Menú Portada
Si ese día no han recibido el acta de la asamblea y el reglamento electoral, se abrirá el expediente contra Villar

El próximo martes se reúne la Junta de Garantías Electorales para tomar decisiones sobre la Federación de Fútbol

Marzo 19, 2008

El próximo martes, 25 de marzo, la Junta de Garantías Electorales (JGE) se reunirá para decidir sobre la situación de la Federación Española de Fútbol (RFEF). Si para ese día no han recibido el acta de la asamblea del 3 de marzo y el reglamento electoral adaptado a la orden ministerial, se abrirá el expediente sancionador contra Angel María Villar.

pq__villar_asamblea-reza.jpg

La novela por entregas en que se ha convertido la convocatoria de elecciones de la Federación Española de Fútbol sigue consumiendo capítulos sin que la madeja se desenrede. Como ya les anunciamos ayer, la RFEF tenía de plazo hasta ayer mismo para remitir el acta de la asamblea del pasado 3 de marzo y la copia del reglamento electoral adaptado a la orden ministerial del 6 de diciembre pasado. La RFEF volvió a incumplir el requerimiento y la Junta de Garantías Electorales ha convocado reunión para el próximo martes.

Abusando de la buena fe, se esperará hasta el mismo martes para ver si en estos días festivos o el lunes se produce el milagro y la RFEF acata la legalidad y entrega los documentos requeridos. El problema es que no hay voluntad, por muchas mentiras que escriban los medios afines a Villar, y lo que venden como un pacto entre la Administración y los enviados federativos no es más que una mentira tendenciosa. Porque en el peor de los casos, si fuera cierta, los que están dispuestos a entablar acciones penales contra el secretario de Estado Jaime Lissavetzky por prevaricación por omisión -por permitir que una federación española actúe al margen de la ley-, tendrían ya pruebas irrefutables para irse a los juzgados de guardia.

La indignación ayer de Lissavetzky era de órdago, tachando la información del deportivo madrileño de absoluta mentira, y diciendo a quien quiso escucharle que hará cumplir la ley hasta el último día de su mandato.

Un último acto de buena voluntad

Pese a todo, fuentes del CSD comunicaron ayer mismo a representantes de la oposición que si la junta de la RFEF entrega la documentación requerida acompañándola de la solicitud de aplazamiento que contempla OM, se estudiaría el aceptarla. De ahí a un acuerdo con fecha de convocatoria para octubre hay un abismo. Abismo en el que está la anulación de todos los acuerdos de la asamblea, el sometimiento a la OM y la entrega de la documentación.

Si realmente Villar estuviera dispuesto a todo ello, debería convocar a su comisión delegada para anular los acuerdos de la asamblea y aprobar el reglamento electoral. Se vulnerarían los pasos obligados de remitir el citado reglamento a los miembros del censo de la RFEF, lo que a buen seguro provocaría impugnaciones por parte de los afectados, pero el paso de sometimiento a la ley española ya estaría dado. ¿Ustedes creen que Villar está dispuesto a jugar este papelón ahora? De hacerlo, lo siguiente tendría que ser el dimitir irrevocablemente.

Es tiempo de vacaciones. Disfruten, descansen, y si van a conducir, no coman con Jack Daniel’s, como hace algún periodista a la hora de escribir sus noticias y así le salen. Y aquí, otra vez el lunes.