Menú Portada
Fue a declarar al juzgado por la información que publicó extraconfidencial.com

El privilegio de Fernández Toxo: consiguió un ático frente a 700 peticiones de otros cooperativistas

Julio 28, 2011
pq_927_p_toxo.jpg

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo declaró el miércoles 27 de julio en el juzgado de instrucción número 2 de Plaza de Castilla en relación a la información publicada extraconfidencial.com sobre la propiedad de un ático en el madrileño barrio de Montecarmelo. A esta cita, fue acompañado de su letrado, una persona sin identificar y tres guardaespaldas, presumiblemente de Comisiones Obreras.

La vivienda de Fernández Toxo está en una urbanización, constituida por Viviendas de Protección Oficial construida por ACS y promovida por GPS Gestión, la sociedad de Comisiones Obreras especializada en las promociones de vivienda protegida. El vehículo suele ser la cooperativa VITRA pero en este caso se eligió curiosamente otra, Cooperativa Azorín el resultado fue aún más sorprendente.

Misión imposible para la mayoría, fortuna para unos pocos

Centenares de cooperativistas se apuntaron a las futuras promociones de los desarrollos del norte de Madrid (Sanchinarro, Montecarmelo y Las Tablas) pagando cuotas que rondaron según el momento entre las 20.000 a 30.000 pesetas, hasta el punto en el que la demanda de cualquier vivienda en esta zona superaba 200 veces la oferta. Y por supuesto, en las viviendas más demandadas como son los áticos superaba las 700 veces. Lo curioso es que cinco años antes de que se entregara esta promoción, los propios empleados de GPS Gestión comentaban la práctica imposibilidad de conseguir una vivienda, pero eso sí, estos visionarios empleados aceptaban toda cuota de inscripción.

Pero a pesar de eso, Ignacio Fernández Toxo y Jorge Parra López, hijo del consejero delegado de GPS Gestión, Pedro Parra, consiguieron sendos áticos en la calle Monasterio de Guadalupe, una lotería en la que su boleto salió agraciado mientras la de cientos de cooperativistas les costó el dinero, ya que las cuotas no reembolsables se quedaron en las arcas de GPS Gestión.

Lo curioso como ha denunciado el sindicato Manos Limpias, es que entre los requisitos que hay que cumplir para conseguir una vivienda de protección oficial según el decreto 11/2001 de 25 de marzo de la Comunidad de Madrid, se establecía un tope de ingresos de cinco veces el salario mínimo interprofesional (34.050 euros) y presuntamente, Ignacio Fernández Toxo, percibía una retribución de 114.000 euros sin contar las retribuciones de su cónyuge.

Al tener que aportar su declaración sobre la Renta de las Personas Físicas, o no se incluyeron estos supuestos ingresos o existía complicidad de la Cooperativa Parque Azorín con el secretario general de Comisiones Obreras. Una incógnita que más tarde o temprano seguro que será desvelada.