Menú Portada
El máximo responsable de la cadena de televisión prevé nuevas inversiones en medios de comunicación

El presidente de la Generalidad, José Montilla, asesora a José Manuel Lara comprar el Grupo Zeta

Octubre 4, 2007

En principio, su objetivo preferido era el Grupo Vocento
El Consejo de Administración de Antena 3TV emplaza a Carlotti a final de año para arreglar el fiasco de Antena 3
Mauricio Carlotti delega en su fichaje Mikel Lejarza la total responsabilidad en los resultados de la cadena


Era, o es, un secreto a voces. En definitiva, todo en Cataluña. Antonio Asensio hijo, presidente del Grupo Zeta, ve y sufre como el gran grupo de comunicación que heredó de su padre padece la pérdida de buenos profesionales y, además, no encuentra la fórmula para enderezar el rumbo económico de un holding que arrastra pérdidas millonarias. Así que ni corto ni perezoso, eso si con mucha discreción, ha puesto a la venta las distintas publicaciones de su propiedad. Y en ese camino, ya lleva más de un año, se ha topado con el presidente de la Generalidad de Cataluña, José Montilla, y José Manuel Lara Bosch, presidente de Antena 3TV y de la editorial Planeta.
El empresario, según ha podido saber este periódico de absoluta solvencia, tenía gran interés en obtener una participación mayoritaria en el Grupo Vocento de cara a la creación de un grupo multimedia al estilo de Prisa y Unidad Editorial. Y en su camino se cruzó José Montilla quien le asesoró, recomendó o aconsejó –según se mire- su entrada en el Grupo de Antonio Asensio junior. Y es que José Manuel Lara ya no confía ni se fía de los directivos que encabezan, hasta la fecha, su gran proyecto: Antena 3TV. Una empresa que pensó le encumbraría como uno de los hombres más poderosos de España. José Manuel Lara Bosch sabe que tiene que “obedecer” la consigna de José Montilla.  
Carlotti delega en Mikel Lejarza

Y es que la cadena privada de televisión no atraviesa sus mejores momentos. La última semana de septiembre ha sido especialmente dura para el hasta ahora intratable consejero delegado de Antena 3. Maurizio Carlotti no había escuchado nunca tantas y tan aceradas críticas a su gestión. Una de esas críticas le dolió especialmente, ya que llegaba desde la sede milanesa de De Agostini, donde Carlotti gozaba hasta hace poco de todas las bendiciones. El interlocutor milanés le dijo con rotundidad que las cosas no podían seguir así, que ellos habían contemplado la posibilidad de vender su participación en Antena 3 y que la situación actual de la compañía hacía inviable tal hipótesis de venta y, lo que era más grave: que la caída del valor bursátil provocado por la pérdida de audiencia convertía sus acciones en el grupo Antena 3 en una baratija.
Un Consejo de Administración abrupto

Y todo esto antes del Consejo de Administración del grupo que se reunió en la sede de la compañía el pasado miércoles día 26 de septiembre. Un consejo de risas cortantes, en el que no se dijo nada que no se hubiese dicho antes y en el que quedó claro que Carlotti tiene marcado un plazo para salir de esta situación: finales de 2007. Carlotti se la juega, ya que si a 31 de diciembre de 2007 las cuentas de Antena 3 reflejan lo que todos se temen –reducción considerable de beneficios netos- no solamente será relevado de su puesto, sino que tendrá muy difícil cobrar el resto de su plan de fidelización.
Oficialmente, no pasa nada. Un portavoz de Antena 3 desmintió a este periódico la existencia de cualquier problema y matizó que en “el consejo no hubo nada relativo a la continuidad del consejero delegado, fue un consejo tranquilo”. Este mismo portavoz explicó que en cualquier caso “ahora la responsabilidad sobre la marcha de Antena 3 recaería sobre Mikel Lejarza que es un fichaje de Carlotti y es quien tiene la responsabilidad del canal”. En fin, que ahora toca proteger al máximo líder arrojando sobre sus subordinados las culpas de los errores.
Al margen de lo que se diga oficialmente –los portavoces de las compañías están para pintar la vida en rosa, sobre todo cuando arrecian los problemas-, lo cierto y verdad es que a Antena 3, como decía hace unos días el fino analista McCoy, “ya sólo le queda el dividendo”. Y así es. El mencionado consejo de Antena 3 ratificó que la compañía repartirá entre sus accionistas un jugoso dividendo porque esperan mantener el nivel de beneficios netos conseguido en 2006.
¿Y los accionistas?

Todo un guiño al sufrido accionista para que no salga corriendo y retenga sus títulos, pero que tampoco surte el efecto deseado. Las acciones de Antena 3 siguen la racha descendente y la valoración por capitalización bursátil de la compañía está ya por debajo de los 3.000 millones de euros, un 30 por ciento menos que a comienzos de 2007. Antena 3TV conserva dos record: uno, está entre las tres primeras compañías que reparten más dividendo y, dos, su consejero delegado, Maurizio Carlotti, está entre los tres ejecutivos mejor pagados de España.