Menú Portada
Después de reducir la participación de su SICAV gestionada por Bancaja

El primo de Bono inyectó 23 millones de euros en su promotora beneficiada por la Comunidad Valenciana de Camps

Septiembre 29, 2010

La operación se cerró el 1 de julio de 2010

La caja valenciana le concedió el préstamo hipotecario de la principal promoción de Camporrosso Promotora en Alcalá de Henares

La Comunidad Valenciana le expropió terreno no urbanizable en 2008 para la construcción de un gaseoducto


La crisis inmobiliaria no pasa la misma factura para todos, o al menos a algunos lo hace de forma muy distinta. Enrique Rodríguez Bono, primo del presidente del Congreso acaba de finalizar hace apenas dos meses una ampliación de capital de 23 millones de euros para una de sus empresas, Camporrosso Promotora SL hasta elevar su capital hasta los 75 millones de euros.

Entre medias un intermediario omnipresente en el entramado empresarial de Rodríguez Bono, Bancaja, la caja valenciana es la gestora de su SICAV, Inversiones Campos del Montiel, desde que se constituyó con 65 millones de euros, una SICAV de la que como informó extraconfidencial.com retiró 30 millones el pasado ejercicio, cantidad que presumiblemente en parte fuera destinada a esta ampliación de capital.

Pero no sólo eso, la principal promoción de su inmobiliaria, Residencial El Olivar de Camporrosso en Alcalá de Henares está financiada por la propia Bancaja que continúa colocando sus hipotecas a los vecinos que adquieren viviendas.

La conexión valenciana

Pero la conexión valenciana no sólo se limita a Bancaja, en esta comunidad tiene otros intereses empresariales como Terra Nova Urbanizadora SL, domiciliada en Alicante, aunque allí en 2008 recibió una inyección monetaria por parte de la Comunidad Valenciana de forma de expropiación de unos terrenos considerados no urbanizables, concretamente de monte bajo, y por tanto de escaso interés para la urbanización. Concretamente el terreno fue destinado al proyecto de instalaciones del gasoducto en APB denominado «Alicante-Benidorm-Altea» y sus instalaciones auxiliares, que afectó los términos municipales de Alicante, San Vicente del Raspeig, Mutxamel, Sant Joan d’ Alacant, El Campello, Villajoyosa, Finestrat, Benidorm, La Nucia, L’Alfàs del Pi, y Altea, en la provincia de Alicante.

El enriquecimiento de Enrique Rodríguez Bono precisamente siempre ha estado presuntamente relacionado con operaciones inmobiliarias en terrenos considerados como no urbanizables realizadas en Castilla-La Mancha en los años 90, mientras gobernaba su primo, al cual ahora considera más un perjuicio que un beneficio. Quizá haya puesto los ojos en otros mercados o regiones.