Menú Portada
La hermana de la Princesa tendrá el resultado tras las reuniones de voto y liberación

El recurso de Telma Ortiz deberá esperar 15 días

Octubre 14, 2008

Tendremos que esperar. Se alarga la agonía. Hoy empiezan las reuniones de voto y deliberación en la que los tres magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Pronvincial de Toledo decidirán si es aprobado o denegado el recurso presentado por la Hermanísima.

pq_612_telmaboda.jpg

Cuando Telmita Ortiz, la hermana de la Princesita de betevellón, decidió alzarse contra los medios de comunicación poco o nada podía imaginarse que acabaría siendo la protagonista de uno de los mayores escándalos en el mundo del periodismo. Sin embargo, la petición de medidas cautelares que solicitó junto a su novio, Enrique Martín Llop, para evitar que se difundieran las imágenes obtenidas fuera de los actos institucionales, ni siquiera fue admitida a trámite. La jueza del Juzgado de Primera Instancia de Toledo decidió dar carpetazo a un asunto que mantuvo en vilo a toda una nación. Incluso a esa Familia Real que ya ni siquiera acierta con el vestuario. Pese a todo, Telmita decidió recurrir la decisión de la magistrada. Quiere aplicar la censura, siguiendo las directrices de un franquismo que todavía galopa en nuestro país.
 
Esperando la resolución
 
Tras meses de lectura y presentación de alegaciones ante los tribunales, los próximos días serán definitivos. Hoy comenzarán las llamadas reuniones de voto y deliberación en la que participarán los tres magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo, que serán los encargados de aceptar o denegar el recurso presentado por Fernando Garrido, abogado de Telmita y Enrique. A diferencia de la ocasión anterior, no habrá vista oral y las reuniones serán a puerta cerrada, sin la presencia de las partes implicadas ni público ajeno. Tras la deliberación, que deberá ser unánime, la decisión deberá ser formalizada y posteriormente comunicada a todas las partes involucradas en el pleito. Así pues, y según fuentes judiciales consultadas por este periódico, el auto se hará público dentro de quince días. Será entonces cuando Telma y Enrique decidirán si interponer una demanda o esconder el rabo entre las piernas… Nunca es tarde.
 
Por Saúl Ortiz