordi Cruz, el afamado y mediático chef del Restaurante ABaC en Barcelona como respuesta a un reportaje que criticaba la situación laboral precaria de los becarios que trabajan hasta 16 horas diarias en los Restaurantes con Estrella Michelín. “Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. Imagínate cuánto dinero te costaría eso en un máster en otro sector”.

“Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. Imagínate cuánto dinero te costaría eso en un máster en otro sector”, ha sido otra de las perlas del presentador de Masterchef que se olvida, que ese “privilegio”, da como resultado el ahorro de miles de euros en sueldo y beneficios para empresarios y chefs, como Jordi Cruz, que no paran de abrir Restaurantes de lujo.

Trayectoria al alza

Jordi Cruz se incorporó en mayo 2010 al equipo directivo de ABaC Restaurant & Hotel, uno de los lugares más exclusivos de Barcelona. Su fichaje por parte del empresario de Hostelería Josep María González Simo buscaba sustituir a Xavier Lasarte que acababa de abandonar la dirección culinaria del Restaurante. Cruz llegaba con la vitola de ser uno de los mejores cocineros jóvenes y ya había ganado su primera estrella Michelín con tan sólo 25 años.

El éxito y la suerte empezó pronto a dar resultados. En 2011 fue galardonado como Mejor Restaurante de Cataluña 2011 por la Academia Catalana de Gastronomía y desde el año 2012 consigue su segunda estrella Michelín. En junio 2012, abrió Ten’s Tapas Restaurant en el Barrio del Born de Barcelona, especializado en tapas adaptadas de la filosofía de ABaC. En diciembre de 2016, un Jordi Cruz ya estrella de la televisión, abre su nuevo restaurante Atempo bistró-cosmopolita, ubicado en el Hotel The Mirror Barcelona.

Beneficios al alza al calor de Televisión Española

Pero su verdadero antes y después comenzó en 2013, cuando es elegido como uno de los tres miembros del jurado de MasterChef, el concurso de cocina de Televisión Española. Al calor de la promoción gratuita de la televisión pública no sólo ha multiplicado la edición de libros o aparición en campañas publicitarias, también por disparar los beneficios de sus Restaurantes.

Así, trasladamos la idea de Jordi Cruz de que, sin becarios gratuitos, no hay beneficios, la realidad de su propio Restaurante demuestra que debe tener muchos. En el año 2015, último con cuentas presentadas, la sociedad Restaurant Abac SL, que gestiona este establecimiento, cerró con unas ventas de 5,5 millones de euros y un beneficio de 931.332 euros; es decir, con unos márgenes de ventas nada desdeñables del 18%: de cada 100 euros que factura, 18 son ganancias. Todo esto lleva a una situación patrimonial envidiable: sus activos se elevan hasta los 1,88 millones de euros con un capital social de tan sólo 300.000 euros.

Y mientras que Jordi Cruz se publicita en televisión, las ventas se multiplican. En 2013, el año en el que comenzó su periplo televisivo, el Restaurante facturó 3,9 millones de euros, en 2014, lo elevó un millón de euros hasta los 4,9 millones y en 2015, subió aún más hasta los 5,5 millones. Y lo sorprendente, todo ello con menos plantilla. En 2013 declaraba 48 trabajadores, de los cuales un 70,83% eran fijos, en 2015, con una facturación de casi 1,6 millones de euros más, la cifra se reduce a 44 empleados y el número de empleados fijos al 68,18%. Pero si hay becarios gratis para ayudar en la cocina ¿Para que contratar trabajadores?