Menú Portada
Es, aparentemente, la jefatura del Estado más barata entre los países de nuestro entorno

El presupuesto de la Casa Real supone un coste para cada español de 0,16 euros

Julio 18, 2014

Esta cifra es más baja de los últimos años, igualando la ratio del año 2001


Felipe VI encara su primer mes como rey de España tras una nueva visita a un país vecino, Marruecos. Tras ya haber pasado por el Vaticano y Portugal, el próximo 22 de julio cerrará esta mini gira de presentación en Francia para encarar el periodo vacacional en el que se especula que se decantarían por Almería en lugar de Palma de Mallorca, en un claro gesto de cambio pero también de austeridad. 

Este último punto es uno de los más importantes, en la búsqueda de reforzar una monarquía “tocada” por los escándalos. De hecho, a la par que el resto de las administraciones del Estado, la asignación a la Casa Real ha ido disminuyendo en los últimos años, de una cuantía máxima de 8,89 millones de euros en 2009 y 2010 a los 7,77 millones del 2014. Este descenso también se refleja en lo que cuesta por cada español.

Y es que a pesar de la caída de la población registrada desde el año 2012, como pueden ver en el cuadro adjunto, la cifra actual es de 0,167 euros por habitante, el mínimo de los últimos años que iguala a la ratio del año 2001.

 
 

Más barata que la de nuestros vecinos

Para poder saber si esta cifra es alta o baja hay que compararlo con lo que gastan en nuestros países vecinos. Si lo hacemos con naciones cuyo jefe del Estado sea una monarquía es muy inferior a, por ejemplo, la británica que cuesta 43 millones de euros, o a la holandesa con 40 millones. Pero también es menor a las presidencias de repúblicas como la portuguesa (16 millones), alemana (20 millones), francesa (113 millones) o italiana (228 millones).

El problema radica en que las comparaciones no son homogéneas ya que en cada partida presupuestaria se incluyen gastos distintos. Por ejemplo, en los 228 millones de Italia se incluye el mantenimiento del patrimonio, sueldos de todos los funcionarios que trabajan para la presidencia o seguridad. Gastos que, en mayor o menor medida, también reflejan buena parte de las presidencias de nuestros países vecinos. Algo que no se produce con la monarquía española. 

No todos los gastos están incluidos

Los 7,75 millones de euros de presupuesto de la Casa Real no incluyen cuantiosas partidas asumidas por los ministerios de Presidencia, Defensa, Asuntos Exteriores y Cooperación, Hacienda o Interior entre otros. Poniendo como ejemplo el acto de la coronación, los gastos originados en el Congreso de los Diputados fueron asumidos por la Cámara Baja; la seguridad, por Defensa e Interior; la ornamentación, por el Ayuntamiento de Madrid; y hasta el ágape servido en el besamanos y encargado por la empresa Mallorca también conllevó gastos por parte de Patrimonio Nacional: desde los trajes que se suministraron al personal de la empresa de catering hasta los empleado del Palacio Real.

Si observamos gastos generales, más comunes, el mantenimiento del Palacio de la Zarzuela corre a cargo del ministerio de Presidencia (de donde depende Patrimonio Nacional), incluyendo el salario de los trabajadores. La Guardia Real, la costea Defensa. La flota de coches oficiales -con sus conductores-, el ministerio de Hacienda, el de Asuntos Exteriores paga los viajes oficiales.

La realidad es que, más allá de reducir el presupuesto de la Casa Real, más importante sería que se añadieran de forma clara y trasparente todos los gastos, sea quien sea el pagador, ya que todo el dinero sale de una única fuente: los contribuyentes.