Menú Portada

El presidente del Madrid tiene que ser rico y veterano

Noviembre 26, 2015

Coincidiendo con la derrota ante el Barcelona y los gritos de dimisión a Florentino, se celebró en Madrid un juicio para determinar si el Real Madrid se había excedido en las limitaciones para optar a la presidencia. En esencia, reclamaban un grupo de socios que le parecía excesivo situar en veinte años la antigüedad del carnet para presentarte a las elecciones y también que el dichoso aval bancario personal ascienda hasta los ochenta o noventa millones de euros. Para los denunciantes, las dos condiciones tratan de blindar la estancia de Florentino en la presidencia.

florentino boluda

Las medidas estatutarias fueron aprobadas por los socios en una asamblea del año 2012, un año antes de las elecciones a las que no concurrió nadie, solo Florentino, por dos motivos, los que querían no podían y los que podían no querían. Hubo gente que entendió esas medidas como una norma anti Boluda, expresidente del Real Madrid que tenía intención de presentarse, pero que no cumplía el requisito de la antigüedad. Dinero tenía, pero no los años suficientes de socio y volverá a quedarse a unos meses de cumplir los veinte años si las elecciones son en verano de 2017.

“Secuestrar el club”

Entiende Boluda que con esos requisitos hay un ánimo de secuestrar el club, mientras Florentino se ha hartado de decir que esas medidas lo que consiguen es impedir que un jeque árabe o un multimillonario ruso se hagan con el club. La protección es lícita porque es cierto que hay otros clubes que han terminado en esas manos con desigual suerte, pero también es cierto que esas limitaciones, las del dinero y las de la antigüedad, alejan a muchos socios de la posibilidad de acceder al trono blanco.

Dice la fiscalía, se lo dijo a la jueza, que no ve ningún motivo para aceptar las peticiones de los socios y en unos días sabremos si a la que imparte justicia le parece lo correcto. Florentino ha mostrado en estos años que la gestión económica es su fuerte y que ha mimado su casa, el Bernabéu, como nadie, pero también es cierto que los socios no van a celebrar los balances económicos a Cibeles y que necesita de triunfos. Para no gustar a la gente como presidente basta con que tengas hecho el club unos zorros o no seas capaz de ganar títulos con cierta regularidad. La pregunta es si un día la gente se cansa de Florentino si habrá un socio con dinero y con antigüedad suficiente para liderar el proyecto.

José Luis Corrochano