Menú Portada
Siguen los problemas judiciales en el fútbol español mientras Del Nido entra por fin a prisión

El presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, no paga a los trabajadores de sus empresas

Marzo 5, 2014
pq_939_martin_presa_rayo.jpg

Los trabajadores de varias empresas del sector de la Impresión y las Artes Gráficas (Serigrafía Margi, Margicart, Martiplas, Adhegraf y Digital SM), cuyo propietario es el empresario madrileño Raúl Martín Presa, presidente del equipo de fútbol del Rayo Vallecano SAD, han denunciado el impago de sus nóminas por parte de este empresario metido a presidente del equipo de la barriada madrileña de Vallecas por orden y gracia de la familia Ruiz-Mateos, que le vendió el club por tan sólo 600 euros. Todo un negocio. En el contrato de venta del Rayo, que obra en poder de Extraconfidencial.com, se puede comprobar que estaba todo predestinado a que se vendiese en condiciones muy buenas para Presa, ya que sólo en caso de que se desbloquearan los embargos o el Rayo subiera a Primera División -como así fue-, la venta era firme, sino se retrocedía.

En la nueva denuncia a la que ha tenido acceso este periódico, los trabajadores indican que están ya “hartos” de las promesas incumplidas. “A día de hoy varios trabajadores de sus empresas están sin cobrar el mes de junio, a otros les ha pagado y, casualmente, algunos tienen pendientes litigios con él por reclamar lo que les pertenece. Por ejemplo, lleva casi diez años sin darles ropa para trabajar. Todo está hecho una pena. Es lamentable la situación que están soportando y eran unas empresas que cuando las llevaba el padre de este señor iban fenomenal y se las está cargando. Se debía de dar difusión ya que este señor presume de solidario con sus trabajadores, pero no lo es”, indican en su denuncia.

De momento es este mes ha pagado a algunos, pero lo hará en tres veces a partir de septiembre. El año pasado fue así, la de Navidad la termino de pagar en marzo. Contra los que va, son un grupo de trabajadores que le denunciaron por rescisión de contrato, y la sentencia ha salido a favor de ellos aunque ha recurrido. Este señor tiene mucha mano arriba gracias al fútbol y va a por ellos. Son trabajadores que llevan toda la vida en la empresa y no conocen otro trabajo”, afirman.

Una denuncia de Comisiones Obreras

Esta situación no es nada nueva, ya que, según la denuncia del sindicato Comisiones Obreras, se viene repitiendo periódicamente. “Todo ello a pesar de que la carga de trabajo en estas empresas no ha disminuido si no, bien al contrario, los trabajadores están trabajando incluso los sábados para poder hacer frente a la demanda, siendo, además, grandes firmas comerciales sus principales clientes”. Las empresas de Martín Presa están casi todas ellas ubicadas en la localidad madrileña de Arganda.

Su entrada en el Rayo Vallecano

Raúl Santiago Martín Presa figura en el Boletín Oficial del Registro Mercantil de España (BORME), como administrador único de seis empresas relacionadas con el sector de la Impresión y las Artes Gráficas: Cromosur, Serigrama, Margicart, Martiplas, Digital SM y Adhegraf. También ha sido administrador único de Magnaprint S.L (para la edición de periódicos y revistas), y consejero de la sociedad -ya extinguida-, Publi Medianeras S.L. Como ya publicó en su día Extraconfidencial.com, el dueño del equipo de fútbol del Rayo Vallecano no presentó oficialmente los balances contables y las cuentas de resultados de sus empresas en el Registro Mercantil.

Tras un largo proceso de selección de candidatos, la familia Ruiz-Mateos decidió dejar el Rayo Vallecano en manos de este empresario, socio de la entidad franjiroja desde hacía una década, pero un gran desconocido en el mundo empresarial madrileño y sin un solvente patrimonio detrás, salvo el de ser miembro de una familia vinculada de por siempre al sector de las Artes Gráficas. Según estos parámetros, la operación de la compra del Rayo Vallecano no fue nada clara. La familia Ruiz Mateos certificó en su día que traspasó a Raúl Martín Presa su paquete accionarial en el club Vallecano, cerca de un 98%, que poseía a través de la empresa Senero ubicada en el paraíso fiscal de Belice. A cambio, el empresario madrileño asumía las deudas del Club, con un pasivo cercano a los 40 millones de euros. Pero las cuentas con este bagaje empresarial y patrimonial no cuadran muy bien.

La relación de Javier Tebas con el Rayo Vallecano

Curiosamente el que fue asesor jurídico de la familia Ruiz Mateos en el Rayo Vallecano fue el letrado Javier Tebas Medrano, actual presidente de la Liga de Futbol Profesional de España. “Ahora que nos ve, tiene el valor de decir que no nos conoce, cuando todos los papeles se los dábamos a él para que diera el visto bueno”, afirma una persona del entorno más próximo al empresario Ruiz Mateos.

Las denuncias sobre la gestión externa de Javier Tebas en el Rayo Vallecano han llegado a la redacción de Extraconfidencial.com. Algunas de ellas se refieren al entramado societario ideado -junto a su mujer-, para sacar beneficios con la gestión de los concursos de acreedores de los equipos de fútbol, en concreto en lo relativo al concurso del Rayo Vallecano, donde comenzó a asesorar al equipo de la barriada madrileña como abogado externo.

Las denuncias recibidas indican que “Tebas, con el peso que ha tenido siempre en la Liga y sabiendo que el convenio que tenía la LFP con la AFE, que garantizaba los salarios a los jugadores, tenía un pacto por fuera del concurso para garantizarles el pago de los salarios a los jugadores a cambio de cederles la deuda a la LFP, cosa que garantizaba a Tebas tener el control de la situación y no dejar que se escapase de sus tentáculos ningún equipo, porque si lo hacían no daba el voto de la LFP al convenio y por tanto irían a liquidación”. El presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, es un gran aliado del letrado Javier Tebas en la venta centralizada de los derechos audiovisuales del fútbol profesional español.

Y mientras esto ocurre, Martín Presa, con sus trabajadores en los Juzgados por impagos mencionados, le ha subido el sueldo al entrenador de su equipo de fútbol, Paco Jémez, a quien ha pasado de abonarle un millón de euros por temporada a tres millones: el triple. Y también ha ratificado la continuidad del director deportivo, Felipe Miñambres, que ha renovado por dos temporadas. Ante estos hechos, la pregunta es clara: ¿Quién controla el dinero y el despilfarro del balompié español?

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@exttaconfidencial.com

 @jlgaliacho