Menú Portada
Ignacio González le espetó en un debate al director de El Mundo: "¿A qué alguien le ha prometido a usted algo, que le ha dicho que se lo va a dar y no se lo va a dar?"

El presidente de la Comunidad de Madrid planta cara a Pedro José Ramírez, a pesar de Génova

Enero 14, 2014
pq_939_gonzalez_cam.jpg

Parece que ya todo está pactado. Tal y como adelantó este periódico en su edición del pasado día 7 el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aceptado y apoya cualquier acuerdo de fusión entre Grupos editoriales siempre y cuando Pedro José Ramírez, director de El Mundo, no le encabece. Con el periódico a la deriva, el periodista negocia un finiquito próximo a los 20 millones de euros con el Grupo italiano RCS. Pero todo tiene un precio. Desde hace algunos meses Unidad Editorial encabeza una campaña contra el presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, Ignacio González, a cuenta del ático que el político del PP posee en Estepona (Málaga). Que Rajoy no le quiere como candidato de cara a las próximas elecciones autonómicas es evidente, según destacados dirigentes del PP. Pero a Pedro José Ramírez tampoco. Así pues, el líder del Partido Popular ha encontrado la solución “perfecta”: facilita la salida de Pedro J. a cambio de desprestigiar la imagen del presidente madrileño.

El punto culminante del enfrentamiento llegó el pasado lunes en la Cadena COPE. En la edición de ese día El Mundo intensificaba su ataque contra Ignacio González y su ático y le relacionaba con la Gürtel. Debate intenso, agrio imparable hasta para el director del programa, Ernesto Sáenz de Buruaga. Y una frase que quedara para la historia del periodismo español. Ignacio González le espetó al director de El Mundo: “¿A qué alguien le ha prometido a usted algo, que le ha dicho que se lo va a dar y no se lo va a dar?”. Sobran las palabras.

Apoyo incondicional de Esperanza Aguirre

Y El Mundo, ante tal acusación –muy educada y dulce por otra parte-, contraatacaba en su edición de ayer con más información. Ignacio González, poco después, negaba rotundamente las acusaciones que le vinculan con sociedades en paraísos fiscales, con la trama Gürtel y con operaciones urbanísticas en la localidad madrileña de Arganda, algo que ha considerado falso y fruto de la manipulación. Tras una reunión con representantes de la Asociación Nacional de Editores de Libros en la Real Casa de Correos, González salió al paso de las informaciones de El Mundo que lo vinculan con el caso y aportó diferentes documentos con los que pretende, en sus palabras, desmontar estas acusaciones.

En un largo alegato para defender su honor, cargó contra esas informaciones, que según indicó no respaldan “ni una sola prueba” y tratan de dañar su imagen e impedir su posible candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid. González concretó que el sumario del caso Gürtel está instruido y que en los miles de folios de que consta no aparece su nombre porque, agregó, no tiene “ninguna relación” con operaciones urbanísticas. El titular del Ejecutivo madrileño recalcó que no tenía competencias en Urbanismo en su etapa como vicepresidente y consejero de Presidencia, que nunca existió una investigación policial oficial sobre su vivienda en Estepona y que ningún documento sostiene que la compra de esta fue fiscalmente opaca. Tras estas declaraciones, González facilitó a los medios de comunicación diferentes documentos del Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid y de la Dirección General de la Policía para respaldar su argumentación.

Su antecesora en el cargo, Esperanza Aguirre, consideraba que González ha demostrado que es un político “honrado” y que ha dado las explicaciones “más exhaustivas” sobre el origen de su patrimonio, el pago de alquileres y las condiciones de la compra de su ático en Estepona (Málaga).