Menú Portada
Los paros se han convocado para los próximos tres días por el Sindicato Libre y UGT, que representan al 44% de una plantilla de 65.000 trabajadores

El presidente de Correos se niega a negociar servicios mínimos para la huelga pese al mandato de Fomento

Diciembre 17, 2007

Curiosamente, Comisiones Obreras se queda fuera de la convocatoria y le “garantiza” que actuará para asegurar el supuesto escaso seguimiento
 
El sindicato de Fidalgo ha pactado “paz social” en diciembre con José Damián Santiago para esperar a febrero y, en plena campaña electoral, convocar una huelga política para servir los intereses del PP
 
Un trabajador de atención al público, con 36 años de antigüedad, gana al mes 1.293 euros, según los sindicatos
 
A otro trabajador se le descontaron de su nómina 495,97 euros por una operación de vesícula. El salario incluye un incentivo de productividad de 170 euros sometido a penalización por enfermedad


La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el presidente de Correos, José Damián Santiago, son íntimos amigos, hasta el punto que ella se convirtió en su principal valedora para que él accediera a tan privilegiado cargo. Pero cuando la política se mezcla con la empresa la amistad se aparca. El caso es que el Sindicato Libre de Correos y Telecomunicaciones y el Sector Postal de la Federación de Servicios Públicos de UGT, que representan al 44% de una plantilla total de 65.000 trabajadores, han convocado una huelga para los próximos días 19, 20 y 21. Las reivindicaciones múltiples: incremento salarial consolidable en relación con la deuda histórica existente y acorde con el incremento de productividad y revisión del actual sistema retributivo que resuelva los graves desajustes existentes; el restablecimiento del diálogo social y del derecho a una negociación real sin discriminación ni exclusiones, así como igualdad de trato en el derecho a la información de todos los representantes de los empleados de correos; un nuevo sistema de acceso al empleo en el que se garantice la libre concurrencia y la igualdad de oportunidades de todos los aspirantes; y, por último –espacio tendremos para informar de otras peticiones-, un nuevo sistema de bolsas de contratación eventual. Lo que está claro es que algo se cuece en Correos.
 
El caso es que el presidente, pese a la íntima amistad con su ministra Magdalena Álvarez, se ha negado a negociar con los sindicatos convocantes unos servicios mínimos que garanticen la prestación pública. Y eso que la titular de Fomento ordenó expresamente que se procediera, a través de la dirección general de Recursos Humanos de la Sociedad Estatal, al pacto de los mismos. Oídos sordos.
 

Boicotear una huelga laboral a cambio de otra política en febrero

En esta convocatoria de tres días, José Damián Santiago vuelve a su vieja táctica: no a la negociación. Pero en esta ocasión la decisión es de mayor calado, no sólo laboral, sino político. El argumento, el mismo: no será secundada. Tal afirmación, según ha podido constatar este periódico en fuentes de absoluta solvencia, proviene, vía recomendación, ni más ni menos que del sindicato Comisiones Obreras que lidera José María Fidalgo. Para asegurarse la efectividad del “asesoramiento”, CC.OO. ha convocado Asambleas en todo el país para boicotear la huelga. Existen otros motivos que justificarían esta postura presidencialista. Pero esas razones serán motivo de una información más exhaustiva en próximas ediciones. Recuerden, como ya informó en su día este periódico, que la presidencia de Correos otorgó una subvención de un millón de euros a CC.OO.
 
Eso sí, Comisiones Obreras ha anunciado una huelga en Correos para el próximo mes de febrero. Distintas fuentes consultadas por extraconfidencial.com no dudan en afirmar que la postura del sindicato comunista se debe a un pacto, ni más ni menos, que con el Partido Popular. La huelga laboral de UGT y el Sindicato Libre, la reconvierte CC.OO. en política para febrero de 2008. “Política, porque José Luis Rodríguez Zapatero será presidente en funciones y nos encontraremos en plena campaña electoral. El Gobierno se enfrentará a un nuevo paro”, indicó a este periódico un directivo de Correos. ¿Qué explicación le dará al presidente del Gobierno su ministra Magdalena Álvarez del comportamiento de su amigo y protegido José Damián Santiago? Habrá que esperar. Y mañana desvelaremos, como se dice en el argot popular, el presidente Damián Santiago “le hace la cama” a Magdalena.