Menú Portada

El presidente de Correos, Javier Cuesta Nuin, favorece a los trabajadores de Madrid frente a los de otras provincias al financiar su medio de transporte al trabajo

Marzo 1, 2017

Para ello la empresa de capital 100% público dispondrá de un total de 376.200 euros de los que se verán beneficiados un total de 2.120 empleados

cuesta nuin

La quinta acepción de la segunda entrada de la palabra dieta en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, define a este término como el “estipendio que se da a quienes ejecutan algunas comisiones o encargos por cada día que se ocupan en ellos, o por el tiempo que emplean en realizarlo”. Ya de por sí, que un concepto aparezca tan subrepticiamente desarrollado solo puede generar problemas en su aplicación, máxime en un país como España donde la picaresca del siglo XVI llegó para quedarse.

Las dietas están reguladas en la Legislación española a través del Real Decreto 462/2002, de 24 de mayo, sobre indemnizaciones por razón del servicio que cubre, sobre todo, las comisiones de servicio con derecho a indemnización que son aquellos “cometidos especiales que circunstancialmente se ordenen al personal comprendido en el artículo anterior y que deba desempeñar fuera del término municipal donde radique su residencia oficial”.

Este decreto es de aplicación al personal, civil y militar, que presta servicios en la Administración General del Estado y los Organismos públicos vinculados o dependientes de ella; al personal al servicio de la Seguridad Social; al personal al servicio de los Organismos públicos previstos en las disposiciones adicionales novena y décima de la Ley 6/1997, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado; a los miembros de las Carreras Judicial y Fiscal y el personal al servicio de la Administración de Justicia, tal y como prevé su legislación específica; al personal al servicio de las Corporaciones locales, tal y como prevé su legislación específica; y al personal al servicio de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

La Sociedad Estatal Correos, una excepción

No obstante, la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos presidida por Javier Cuesta Nuin ha decidido extender estas prebendas a todos y cada uno de sus empleados, proporcionándoles el transporte desde sus hogares al trabajo, y viceversa, financiando consecuentemente este servicio.

Así lo pone de manifiesto uno de los últimos convenios de Correos publicados en la Plataforma de Contratación del Estado y que regirá “el servicio de traslado de personal de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. para Madrid”. Para ello la empresa de capital 100% público dispondrá de un total de 376.200 euros. El contrato, que se adjudicará a través de la Subdirección de Compras de la Sociedad Estatal, tendrá un plazo de ejecución de 18 meses.

Según el pliego de condiciones técnicas, el contrato beneficiará a un total de 2.120 trabajadores gracias a la puesta en marcha de unos 475 viajes de autobús al mes que llevarán a los empleados a los distintos centros de trabajo de Correos en Madrid pero, ¿por qué Javier Cuesta Nuin beneficia solo a sus trabajadores madrileños? ¿Por qué un cartero de Toledo o un funcionario de Huesca no tienen la misma ventaja?

Parece este otro de los gazapos de Javier Cuesta Nuin que sigue gastando a manos llenas el presupuesto de Correos a costa de sus servicios. No se debe olvidar el verano de 2016 en el que el servicio prestado se realizó en unas condiciones pésimas debido a que en el mes de agosto se recortaron drásticamente los servicios por la falta de personal, sin sustituirse todas las bajas con nuevas contrataciones y provocando un recorte en los servicios de reparto y gestión de oficinas.

Doinel Castro