Menú Portada
El portavoz de la Etica Madridista anució que su grupo exigirá al futuro presidente que "levante las alfombras"

El Real Madrid legitima a Boluda, que anuncia elecciones para el 14 de junio, como muy tarde

Marzo 29, 2009

Ha estallado la paz. El Real Madrid, tras ocho horas de asamblea extraordinaria de sus compromisarios, legalizó a Vicente Boluda como presidente, anuló las trampas de la última asamblea de Ramón Calderón y aprobó la modificación de los estatutos en el punto del voto por correo, que pasa a ser similar al de las elecciones generales del Estado, o sea, a través del servicio de Correos. Boluda anunció elecciones a la presidencia para el 14 de junio, aunque si recibe autorización de la Delegación del Gobierno serían el 7 de junio. Punto y final pues al vergonzoso mandato de Ramón Calderón y sus secuelas.

pq_738_boluda_asamblea.jpg

Eduardo Fernández de Blas, portavoz del grupo Etica Madridista, la corriente mayoritaria en estos momentos en el madridismo, lo dijo muy claro en su intervención: ratificación de Vicente Boluda a cambio de convocatoria de elecciones. Y añadió: aprobación de las cuentas ahora, pero exigencia para el próximo presidente de que “levante las alfombras” y si encuentra irregularidades, que los responsables sean depurados por vía civil o penal. La primera parte ya está cumplida: elecciones el 14 de junio, como fecha tope. La segunda es el precio del voto de los cinco mil socios identificados con este grupo, con nombre y apellido, y de todos los demás miles que opinan de igual forma. Al futuro presidente, que se llamará Florentino Pérez Rodríguez, esta vez se le exigirá que audite al club y que la más mínima sospecha de corrupción acabe en los tribunales.
Esa es la única forma de poner fin a un pasado tenebroso que ha tenido –y tiene- hundido al club deportivo más prestigioso del mundo tras dos años y medio de gestión oscurantista, rematada con los escándalos de la asamblea del 7 de diciembre en la que se hicieron trampas para aprobar las cuentas, con los votos de no menos de cien personas presentes ilegalmente en las votaciones y manipulando hasta las propias votaciones. Todo ello, en suspenso por decisión judicial, ya es historia para el presente del club. Si de los tribunales salen responsabilidades, ya irán de forma paralela a la vida de la institución.
Ni un m al gesto, ni una palabra más alta que otra, ni un insulto… las amenazas de las huestes de Calderón no tuvieron ocasión de actuar. Los supuestos cuatrocientos compromisarios que siguen sus consignas, o no existen o se quedaron en casa viendo las siete horas de asamblea por televisión. Vicente Boluda condujo bien la asamblea, conscientes de su precariedad ante la decisión de los socios. No provocó, fue conciliador, admitió las críticas y dejó que las cosas transcurrieran como estaba previsto. Se aprobaron todos los puntos, incluidas las cuentas y el presupuesto, que seguro no aguantan un asalto a una auditoría independiente. Pero sobre todo, se ratificó su presencia en el cargo (943 a favor por 248 en contra) y luego se anularon los acuerdos del 7D (1.034 contra 79). Ni cien calderonianos en las urnas de verdad. La fiel y última demostración de las trampas de la amañada asamblea.

El cambio empezó el 16 de enero

Quedaba la nueva aprobación de lo anulado –cuentas, presupuesto, cuotas, junta electoral y comisión de disciplina- y así se hizo, con especial importancia a los nombramientos porque los nombres propuestos ahora ya no son amigos de Calderón y puede que la primera decisión de la nueva comisión disciplinaria sea la de empapelar al ex presidente y expulsarle de la entidad. Veremos.
Al acabar el acto Boluda decía que “el cambio comenzó el 16 de enero, no con esta asamblea”. Y puede que lleve razón, porque sin restarle ni un ápice de su propia responsabilidad, lo cierto es que al menos ha cumplido dejando al club en disposición de elegir a un nuevo presidente “el 14 de junio como muy tarde. Mi fecha preferida es el 7 de junio, pero como coincidirían con las Elecciones Europeas, tenemos que ver si nos autoriza la Delegación de Gobierno, algo que vamos a consultar de inmediato. Yo no tenía nada que ocultar y por eso he estado muy tranquilo. El Real Madrid necesitaba esta modificación y no me hubiera gustado irme y dejar el club como estaba. La paz social se rematará con las elecciones de junio”.
Unas elecciones que finalmente contarán con el sistema del voto por correo, asimilado al de las elecciones generales del Estado, con custodia de los votos por parte de Correos. No habrá notarios, sólo el servicio postal, pero como el club no se dé mucha prisa en agilizar el proceso, serán muy pocos los que puedan usar este sistema. Un mal menor para lo vivido en los últimos años. En dos meses y medio el Real Madrid tendrá nuevo presidente, el vigésimo en orden cronológico, aunque se trate del que ya fuera el decimoquinto. Como dio alguien, el futuro empieza hoy.