Menú Portada

El rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas, rectifica y abre expediente a Monedero gracias a la perseverancia informativa de Extraconfidencial

Noviembre 10, 2015
carlos andradas

La Inspección de Servicios de la Universidad Complutense de Madrid ha abierto por fin un expediente disciplinario al co fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, por su “presunta vulneración” de la Ley de Incompatibilidades cometida por sus millonarios trabajos externos en Venezuela. La Universidad Complutens de Madrid (UCM), ha abierto este expediente debido a una “presunta falta muy grave“, tipificada en la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, por incumplimiento de las normas sobre incompatibilidad, ya que el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas, Juan Carlos Monedero Fernández, realizó trabajos remunerados “sin haberlo puesto en conocimiento” de esta Universidad pública.

La denuncia fue formulada en su día por el colectivo de funcionarios públicos Manos Limpias, que ha pedido que la sanción por “falta muy grave” lleve a la suspensión de funciones de 3 a 6 años “por la alarma social que ha ocasionado el comportamiento del denunciado“. La incoación del expediente se produce casualmente cinco días después de que Extraconfidencial.com indicara que el rector Universidad Complutense de Madrid, Carlos Andradas, había ordenado silenciar definitivamente el Caso Monedero y dar carpetazo al simulacro de “proceso de información reservada” abierto el pasado 27 de enero de 2015 al co fundador de Podemos por sus trabajos externos en Venezuela, donde cobró más de 400.000 euros por informes a Gobiernos bolivarianos.

Nueve meses y diez días han pasado desde que se iniciara la supuesta investigación a cargo del Servicio de Inspección de la UCM y desde entonces nunca se ha conocido resultado alguno en ninguno de sus términos, ni nada se había materializado públicamente hasta la fecha actual. El actual rector, el catedrático de Matemáticas Carlos Andradas, y su antecesor, el ex rector José Carrillo, siempre han mantenido un silencio cómplice sobre el Caso Monedero. Como publicó este periódico el rector Andradas mantiene con Monedero una gran amistad desde hace años, cuando Andradas era el vicerrector de la UCM con Carlos Berzosa y Monedero hacia ya boyantes encargos en Venezuela en unión de la Universidad Complutense a través del Instituto Complutense de Estudios Internacionales.

Sus trabajos en Venezuela

La investigación periodística perseverante que ha venido manteniendo desde hace meses Extraconfidencial.com, aportando noticias exclusivas sobre la Universidad Complutense y la actividad de sus rectores, llevó a desvelar en su día que el Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), colaboró con el cofundador de Podemos en varios proyectos diferentes, al menos en dos, según los contratos que obran en nuestro poder y cuyos documentos reproducimos de nuevo por su gran valor informativo.

El primero es un contrato iniciado el 4 de enero de 2008, aunque la fecha de la firma del contrato es el 1 de junio de 2008. En él se concreta un acuerdo con el Ministerio del Poder Popular para la Planificación y el Desarrollo de Venezuela. No hay una referencia expresa a Juan Carlos Monedero, pero si se indica la cantidad a cobrar (95.000 euros). El contrato se realiza entre la República Bolivariana de Venezuela, por órgano del Ministerio del Poder Popular para la Planificación y Desarrollo, representado en ese acto por el ciudadano Haiman El Troudi , venezolano, mayor de edad, domiciliado en Caracas, y por la otra, el Instituto Complutense de Estudios Internacionales, curiosamente sin especificar persona alguna.

monedero1
Haga click para descargar el documento

El segundo documento es una notificación del entonces director del ICEI, José Antonio Alonso Rodríguez, referido a un proyecto distinto, pero en el que se ya cita expresamente que la dirección le corresponde al profesor Juan Carlos Monedero. Se trata de un documento fechado el 2 de abril de 2009 donde el ICEI se compromete a participar en el encargo realizado por el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD), a propuesta del la FGUCM, con el fin de “la preparación de materiales de apoyo en la elaboración del proyecto de “Carta Iberoaméricana de participación de los Ciudadanos en la Gestión Pública”, a través de su programa de la Escuela Latinoamericana de Gobierno, Política Pública y Ciudadanía”. Estos documentos, que publicó en exclusiva Extraconfidencial.com, demuestran que algunos de los proyectos de Monedero tuvieron el visto bueno de la Universidad Complutense y que pasaron por el ICEI.

monedero2
Haga click para descargar el documento

El expediente abierto a Monedero, ¿va en serio o es una pantalla de Carlos Andradas para no hablar de la “Casta Complutense”?

¿Por qué ha cambiado ahora Carlos Andradas en el caso Monedero? Desde hace dos años a este periódico ya no le extraña nada de lo que ocurre en la Universidad Complutense de Madrid. Tampoco, el cambio del que acabamos de enterarnos. Es lógico que nos preguntemos por qué ha sucedido ese cambio. Esas mismas fuentes están convencidas que ha sido, precisamente, por la difusión de los reportajes que sobre la UCM está publicando nuestro periódico.

Alguien cercano a Andradas le ha debido de presentar el siguiente panorama. Con unas elecciones generales el próximo mes, el rector no podía soportar que el caso Monedero se convirtiese en tema electoral y que la UCM apareciese con aspectos muy desfavorables en el debate político. Es decir, que Podemos no podía hablar de igualdad cuando la Universidad de donde proceden sus principales cuadros favorecía tan descaradamente a Monedero. Eso significaba, además, que un partido emergente dominaba las decisiones de la mayor Universidad de España. Como el caso Errejón se había convertido en un tema político para la Junta de Andalucía, que ya había fallado en contra de Íñigo Errejón a propósito de la beca que había disfrutado a distancia. Podemos ha recompensado a Alberto Montero, el profesor que había contratado a Errejón, con el número 1 por Málaga. Al prestigio de la UCM no le conviene la imagen de “complicidad” –una palabra favorita que emplea muy mal Andradas– entre Podemos y la Universidad.

Tampoco le convenía a la UCM aparecer como favorecedora de unos profesores frente a los demás. Ya José Carrillo, el anterior Rector, demostró una discriminación a favor de Pablo Iglesias cuando le propuso como profesor honorífico y haciendo oídos sordos a quienes le reclamaban que juzgase el caso Monedero. No hizo caso y perdió el Rectorado. Tanto Pablo Iglesias como Carlos Andradas practican el culto a “su” personalidad. Andradas no podía aparecer como sometido a Iglesias, al estilo de Carrillo.

¿Cómo han podido pasar más de nueve meses sin que la UCM haya tomado una decisión en el caso Monedero?

Extraconfidencial.com se ha ocupado varias veces de la Asesoría Jurídica de la UCM. Quince personas dedicadas ¿a qué? Ahí está el detalle. Los trabajadores de la UCM no saben muy bien a qué se dedican esos funcionarios de manera habitual. El ex Rector José Carrillo no veló, durante su mandato de cuatro años, por los intereses de los contribuyentes madrileños ni de los profesores, personal de Administración y Servicios y Estudiantes. En plena crisis, y entre los cerca de 6.000 profesores (actualmente 5.667) y 3.000 miembros de Administración y Servicios (actualmente 3341), decidió que ninguna persona podía desempeñar el cargo de Gerente. Contrató a Begoña Aisa con cerca de 100.000 euros. Lo mismo le ocurrió con el Director de la Asesoría Jurídica, Gabriel Ramón Navarro Azpiroz, con un contrato superior a los 100.000 y con derecho a indemnización en caso de despido; y otros casos que hemos contado en varios reportajes.

monedero
Juan Carlos Monedero

Entonces, ¿en qué han asesorado esas quince personas a los dos rectores durante nueve meses en el caso Monedero? Al parecer, en nada. ¿Para qué sirve, pues, esta Asesoría Jurídica? Para nada importante y útil. Incluso, ¿cómo van a asesorar en un caso de incompatibilidad quien desarrolla actividades incompatibles?  Por lo general, la defensa en juicio de la UCM de los procedimientos disciplinarios la realizan los Letrados adscritos a la Inspección de Servicios, pero el Jefe de la Asesoría Jurídica, Gabriel Ramón Navarro Azpiroz, se encarga de que actúen los abogados del Estado en otros casos. Esto parece una gran injusticia, pues hay funcionarios de primera y de segunda. Los de primera tienen pagados los servicios jurídicos, aunque estén acusados judicialmente de hechos graves o muy graves. Los funcionarios de segunda han de pagarse sus abogados. También, ha habido casos en los que se han contratado servicios profesionales de despachos privados y no precisamente modestos, lo que supone haber tenido que pagar minutas de cuantías extraordinarias. Juan Carlos Monedero tendrá que contratar a un abogado y pagarlo de su bolsillo. Los funcionarios que desempeñen un cargo, aunque cometan barbaridades, tienen los servicios jurídicos pagados.

La «Casta Complutense» hace realidad, a diario, el célebre dicho de que «unos son más iguales que otros». Antes de juzgar las incompatibilidades de Monedero, que la UCM mire las incompatibilidades de quienes pueden llegar a participar en su expediente. Extraconfidencial.com ha informado extensamente sobre la Inspección de Servicios de la UCM, conocida como “crespoaliato”, por el poder omnímodo del que goza José Crespo Alía, que coordina los expedientes.

¿Qué puede ocurrir a partir de ahora?

Carlos Andradas no va a retirar a Crespo Alía de la Inspección. Crespo fue apartado, hace años, de la Asesoría Jurídica, al parecer porque perdió dios juicios muy sonados. Después, pasó a la Dirección de Estudiantes y Mercadotécnica, de donde fue fulminante cesado por la entonces Vicerrectora de Estudiantes, Margarita Barañano Cid. Lo que no dice en su currículum es si estuvo todo el tiempo en ese segundo destino o si supuestamente estuvo disponible, en su casa, a la espera de su nombramiento para la Inspección.

jose-crespo-alia
José Crespo Alia

Entró en la Inspección de Servicios en Noviembre de 2009, cuando Andradas tenía prácticamente todo el poder de la Complutense. Entonces, se puede prever lo que puede ocurrir a partir de ahora. No hay propuesta alguna que salga al Rectorado sin la revisión y aprobación de Crespo. Ni secretario ni instructor gozan de la independencia que el procedimiento establece para los Expedientes Disciplinarios. De ahí que Crespo pueda entrometerse en los Expedientes. Por eso no organiza curso alguno de formación para instructores y secretarios. Con su poder omnímodo en la Inspección, aunque el Instructor proponga una sanción, del “crespoaliato” puede salir una propuesta de sanción muy superior. En lugar de un mes, cuatro. Y si un Juez pone una sanción de dos meses, con una aportación insignificante en efectivo, del “crespoaliato” puede salir una propuesta al Rectorado de un año y 50.000 euros. Si Andradas practicase la transparencia, uno de los primeros objetivos sería revisar la actuación de Crespo Alía en los últimos seis años.

Lo razonable sería que los instructores de expedientes disciplinarios fueran profesores del ámbito jurídico o trabajadores UCM con formación jurídica. Pues esto no ocurre así casi nunca. Si fuera así, Crespo tendría un rival “intelectual” en dicho instructor y dispondría de menos posibilidades de intervenir en los expedientes. Andradas, la Gerente General, el Vicegerente Rafael Mateos– que entró como Crespo en la Universidad y ahora es el que mayor retribución percibe en la UCM-, la Secretaria General  y el Inspector Jefe se lo  consienten.

De ninguna manera Crespo Alía podría tomar decisión alguna en ningún expediente, pues su misión es coordinar administrativamente la Inspección de Servicios y poco más, pero detrás de las “bambalinas” él sigue teniendo la última palabra. No existe establecido procedimiento alguno para evaluar y monitorizar las propuestas que se han presentado a la firma de los sucesivos Rectores.

La supuesta coordinación que debería llevar Crespo Alía brilla por su ausencia, pues no existe coherencia con las resoluciones que se adoptan; no hay un criterio común. Según fuentes jurídicas consultadas de la UCM, “el principio jurídico de proporcionalidad no se aplica nunca o sólo cuando “conviene”; Crespo Alía practica como norma la indefensión e inseguridad jurídica del imputado; las decisiones son arbitrarias y no discrecionales, etc. Con la colaboración indispensable de Profesores/as y PAS que prefieren defender los intereses de la “Casta Complutense”  y no los derechos de sus compañeros/as. Por eso, resultará muy útil contar con una relación de estos colaboradores necesarios del “crespoaliato”. El Rector de turno utiliza el aparato disciplinario-represor como quiere. Es uno de los placeres de ser Rector”.

Así pues, la persona encargada del expediente disciplinario no tiene preparación con anterioridad de la normativa disciplinaria vigente. La formación sería muy fácil. Bastaría con proporcionarle la norma que regula el procedimiento de que se trate (funcionarios, personal laboral o estudiantes) y un cuadro con los pasos que hay que dar en cada momento. La Inspección de Servicios, es decir José Crespo, prefiere “instruir” al Instructor y al Secretario, para que el expediente salga como él pretende. Según estas fuentes consultadas, “por eso, y ante la posibilidad de que haya causado muchos disgustos irreparables, es imprescindible: a) que Crespo Alía no siga en la Inspección de Servicios; b) que haya posibilidad de abrir los archivos de la Inspección para realizar una investigación sobre el tiempo que ha durado el “crespoaliato”; c) informar a la opinión pública española sobre lo que ha hecho Crespo y, d) eventualmente, llevar a Crespo a los Tribunales”.

Extraconfidencial.com seguirá muy atentamente el proceso de este expediente

Sobre todo, quién va a ser el instructor y el secretario. Si a Andradas le conviene absolver a Monedero, escogerá a un instructor parecido a Araceli Manjón Cabeza-Olmeda, es decir, a alguien que domine la plastilina jurídica. Y es muy previsible que el expediente acabe en nada. Si el instructor quiere dar muestras de independencia, ya se encargará Crespo de intervenir en el expediente. Crespo y el instructor que él escoge actúan con el inculpado como si fuera culpable. En todos los expedientes que este periódico conoce ocurre lo mismo. Por eso afirman fuentes jurídicas, “las chapuzas del “crespoaliato” llegan a los Tribunales y ahí es donde recibe derrotas muy sonadas”.

Pero hay un escándalo mucho más importante que el caso Monedero. Extraconfidencial.com ha venido informando, en diferentes reportajes, y seguirá haciéndolo, sobre los privilegios de los alrededor de 195 funcionarios, ninguno de ellos profesor, que perciben anualmente más que el Presidente del Gobierno y que los ministros. Esa “Casta Complutense” no ha resuelto la crisis de esta Universidad. Más bien, todo lo contrario, pues sus privilegios cuestan 4,5 millones de euros anualmente a esta Universidad. ¿Cuántas plazas de profesores o becas para alumnos podrían dotarse si Carlos Andradas eliminase estos privilegios tan ofensivos? Por eso, y como Andradas habla para ocultar, este periódico va a observar si la operación aparentemente es para juzgar a Monedero o para establecer una pantalla y que no se hable de la “Casta Complutense”.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho