Menú Portada
Según publica Radio Irán, "se trata de un gran escándalo moral" del quinto hombre más rico del mundo

El príncipe saudí Al Waleed, gran amigo del rey emérito Juan Carlos I y socio de Iñaki Urdangarín, fue convocado al menos quince veces por las autoridades judiciales de países europeos por violación a mujeres

Junio 7, 2015

En España fue señalado como uno de los participantes en esa fiesta sexual en aguas de Ibiza donde una joven modelo fue presuntamente violada; el mediático caso, que nadie quiere investigar en nuestro país, está ahora denunciado ante la Policía Criminal de Augsburg (Alemania), cuya comisaria, Gabrielle Busenius, lleva toda la investigación
El caso tiene su origen en la madrugada del 12 de agosto de 2008 cuando la joven de nacionalidad española, que entonces contaba 20 años de edad, fue presuntamente violada a bordo del Yate Turama, propiedad de este jeque saudí, que estaba atracado en el Puerto de Ibiza
La modelo, que aceptó una invitación para participar en una fiesta en el lujoso barco, fue supuestamente narcotizada y posteriormente violada, como atestiguan los rastros de semen y drogas hallados en el examen forense al que fue sometida tras denunciar los hechos a la Policía
La fortuna del príncipe de Arabia Saudí, Alwaleed Bin Talal, se estima en unos 30.000 millones de dólares; entre sus extravagantes caprichos está el bañar en oro su avión A-380 o poseer más de 300 vehículos de alta gama, además de varios palacios, alguno de ellos ubicado en las Islas Canarias


Su Alteza Real el Príncipe Alwaleed Bin Talal Bin Abdul-Aziz de Arabia Saudita, conocido frecuentemente como el Príncipe Alwaleed Bin Talal, considerado el quinto hombre más rico del mundo, “tiene una vida personal llena de escándalos morales”, según informa la Radio oficial de Irán. Según este medio público iraní, “Al-Waleed fue convocado al menos quince veces por las autoridades judiciales de países europeos por violación a mujeres”.

En España fue señalado como uno de los participantes en esa fiesta sexual en aguas de Ibiza donde una joven modelo fue presuntamente violada; el mediático caso, que nadie quiere investigar en nuestro país, está ahora denunciado ante la Policía Criminal de Augsburg (Alemania), cuya comisaria, Gabrielle Busenius, encabeza toda la investigación. La Justicia alemana podría reabrir en breve la instrucción judicial por la presunta violación de la modelo de nacionalidad española P. A. S. H., que acusa de una supuesta agresión sexual al príncipe Alwaleed bin Talal, muy relacionado con la familia real española, e impulsor de la concesión del Tren de Alta Velocidad a La Meca a empresas españolas.

El caso, tiene su origen en la madrugada del 12 de agosto de 2008, cuando la joven que entonces contaba 20 años de edad, fue presuntamente violada a bordo del yate Turama, propiedad del príncipe Alwaleed bin Talal, que estaba atracado en el Puerto de Ibiza. La modelo, que aceptó una invitación para participar en una fiesta en el lujoso barco, fue supuestamente narcotizada y posteriormente violada, como atestiguan los rastros de semen y drogas hallados en el examen forense al que fue sometida tras denunciar los hechos a la Policía.

Uno de los hombres más poderosos del mundo según “Forbes”

El Príncipe Alwaleed Bin Talal ostenta ser el árabe más rico y uno de los hombres más poderosos del mundo según la revista Forbes, con un patrimonio de unos 30.000 millones de dólares. El jeque saudí tiene uno de sus grandes Palacios en las Islas Canarias. Entre sus caprichos más extravagantes está el ser propietario de un avión que tiene el 70% decorado en oro. Se trata de un jet privado, un Airbus A-380, que dispone de 551 metros cuadrados divididos en dos cubiertas. La nave tiene cine, jacuzzi, gimnasio, sala de oración y garaje para dos Rolls Royce. El aparato ha costado cerca de 500 millones de dólares. Este príncipe Saudí es conocido a nivel mundial por disponer de lo más caro y llamativo que existe. En su garaje cuenta con más de 300 vehículos y el más llamativo de todos es un Mercedes SL 600 cubierto completamente de diamantes y valorado en 4,8 millones de dólares.

Al-Waleed es el segundo hijo del Príncipe Talal, hijo del rey Abdul Aziz Al Saud fundador de Arabia Saudita, e hijo de la princesa Mona El-Solh, hija a su vez de Riad El-Solh, que fuera primer ministro de El Líbano. El jeque saudí Al-Waleed nació el 7 de marzo de 1955. Su linaje le abrió numerosas puertas empresariales, que a lo largo del tiempo le permitieron amasar su fortuna actual. Su millonario patrimonio se fomentó gracias al petróleo de su tierra natal. En el año 1996 creó su fondo de inversión Kingdom Holding Company (KHC), o que le valió ser conocido como el “Warren Buffet árabe”, ya que invirtió 1.090 millones de dólares en rescatar el Banco Citicorp, lo que es ahora CitiGroup. En la actualidad, esta entidad se ha convertido en el principal bastión de su fortuna.

También tiene inversiones a través de KHC en General Motors, Apple y Twitter, entre otras. Y dispone de inmuebles como el Hotel Savoy de Londres y el Plaza de Nueva York.Está casado desde 2009 con la Princesa Ameerah de Arabia Saudí (comparada por su belleza con Rania de Jordania).

Socio de Iñaki Urdangarín en Mixta Africa

Fue precisamente Extraconfidencial.com quien ofreció en primicia informativa la relación de Iñaki Urdangarín con la empresa inmobiliaria de capital saudí Mixta África, que en su día estuvo presidida en España por el ex ministro del PP, el catalán Josep Piqué, y que lidera el citado príncipe Al Waleed.

Fue en junio de 2007 cuando Iñaki Urdangarín se introdujo de lleno en el mundo del ladrillo. Entró en el accionariado de esta empresa inmobiliaria Mixta África S.A. con una inversión de 1.885.906 euros, gracias a una ampliación de capital. La sociedad Mixta África es algo más que una empresa dedicada a la vivienda de bajo el coste para África. Tiene ocho filiales inmobiliarias: Mixta Maroc SARL, Mixta Senegal SA, Mixta Africa Structural System, Mixta Algerie, Mixta Tunisia Inmobiliarie, Real Estate Surveys, Mixta Mauritanie y Mixta Egypt For Urban Development además de dos hoteles en Senegal, Hotel Goree Senegal y Hotel Corniche Senegal.

Con la ayuda de sus conexiones con las familias reales árabes, Iñaki Urdangarín intentó, antes de que saltará todo el escándalo del Caso Noos, introducirse en la construcción de grandes hoteles resorts en los Emiratos Árabes y en distintos países costeros de África. Para ello mantuvo múltiples reuniones en Barcelona con conocidos hoteleros mallorquines, copiando la idea que su amigo Alejandro Agag, el yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar, que también pretendía realizar en Libia: con Hoteles de superlujo, campos de golf y grandes centros comerciales.

El todavía duque de Palma se reunió periódicamente con estos hoteleros que acudían a la Ciudad Condal. Pretendía utilizar la buena relación familiar de su esposa, la infanta Cristina de Borbón, con las casas reales árabes y alauitas. Urdangarín conocía de primera mano la buena relación y sintonía entre la monarquía española y las del Golfo Pérsico, unión que siempre ha sido muy estrecha. Y, paralelamente, quería utilizar la profesionalidad de los hoteleros mallorquines, a los que ya conocía ampliamente de su periplo en las Baleares, y donde muchos de ellos contribuyeron económicamente a su enriquecimiento personal, como puede comprobarse en los ingresos de las empresas de Iñaki Urdangarín que figuran en uno de los informes de la Agencia Tributaria. Sin embargo, los proyectos hoteleros-inmobiliarios que ya estaban avanzados se vinieron abajo tras la aparición en la escena pública de la instrucción del caso Palma Arena.

En España nadie quiere investigar toda la verdad sobre lo que pasó en Ibiza

La madre de la modelo presuntamente violada en Ibiza por este jeque saudí afirma que en España nadie quiere investigar toda la verdad sobre lo que pasó en esa fiesta en aguas baleares, según publicó Extraconfidencial.com. La propia familia de la modelo afirma ser conocedora de que el día de la supuesta violación de su hija y de la celebración de la presunta orgía con drogas, se encontraba en el yate Turama del jeque saudí una supuesta personalidad española con dos escoltas miembros de la policía nacional. “Uno de esos escoltas que estaba en el Yate Turama, la noche de la celebración de la orgia con drogas, y la terrible violación de mi hija, me explicó un empresario de Ibiza que esta ó estaba en la cárcel por haber robado a Abel Matutes, que en su día fue su jefe, se llama R.R. y estaba en la prisión de Alicante… en España todo sobre el caso ha ido y va, por las cloacas, sumergido”, afirma la madre de la modelo en conversación telefónica desde Alemania con Extraconfidencial.com.

El Juzgado de Instrucción nº 3 de Ibiza, cuya titular por entonces era Carmen Martín, tras rechazar todas las pruebas solicitadas por la defensa de la familia de la joven modelo y sin ordenar la práctica de ninguna diligencia a la Policía, archivó el caso en junio de 2010. La modelo recurrió esa decisión y poco después la Audiencia de Palma le dio la razón, exigiendo a la juez que impulsara la investigación y que tomara declaración al príncipe Al Waleed en calidad de imputado, pero la juez, ignoró la orden de la Audiencia y ni siquiera envió una comisión rogatoria judicial a las autoridades saudíes. Con todo ello siguió el archivo de la causa y ahora  tras una dura y larga lucha de la familia parece que se ha conseguido la reapertura del caso en Alemania, de donde es natural el padre de la modelo.

El caso está ahora denunciado ante la Policía Criminal de Augsburg (Alemania), Kriminalpolizei Augsburg, cuya Comisaria, Gabrielle Busenius, lleva toda la investigación. Es el abogado Michael Langhans, con bufete en Donauwörth, quien ha cogido el rumbo judicial del caso y ha pedido ya a la Fiscalía de Augsburgo que solicite explicaciones a España para que nuestro país envíe con celeridad máxima toda la información e investigación supuestamente hecha hasta hoy: desde la denuncia hasta el último tramite realizado. La familia de la modelo sólo tiene un fin con estas batallas judiciales emprendidas: que su caso no perdure en el olvido y sea revisado.

 
 Juan Luis Galiacho
 @jlgaliacho