Menú Portada

El privilegio de Guardiola

Diciembre 28, 2015

Hay poca gente que pueda elegir su destino. Uno de ellos es Guardiola. Pep decide que se va del Barcelona, decide que se va al Bayern y decide un día que abandona a los alemanes y se marcha a Inglaterra. Y decide que el elegido es el Manchester City. No hay mucha gente en cualquiera de las profesiones que se nos ocurra que vaya de un sitio a otro cuando quiere y casi al precio que quiere. Guardiola apura ahora su opción de irse del Bayern ganando la Champions

guardiola

Incluso un día decidió que se iba a tomar una año de descanso, de aprendizaje. Imagínense. No sol decidir que te vas, sino que te vas a ninguna parte. Guardiola había apurado ya su trabajo en el Barcelona y antes de que las cosas se torcieran decidió marcharse. Eso, que parece tan fácil de decidir, es lo más difícil de hacer en la vida, marcharte a tiempo, unos minutos antes de que te empujen a la puerta de salida.

Estrella de los banquillos

Guardiola triunfó en el Barcelona y está en su historia, pero es cierto que viendo lo que hace Luis Enrique con el equipo y la llegada de Neymar y Luis Suárez sus éxitos se minimizan. Pep llegó a Munich después de que Heynckes lo hubiera ganado todo, o sea que era imposible mejorar en el primer año a su antecesor, de hecho no lo hizo. A Guardiola lo contrataron para que marcara una época y no es posible porque la época la marcan en su casa, en Barcelona.

Camina ahora a reunirse con la gente con la que construyó un gran Barcelona, Begiristain y Ferrán Soriano. El City ya decidió hace tiempo que el futuro era el español. Lo fueron masticando a golpe de fracaso de Pellegrini en la Champions y ahora que la cosa va mejor, la decisión ya está tomada. Guardiola es la estrella de los banquillos, manteniendo el aura de aquel que es capaz de cambiar las dinámicas y hacer los equipos diferentes. Ese es el privilegio de Pep, no ser el elegido, sino elegir.

José Luis Corrochano

@jlcorrochano

Presentador de “El partido de las 12” en la Cadena COPE