Menú Portada
Uno de los grandes objetivos de Ibarretxe es consolidar la red existente de guarderías y escuelas infantiles

El privilegio de nacer en el País Vasco: 380 millones de euros para Apoyo a las Familias

Enero 13, 2009

Financia hasta el 60% del coste de las plazas, independientemente de la titularidad de los tramos de 0-2 años
Para el tramo de 2-3 años la financiación será del 100% de las plazas de titularizad pública y en torno al 60% de las no públicas.
Serán gratuitas en el caso de hijos e hijas de partos múltiples

pq__Ibarretxe.jpg

La Comunidad Autónoma Vasca goza de algunos privilegios más que los fiscales. Tal y como informábamos en nuestra edición de ayer, el segundo Plan de Apoyo a las familias para el periodo 2006-2010 del Gobierno presidido por Juan José Ibarretxe discrimina a la mujer frente al hombre cuando decide acogerse a la excedencia parental. Mientras ellos reciben una subvención anual de 2.400 euros, ellas tan sólo cobran 1.800 euros por el mismo concepto. Si los ciudadanos/as vascos se acogen a las medidas de fomento de las reducciones de jornada el lehedendakari mantiene las diferencias entre sexos: subvención anual de 1.800 euros a la trabajadora y de 2.400 euros al trabajador cuando la reducción sea de la mitad y de 1.350 euros a la trabajadora y de 1.800 euros al trabajador cuando la reducción sea de un tercio.
Ibarretxe no da puntada sin hilo. Aprobaba el 26 de septiembre de 2006 un Segundo Plan de Apoyo a las Familias para el periodo 2006-2010, “cuyo objetivo es avanzar en el desarrollo del sistema integral de protección y apoyo a las familias iniciado con el Primer Plan y remover los obstáculos de orden económico y socio-laboral para que las familias tengan los hijos e hijas que libremente decidan”.
Coste de la operación 380,1 millones de euros. Ni más ni menos. El mencionado Plan, entre las cuatro medidas previstas, establecía una básica para la mencionada Comunidad: la consolidación y financiación de la red de escuelas infantiles como servicio de apoyo a las familias. Ventajas, todas para las familias vascas. Y sino lea una de las medidas de apoyo:
– “Financiación del Gobierno Vasco de hasta el 60% del coste de las plazas, independientemente de la titularizad de los tramos de 0-2 años. Para el tramo de 2-3 años la financiac8ión será del 100% de las plazas de titularizad pública y en torno al 60% de las no públicas. Serán gratuitas en el caso de hijos e hijas de partos múltiples”.
El objetivo es desarrollar una red de guarderías infantiles familiares supervisadas en zonas rurales y municipios pequeños, “garantizando las mismas coberturas que en los municipios grandes”. Todo un lujo en los tiempos que corren. A más: “el horario que las guarderías y escuelas infantiles con flexibilidad de horarios ofertarán será de hasta 12 horas seguidas (de esta manera se atiende a las necesidades de los trabajadores y trabajadoras. No todos los centros van a tener flexibilidad de horarios. La distribución de la oferta de los centros que tengan flexibilidad de horarios se hará en función de la estructura demográfica y de las necesidades existentes”.
Pues nada, más discriminaciones. Y ahora al lehendakari le quedará por explicar, al margen de la discriminación entre vascos y vascas, la que ha instituido entre las provincias de Álava y Bizkaia y la de Gipuzkoa. Como podrán suponer, en el tema fiscal, esta última es la más beneficiada. ¿Por qué? Mañana la respuesta.