Menú Portada
Préstamo a 30 años al 3,5% de interés

El rescate bancario costará a España 61.650 millones de euros en intereses

Junio 12, 2012

El primer año supondrá 3.469 millones de euros, que se tendrán que sumar a los 28.776 millones de euros ya presupuestados para cubrir los costes financieros

Esta cifra total supone pagar 683,30 euros por cada español por los intereses de la Deuda del Estado

El coste de la ayuda financiera implicará más de tres décimas del Producto Interior Bruto durante los próximos cinco años


El rescate o ayudada financiera no pasó en su primer día la prueba de los mercados. Si la bolsa abrió con una subida del 5% y un desplome de la prima de riesgo, el resultado final de la jornada fue todo lo contrario, bajada del IBEX 35 y el diferencial del bono alemán por encima de los 520 puntos. Todo ello a pesar de el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, reiterara que los requisitos asociados el rescate de 100.000 millones de euros que el Eurogrupo ha ofrecido para la banca española “se centrarán” en el sector financiero y que no se incluirán “nuevas condiciones” en materia de ajustes y reformas más allá de las anunciadas el 30 de mayo.  No obstante, el Eurogrupo podrá interrumpir el crédito si España incumple los objetivos de reducción del déficit y las recomendaciones de Bruselas del 30 de mayo, entre las que se encuentra la subida del IVA, la supresión de la deducción por vivienda o la aceleración del retraso en la edad de jubilación, según distintas fuentes.

Estas nuevas condiciones y la falta de detalles sobre el rescate, como la cuantía final que se determinará cuando finalicen las auditorías independientes, están generando dudas. También el coste final de esta línea de financiación, aunque ya parece más claro este punto, un préstamo a 30 años con unos intereses que estarían fijados entre el 3% y el 4%, muy por debajo del 6,2% del precio actual del bono a 10 años.

Más coste para nuestra economía en el corto plazo

Pero aunque sea una rebaja importante, esta “línea de financiación” que asume el Estado supone llevar a máximos históricos nuestra Deuda, a la vez que también un importante coste. Con el interés estimado del 3,5%, cuando se terminé de devolver los 100.000 millones de euros prestados por Europa se habrá pagado más de 61.650 millones de euros en intereses.

Es más, esta factura en el corto plazo corre a cargo del Estado. Si se presta a unas entidades financieras necesitadas en capital, incluyéndoles incluso un colchón importante, es bastante complicado que en los primeros años los bancos puedan devolver capital e intereses. Y es que a este plazo, la cuantía es elevada, los cinco primeros años supondrá más de 3.000 millones de euros, más de tres décimas del Producto Interior Bruto. Acortar el plazo, supondría un esfuerzo que puede suponer más de medio punto en nuestro PIB.

Lo peor es que en el corto plazo los costes financieros son ya importantes. Para el 2012 ya están estimados en los Presupuestos Generales del Estado 28.776 millones en costes financieros, si a estos les sumamos 3.469 millones por la nueva línea de financiación tendríamos 32.245 millones sólo por intereses. Divididos entre los 47 millones de habitantes, nos toca 683,30 euros por cada español, trabajador, niño o pensionista. Una losa más que importante para el ciudadano, que espera por fin que se cumpla la promesa de volver a poder acceder al crédito.