Menú Portada
MALOS TRATOS EN LA ONG GLOBAL INFANTIL (IV)

El presidente de Global Infantil regala joyas a chicas del centro a cambio de relaciones sexuales

Octubre 18, 2007

“Los niños y niñas se marchan antes de acabar sus estudios porque no soportan los malos tratos, humillaciones y vejaciones a los que se ven sometidos”

“Todos los chicos se encuentran en algún sitio porque Mister Gil les está castigando, gritando y golpeando”

“El Mister ha comprado joyas y empezado a contactar con una niña, pero esto tiene que ser un secreto”


Durante esta semana extraconfidencial.com está desvelando en exclusiva lo más sustancial de una denuncia que produce vergüenza ajena. Las aberraciones, abusos, malos tratos y desmesuras del fundador y presidente de la ONG Global Infantil, Gil Lossada González. Una experiencia recabada por los cooperantes. A petición expresa de los propios cooperantes y la responsabilidad de este periódico para no poner en peligro la vida de estos niños omitiremos cualquier dato, o circunstancia que pudiera revelar su identidad. El testimonio que hoy ofrecemos a nuestros lectores, compendia tres cartas de una huérfana del orfanato a una pareja de voluntarios. Pasen y lean porque sus palabras no tienen desperdicio.

Gil Lossada se autodefine como humanista y defensor de las mujeres maltratadas. Precisamente en un artículo de su propia web afirma textualmente: “(…) A las muchas mujeres que día a día sufren la violencia solo quiero invitarlas a que denuncien los hechos, a fin de llevar a los maltratadotes frente la ley”. Según los documentos en poder de extraconfidencial.com, estas palabras han comenzado a surtir un efecto boomerang contra su propio autor.

Ambos cooperantes cuentan con diversos testimonios gráficos y audiovisuales de una niña que permaneció en el centro cuatro años y lo abandonó tras ser acusada falsamente por Gil Lossada de haber robado dinero en su oficina. De regreso al orfanato, fue castigada durante 10 meses a no poderse comunicar con nadie: ni niños, ni trabajadores, ni cooperantes. Aunque el pintor y humanista presionó a un cooperante para que la denunciara, éste se negó. La joven aguantó hasta su último examen escolar, y una vez finalizado se marchó. En su testimonio escrito y audiovisual, asegura que “todos los niños y niñas se marchan del centro antes de acabar sus estudios porque no soportan los malos tratos, humillaciones e incluso vejaciones a los que se ven sometidos por Gil Lossada” quien “no demuestra ninguna responsabilidad, ni interés cuando se van”.

Frente a los abusos del Mister, mejor dejar el centro para ejercer la prostitución

En uno de sus escritos, cuyos fragmentos más significativos revela hoy este periódico, relata que “alguien rompió el espejo de la puerta que está al lado de la oficina y Mister Gil castigó a todos los niños no dándoles el desayuno ni la comida y también llevando muchas piedras de un lado a otro, y que AAAA se fue de Global Infantil”. “También me encontré con BBBB y me dijo que recordara a CCCC que todos los niños se encuentran en algún sitio porque Mister Gil les está castigando, gritando y golpeando”.

En otra nota comenta que “acepto que voy a contar todo lo que Mr. Gil está haciendo a Asuntos Sociales”. “Todavía estoy intentando encontrar a las chicas que están trabajando en la prostitución en la calle. Una de mis amigas me ha dicho que ha localizado a una y mañana voy a hablar con ella”.

Pero, existe una tercera comunicación de esta joven que le fue entregada personalmente al cooperante, donde alude “presuntamente” a niñas presionadas por Gil Lossada a mantener relaciones sexuales con él. Asegura que “DDDD me dijo que el Mister ha comprado algunas joyas a EEEE y ha empezado a contactar con ella, pero dice que esto tiene que ser un secreto. Por cierto, ¿sabes si FFFF ha contactado con el Mr también?”.

Tres años de trabajo en la ONG etíope, abandono del centro y negativa del director a certificarlo

En la referida nota, la joven explica la política de Gil Losada con aquellos empleados que por algún motivo deciden dejar el orfanato. Se refiere a una veterana trabajadora a quien Gil Losada se negó a certificar su trabajo. En ella manifiesta textualmente a los cooperantes: “No os preocupéis por GGGG porque ella está dejando a sus parientes”. Conozco la casa de su familia. Vosotros pensasteis lo mismo porque antes que se fuera de Global yo la escuché cuando las chicas mayores hablaban con ella”. “Vosotros sabéis que ha estado trabajando tres años en Global. Fue su primera trabajadora y su experiencia podría ayudarla a encontrar otro trabajo, pero mira lo que está haciendo el Mister”.