Menú Portada

El rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas, da carpetazo al “Caso Monedero” y ordena silenciarlo definitivamente

Noviembre 3, 2015

Se cumplen ya nueve meses y seis días sin explicación alguna desde que la Universidad pública madrileña abriera el pasado 27 de enero una información reservada sobre los millonarios trabajos en Venezuela del profesor Carlos Monedero, quien ha vuelto a los mítines de Podemos refortalecido tras el escandaloso cierre de su caso universitario

carlos andradas

Según ha podido saber Extraconfidencial.com, de fuentes solventes de la propia Universidad Complutense de Madrid (UCM), el rector Carlos Andradas ha ordenado silenciar definitivamente el Caso Monedero y dar carpetazo al simulacro de “proceso de información reservada” abierto el pasado 27 de enero de 2015 al cofundador de Podemos, el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas Juan Carlos Monedero Fernández, por sus millonarios trabajos externos en Venezuela. Se cumplen ya nueve meses y seis días de la supuesta investigación a cargo del Servicio de Inspección de la UCM y nunca se ha conocido resultado alguno en ninguno de sus términos. Este periódico sí que ha sabido que durante el mandato del anterior rector de la UCM, José Carillo, cuando saltó todo el escándalo a la opinión pública, Monedero fue llamado para que diera su versión de los hechos. Desde entonces nada más se ha sabido, ni nada más se ha materializado.

El actual rector, el catedrático de Matemáticas Carlos Andradas, y su antecesor, el ex rector José Carrillo, siempre han mantenido un silencio cómplice sobre el Caso Monedero y nunca abrieron un expediente disciplinario alguno sobre la incompatibilidad del cofundador de Podemos, que cobró más de 400.000 euros por informes a gobiernos bolivarianos. Como ya informó Extraconfidencial.com, el rector Andradas mantiene con Monedero una gran amistad desde hace años, cuando Andradas era el vicerrector de la UCM con Carlos Berzosa y Monedero hacia ya boyantes encargos en Venezuela en unión de la Universidad Complutense a través del Instituto Complutense de Estudios Internacionales.

Monedero vuelve la escena política

La amistad entre ambos es tan fuerte que este verano el propio rector Andradas en reuniones mantenidas con empresarios en relación a los negocios de la Complutense les decía: “Si quieres conocer a Monedero para tu interés futuro te lo presento”. Y así lo hacía, tal y como han relatado a este periódico varios de los empresarios que se reunieron este verano con ambos. Quizá por ello, su amigo el rector Carlos Andradas da carpetazo a uno de los escándalos que más han sacudido la vida política española antes del verano, con el entonces resurgimiento de la formación Podemos.

Tras el carpetazo y silencio definitivo de su caso en la Complutense, el profesor Monedero parece resurgir de nuevo, no sólo por sus palabras, sino también por sus hechos. Juan Carlos Monedero ha vuelto a los mítines de Podemos, regresando así a la escena pública tras el escándalo de la Universidad Complutense. Y lo hace  paralelamente al intento de secesión en Cataluña y a la caída de los resultados de la formación morada en las encuestas y cuando una buena parte de la militancia exige una vuelta a los orígenes con un modelo de partido menos controlado por Pablo Iglesias y más abierto a la militancia. La supuesta información reservada abierta por los rectores Carrillo y Andradas no le ha minado en nada, porque de ella nada se ha hecho ni nunca se ha sabido.

El culto a “su” personalidad a través de su jefa de comunicación, Yolanda Martínez Solana

Yolanda Martínez Solana, profesora contratada doctor del Departamento Periodismo I de la UCM, es la persona que lleva la imagen de Carlos Andradas. Extraconfidencial.com ha advertido que en la página web de la UCM se suceden, con una frecuencia antes inimaginable, fotografías de Carlos Andradas. “Desde luego, si la profesora Martínez Solana es la “ghostwriter” de los discursos de Andradas, tiene mucho que mejorar. Y como profesional, ella tiene que aclararse si trabaja como periodista o como relaciones públicas. En una macro organización como la UCM, los trabajadores esperan que favorezca un fluir de la información para que cada un@ sepa orientarse muy bien, llamando a las cosas por su nombre. La Complutense no necesita cosmética publicitaria, porque ésta lleva al cinismo y a que los trabajadores aprendan a no defenderse”, afirma un experto de comunicación consultado que prefiere mantenerse en el anonimato ante las posibles represalias internas.

yolanda martinez
Yolanda Martínez Solana

Los trabajadores de la UCM tienen derecho a saber por cuánto le sale a la Complutense el seguimiento de los actos a los que acude el Rector para decir, no pocas veces, auténticas vaguedades, frases hechas, etc. Sin contar las veces que el Rector puede aparecer como una pieza más en una operación particular de relaciones públicas en una empresa determinada. Sería igualmente muy conveniente que las fotos de Andradas no desapareciesen de la Web sino que la UCM conservase el histórico de sus fotos, para poder realizar un estudio. Mejor aún, que repongan todas las fotos de Andradas que han ido saliendo en la Página Web”.

Otro experto consultado que conoce la jefa de comunicación de Andradas indica que: “Yolanda Martínez Solana, que ha trabajado en Prensa y en Relaciones Públicas, ha de tener claro a qué da preferencia, si a ser promotora de la imagen de Andradas o a informar verazmente a los trabajadores de la UCM y a los contribuyentes, que son los que le pagan a ella. Y a favorecer entrevistas “de verdad” de los periodistas con el Rector. Ya empiezan las bromas entre los periodistas, porque conocen algunos de los habituales recursos de Andradas: “Ya no hay tiempo para responder a esas preguntas”; “Estoy en una reunión; después te llamo” (y la llamada no se produce). El periodista sabe que la función del relaciones públicas es favorecer el interés de quien lo contrata; por eso, el relaciones públicas promociona, suaviza o suprime la información que pudiera resultar desfavorable para quien le paga. El relaciones públicas se debe a unos intereses concretos (aquí, los de Andradas); el periodista piensa en su público más general. El periodista desconfía del experto en imagen, porque piensa que, en el fondo, la función que realiza es la de distorsionar el proceso de la comunicación, siendo expertos en evasivas cuando no exageran y falsean la realidad. Y si Yolanda Martínez Solana se dedica a hacer de “gatekeeper”, impidiendo que los periodistas hagan al Rector preguntas que están ya en la calle, sobre los privilegios de los 195, lo mejor que podría hacer es volver a defender los intereses de los médicos y farmacéuticos”.

Una mesa presidencial que demuestra la postración de la UCM

Extraconfidencial.com ha enviado el discurso de apertura del Curso 2015-16 de la Universidad Complutense realizado por el rector Andradas a diversos profesores especialistas en discursos para que lo juzgasen.  La decisión de  este periódico ha surtido efectos satisfactorios. Los profesores han vuelto a responder a la invitación-ruego. Y eso que el video dura nada menos que 133 minutos – https://www.youtube.com/watch?v=e69pzaLeQcs-,ya que en el que está incluida la lección magistral del Catedrático Conrado Miguel Manuel -35 minutos-, o la entrega de medallas de honor a quienes han abandonado la UCM (37 minutos). De nuevo hemos tenido que seleccionar sólo algunos juicios, por imperativos de espacio.

rafael puyol
Rafael Puyol

Uno de los profesores consultados se ha fijado en los aspectos no verbales de la ceremonia de inauguración del Curso. “A la derecha de Carlos Andradas, se sienta el ex-Rector y Rector Honorífico de la UCM, Rafael Puyol Antolín, y a la derecha de éste, Carlos Mayor Oreja, Presidente actual del Consejo Social. Durante su mandato, Puyol favoreció las grandes desigualdades salariales que hoy rigen en la Complutense. Él fue quien consolidó los privilegios de la Casta Complutense, más que ningún otro Rector. Como ha probado varias veces Extraconfidencial.com, alrededor de 195 privilegiados, ninguno de ellos profesor/a, ganan más que el Presidente del Gobierno y los Ministros. Mientras los profesores se dedicaban a trabajar y la UCM subía las tasas a los alumnos, un sector del PAS (Personal de Administración y Servicios) se ocupaba de convertirse en privilegiados. Para ello, hinchaban las retribuciones de sus complementos Específico y de Productividad. Y se valían del Consejo Social. Carlos Mayor Oreja, ex- Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, nunca hizo algo digno de mención. El premio que recibió por su poca energía fue ser presidente del Consejo Social, donde esperamos saber qué hace para justificar los más de 100.000 euros que recibe anualmente. Y presidiendo el acto, Carlos Andradas, que objetivamente está al servicio de los 195 privilegiados. Al igual que sus predecesores, Carlos Berzosa y José Carrillo, Andradas no se ha dado cuenta de la verdadera fuerza de los medios de comunicación. Cualquier día se encuentra en medio del gran escándalo que representan los privilegios de la Supercasta y de la Casta. Un escándalo mucho mayor que el de las tarjetas black de Bankia”.

Según los expertos consultados, el acto de inauguración ha recordado una escena de la película El Gatopardo: el Te Déum, en Donnafugata. Visconti presentaba a la familia de Don Fabrizio Corbera cubierta de polvo para mostrar su decadencia. “Yo he visto la ceremonia de la inauguración de Curso envuelta en niebla, en lugar de polvo. Andradas no se entera o no se quiere enterar de la realidad”, indica uno de ellos.

Los subordinados de Andradas han asimilado su método de ocultar información

Al analizar el discurso de toma de posesión de Carlos Andradas, uno de los profesores aseguraba que Andradas hablaba solo para ocultar. Ahora se reafirma en su diagnóstico. “La secretaria general, Matilde Carlón Pérez, afirma que la Defensoría del Universitario y la Inspección de Servicios  garantizan la calidad de la UCM. No contenta con esta afirmación tan poco modesta, añade: “… de cuya actividad (Defensoría e Inspección), dan cuenta en sus exhaustivas Memorias”. Ignoro qué dice la Memoria de la Defensoría. Lo que sí conozco, precisamente por un reportaje de investigación que Extraconfidencial.com publicó en su día, es lo siguiente: “La Inspección de Servicios apenas ofrece información sobre sus actividades. Ha bajado la extensión de su Memoria de 40 páginas antes de José Crespo Alía a 4 desde que está él en la Inspección de Servicios. Tampoco podemos disponer de información operativa sobre de la Asesoría Jurídica”. Matilde Carlón ya sabe enormizar la realidad, como Andradas. Escribe para ocultar. Considera que 4 páginas constituyen una Memoria exhaustiva”.

Dos personajes “de medalla”

Entre quienes recibieron la medalla de honor, otro profesor se fija en dos singulares personajes. “En primer lugar, Braulio Calleja, quien colaboró activamente con José Carrillo en su etapa de rector y, como premio, ha recibido un sueldo de privilegiado durante cuatro años. Extraconfidencial.com puso en evidencia su caso y, cuando Calleja vio que Carrillo quizá no pensaba contar con él, salió para fundar un digital. Así funcionan las cosas en la Complutense: los Rectores siempre encuentran espacio en el presupuesto para gastárselo en lo que quieren. Y los decanos, en las Juntas de Gobierno, asienten a todo lo que quiere el Rector de turno, siempre al servicio de los privilegiados”…“En cuanto a Araceli Manjón Cabeza-Olmeda, ex- Secretaria General, ha sido la persona que ha demostrado un dominio total de la plastilina jurídica. En mis clases, pongo como texto aquel documento, firmado por ella, en el que mostraba cómo, partiendo de unos hechos, quería demostrar que el día era la noche y ésta, el día”.

El discurso de Andradas y sus palabras preferidas para ocultar la realidad

Otro de los profesores que ha analizado su discurso no señala que: “El discurso no contiene algo digno de mención. Pronuncia cada línea en un tono cadencioso, aburrido, sin desvelar novedad alguna. Hay dos asuntos que dominan su discurso: “tasa de reposición” y victimismo. Quiere presentar a una UCM que se va a comer el mundo, pero al final, acaba reconociendo que hay 300 profesores acreditados como Catedráticos pero la sólo hay presupuesto para 17. Da pena, ¿verdad? Sin embargo, no quiere mencionar que, si él tuviese el valor de quitar los privilegios de los 4,5 millones de euros a los 195 de la Casta, ¿cuántos profesores podrían ser catedráticos?”…Por cierto, sigue utilizando la palabra “complicidad” inapropiadamente. Él sí que es cómplice de los privilegiados”.

Cómo entiende Andradas la lucha contra la desigualdad

En la última parte de su discurso, el rector Andradas habló de la lucha contra las desigualdades. Según uno de los expertos consultados, “llegué a pensar que se guardaba alguna novedad para el final: ¿Anunciará una lucha contra los privilegios de los 195?.. Y según fue explicando qué entendía por “desigualdad”, vi que era el Andradas de siempre. Se refería a que la UCM no va a permitir que alguien discrimine por razón de sexo, etc. ¡Sólo faltaría eso: que la Universidad lo permitiese! Entonces, lo que hace Andradas es adornarse con algo que la opinión pública española lleva defendiendo desde hace más tiempo del que él se piensa…¿Y de las desigualdades que los 195 privilegiados han ido creando, con la sumisión de los Rectores de turno, la utilización del Consejo Social y el asentimiento de los decanos en las Juntas de Gobierno? De eso, nada de nada. Y a quien diga algo, Andradas le envía el aparato disciplinario-represor. Es decir, a José Crespo Alía. Andradas puso a Crespo en 2009 y lo mantendrá, con sus privilegios, porque a este Rector, que pone cara de buen chico, le viene muy bien Y para demostrar que este aparato está a su servicio, sólo hay que ver cómo no considera igual a Juan Carlos Monedero que a los demás profesores”.

Este es uno de los muchos testimonios recibidos de expertos que han profundizado en los reportajes que ha publicado Extraconfidencial.com sobre la UCM y el escándalo sobre el silencio administrativo en el Caso Monedero.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

 @jlgaliacho