Menú Portada
Por su gestión económica

El presidente de la BBK culpa al Gobierno y al PSOE de dañar la imagen de España

Junio 16, 2011
pq_927_mario_fernandez.jpg

El presidente de Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), Mario Fernández Pelaz, ha culpado al Gobierno y al Partido Socialista de dañar la imagen de España ante los mercados internacionales por su gestión de la política económica, de la negociación colectiva y del proceso de sucesión interna de cara a las próximas elecciones generales.

“La evidente debilidad del Gobierno y del partido que lo sustenta, como consecuencia de las recientes elecciones municipales y autonómicas, no constituye un factor precisamente positivo”, afirmó Fernández durante su intervención en un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El presidente de la BBK añadió que las entidades financieras sufren “la penalización que conlleva la marca España como consecuencia de la falta de credibilidad de los mercados en la política económica”.

Respecto a la reciente reforma de la negociación colectiva, Fernández consideró que el texto aprobado “queda muy lejos de las expectativas” no solo de los mercados financieros, sino de lo que España necesita “realmente para estar en condiciones de crear empleo”.

El presidente de BBK consideró “razonable” que “por fin” la política económica “se residenciase de verdad en la vicepresidencia económica”, ya que es el organismo que cuenta con el “equipo profesional” preparado para gestionar la economía.

En este sentido, Fernández apuntó a que el proceso interno de sucesión que atraviesa el PSOE y “los anuncios de revisión" de las políticas de reformaS económicas emprendidas por el Gobierno “con motivos exclusivamente electorales profundizan el nivel de preocupación”.

“Mientras la situación de Grecia no se solucione, España necesita dar claridad de ideas y estabilidad a los mercados”, declaró Fernández, quien añadió que esto “no es compatible con una situación transitoria, ya que los mercados no valoran esta situación de forma positiva y tampoco lo de quitarse la corbata los fines de semana”.