Menú Portada

El primo de José Bono retiró más de 30,5 millones de su SICAV en los dos últimos años

Septiembre 26, 2010

Inversiones Campos del Montiel tiene aún un patrimonio de 27,5 millones

pq_922_Enrique_Rodriguez_Bono.jpg

El Gobierno acaba de anunciar esta semana un par de decisiones que castigan, aunque de forma limitada, las grandes fortunas, un gesto que para muchos intenta apaciguar a los votantes más de izquierda en vísperas de una huelga general, más cuando los resultados de recaudación son bastante escasos. Además de subir el IRPF a las rentas más altas, también se ha decidido poner trabas a que las grandes fortunas saquen dinero de sus sociedades de inversión, las famosas SICAV.

Estas sociedades que tributan exclusivamente un 1% en el Impuesto de Sociedades anualmente, tendrían que tributar al 21% como retención en caso de retirada, pero en la práctica, cuando acumulan reservas procedentes de beneficios que han tributado al tipo del 1%, generan retorno a los accionistas mediante la devolución de capital o de prima de emisión. Estos retornos no tributan en el momento que se producen, ya que tales devoluciones simplemente constituyen un ajuste en el valor de adquisición, por tanto, la salida de fondos se puede producir mediante una oleada de reducciones de capital antes de que la nueva norma entre en vigor.

Justamente esta es la fórmula que ha utilizado Enrique Rodríguez Bono, primo del Presidente del Congreso, que en los dos últimos ejercicios con cuentas registradas, 2007 y 2008, registra en sus cuentas de la SICAV que preside Inversiones Campos del Montiel SICAV, más de 30,5 millones en diferencias entre variación de valor razonable en instrumentos financieros y deterioro y resultado por enajenaciones de instrumentos financieros.

De presunto beneficiado a víctima

Famoso en Castilla-La Mancha por sus supuestos privilegios, Enrique Rodríguez Bono volvió a la actualidad cuando la tormenta sobre el patrimonio de su primo era más virulenta, curiosamente utilizando uno de los medios más beligerantes.

Así según el primo del presidente del Congreso, no se ha beneficiado sino que se siente perjudicado por esta relación de parentesco con alguien que le desasosiega hasta rozar el temor por el poder que ejerce. Así por ejemplo se escuda en que las cuantiosas ayudas de Política Agraria Común recibidas por la familia mientras Bono ocupaba el puesto de presidente de la Junta de Castilla-La Mancha,  se asignaron con criterios de la UE, pero aplicados a través de cada comunidad autónoma.

Igualmente, Enrique Rodríguez Bono, negó los presuntos beneficios a la empresa de su madre, Teresa Bono.

Entramado empresarial

Lo cierto es que esta SICAV es sólo la punta del impresionante entramado de Enrique Rodríguez Bono, una sociedad constituida en 1999 y cuyo accionista principal es su empresa Industrial Camporrosso SL con más de un 97%, y que también participa otra de sus sociedades Comercial Camporrosso SL además de múltiples pequeños accionistas hasta formar el cupo de partícipes que exige este tipo de sociedades.

Y es que además de presidir la SICAV, es Consejero Delegado de otra, Administrador único de siete y Administrador de otras dos, todo un historial empresarial con muchos puntos de interés.