Menú Portada

El presidente de RTVE José Antonio Sánchez cierra un año de contratos millonarios adjudicando a ASISA el seguro médico privado de sus empleados por 4,6 millones de euros al año paralelo al que mantienen con la Seguridad Social

Diciembre 28, 2016
jose antonio sanchez

Tras cerrar el año 2015 con unas pérdidas de 33,5 millones de euros, José Antonio Sánchez, presidente de RTVE, auguró que finalizaría este ejercicio con beneficios por primera vez desde el año 2010 gracias a dos argucias. La primera, el Ministerio de Hacienda que rige Cristóbal Montoro permite una compensación del IVA por 80 millones de euros; la segunda,  el Estado elevará en 50 millones más -hasta los 343 millones de euros-, su aportación. Pero dado el nivel de despilfarro, incluso con estos “regalos” presupuestarios, parece hoy en día complicado conseguir esta meta. La lista es extensa: en este 2016 que se acaba ha destinado dos millones de euros (982.074,72 euros al año durante dos ejercicios), al desarrollo de su página web; otros 10 millones de euros a la Unión Temporal de Empresas (UTE), conformada por Autos José María S.L., Autos Chamartín S.A., Blanauto S.L., Gran Vía Rent A Car S.L. y Autos Galeón para realizar labores de transporte; 10,7 millones de euros para dos nuevos Centros de Producción en Prado del Rey. Todo ello sin olvidar lo que costó la retransmisión de los Juegos Olímpicos de Río 2016: 4,5 millones en gastos de personal a los que sumar 50 millones por la compra de los derechos de retransmisión. Aunque el último escándalo está en el fichaje de Álvaro Zancajo como director del Canal 24 horas de RTVE. Una contratación, que cómo han denunciado los sindicatos, tiene un coste de 100.000 euros de sueldo anual.

Comisiones Obreras ha señalado que el periodista Álvaro Zancajo se embolsará esta cantidad al año por dirigir el Canal 24 horas de TVE en un puesto creado ex profeso para él, antigua mano derecha de Gloria Lomana en Antena 3 Noticias: “Las sospechas de para qué vienes, al menos las sospechas de CCOO y de cientos de profesionales de RTVE. Vienes como alta dirección porque eres un profesional cómodo de manipular, manipularte para manipular, lo mismo que hiciste en Antena 3 con la emisión de aquel vergonzoso vídeo, propaganda del Gobierno contra Cataluña y Venezuela que no tuviste rubor en emitir, un buen ejemplo de las vergüenzas del periodismo en España“.

Y añade el sindicato: “No eres bienvenido, Álvaro Zancajo, y no lo eres porque, como tú sabes, en TVE hay cientos de profesionales (y escribimos cientos) que conocen la casa mejor que tú, que saben de nuestras necesidades más que tú, que entienden qué se quiere decir cuando se habla de servicio público y de información en libertad. Tú, Álvaro, has demostrado que aceptas un periodismo manipulado y eso aquí, a los trabajadores no nos gusta; aunque vaya incluido en las cláusulas del contrato de alta dirección que sabemos has firmado; más de 100.000 € que salen de los recortes de nuestras nóminas”.

Todo ello cuando buena parte de sus ingresos comerciales, más allá de la cuantiosa aportación del Estado, son cada día más cuestionados. Hace menos de tres semanas, el pasado 7 de diciembre, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), multaba con 203.508 euros a TVE por superar el límite de tiempo de emisión dedicado a autopromociones durante el mes de marzo tanto en La 1 como en La 2. Otras tres semanas antes, el 17 de noviembre, la CNMC multaba con otros 103.725 euros por la emisión, dentro del programa La Mañana del 29 de marzo de 2016, de publicidad encubierta de la franquicia de gimnasios Curves. El 11 de octubre lo hacía por 154.477 euros por el mismo motivo por emitir anuncios de la Clínica Baviera también en ese mismo programa. Aunque como ha informado Extraconfidencial.com, las peores prácticas las realiza en retransmisiones deportivas. Por ejemplo, en las emisiones de final de etapa de La Vuelta Ciclista a España partían la pantalla, como si de una Cadena privada se tratase, para anunciar las siguientes marcas: Vodafone-One, Skoda (vehículo oficial de la Vuelta), Aceitunas Fragata, Fertiberia Jardín, Cofidis, Tissot o Danacol entre otras. O tras las retransmisiones de los partidos de la selección española, que en el intermedio o el cierre del partido se pueden ver anuncios de Peugeot, Vodafone-One, MacDonalds y Lidl.

Más de 9 millones de euros para el seguro médico de los empleados

Con todos estos mimbres, José Antonio Sánchez no ha dudado en seguir con su espiral de gasto para finalizar el ejercicio. El último gran contrato, el seguro médico privado que cubre a todo el personal de RTVE durante los años 2017 y 2018. Para ello, la Corporación Pública reservó 5.996.232,44 euros anuales, aunque finalmente se ha adjudicado por una cantidad algo menor: 4.631.040 euros al año que pagara a ASISA (Asistencia Sanitaria Interprovincial de Seguros, S.A.U.), para ofrecer una cobertura sanitaria completa a los trabajadores de Radio Televisión Española y del Ente Público RTVE), en paralelo a la cobertura que ya tienen por la Seguridad Social.

Un privilegio millonario en forma de cobertura sanitaria privada para una Televisión pública que ya nos cuesta casi 350 millones de euros al año y que, por supuesto, no denuncian ni los sindicatos ni los defensores de lo público.