Menú Portada
Varios bufetes de abogados han rechazado la oferta de Cospedal y Rajoy para querellarse contra el ex tesorero

El PP “a la caza” de un prestigioso penalista que se quiera enfrentar a Luis Bárcenas

Marzo 4, 2013

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

De entrada no querían acudir a un enfrentamiento directo contra su ex gerente y tesorero, máxime cuando no se sabía a ciencia cierta contra qué documentos y contra qué municiones se enfrentaban
La secretaria general dio el paso final a principios de febrero: “Ir contra él por la vía penal”. Pero de nuevo chocó con otro grave error de cálculo: no saber con qué probabilidad de triunfo contaba.

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Varios despachos de abogados consultados por el PP no ven con claridad el éxito de la denuncia penal contra Luis Bárcenas, por lo que alguno de ellos renunció de entrada a llevar esta pretensión jurídica de los populares. Eso ha hecho que, de momento, el PP aplace la querella contra su ex tesorero, eludiendo dar explicaciones ayer sobre este tema tras la celebración del comité de dirección que preside su secretaria general, María Dolores de Cospedal, y que reúne a los tres vicesecretarios (Carlos Floriano, Esteban González Pons y Javier Arenas) y a los portavoces parlamentarios. Los periodistas se quedaron con la pregunta en la boca: “¿Qué explicación hay para qué el PP aún no se haya querellado contra Luis Bárcenas, como avanzó Mariano Rajoy en el Comité Ejecutivo Nacional del pasado 21 de enero y posteriormente altos cargos del partido?”.

Los dirigentes del Partido Popular, con su secretaria general María Dolores de Cospedal a la cabeza, venían deshojando desde finales de enero que táctica judicial seguir contra Luis Bárcenas, con quien están ya enfrentados en una guerra fratricida. De entrada se rechazó la vía penal. Por entonces, no se veía viable y no querían acudir a un enfrentamiento directo contra su ex gerente y tesorero, máxime cuando no se sabía a ciencia cierta contra qué documentos y contra qué municiones se enfrentaban. Por eso se decidió, por parte de los asesores jurídicos del partido, todos ellos muy próximos a Cospedal, ir por el camino más suave: el de la demanda civil contra él y el medio de comunicación que había filtrado la famosa lista de donantes y perceptores de los fondos “B” del partido, el diario El País.

Pero con el paso de los días todo cambió. Los órdagos que Bárcenas, un experto jugador de Bolsa y de póker, lanzaba día tras día lograron que el cariz de los acontecimientos cambiara con una gran rapidez. Por ello, Cospedal lanzó un mensaje a sus más próximos ayudantes -a principios del pasado mes de febrero-, de “hasta aquí hemos llegado”, avalada en su drástica decisión por otros altos cargos del partido como algún presidente autonómico (Núñez Feijoo), o por el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso. Escasos días después, la secretaria general dio el paso final: “Ir por la vía penal contra él”. Pero de nuevo choco con otro grave error de cálculo: no saber con qué probabilidad de triunfo contaba.

Bárcenas sabe muy bien lo que hace

Se pusieron todas las alarmas en funcionamiento y se empezó a buscar con empeño un prestigioso despacho madrileño de abogados que quisiera llevar la denuncia penal contra Bárcenas. Cospedal puso a trabajar a todos sus asesores más cercanos, encabezados por el jefe de los servicios jurídicos del PP, el letrado Alberto Durán Ruiz-Huidobro, en “la caza” de un prestigioso bufete. Varios han sido los despachos consultados, con relevantes catedráticos de Derecho Penal a la cabeza, pero se encontraron con que alguno de ellos indicó de entrada su negativa a la pretensión del PP: unos, por no señalarse públicamente y, otros, porque no consideraban viable esta denuncia desde el punto de vista penal. Se trataría, según ellos, de unos fuegos de artificio, ya que si no, en caso contrario, se tendría que ir de frente y abrir totalmente los armarios y cajas en esta batalla judicial que ya enfrenta duramente al partido contra su ex gerente y tesorero.

Y que, según fuentes jurídicas, gana por ahora airadamente a los puntos Luis Bárcenas. Dicen que siempre va por delante en sus planteamientos con respecto a sus antiguos compañeros de partido. Y asesorado en todas sus decisiones por el despacho del catedrático de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Madrid, Miguel Bajo Fernández, y su socio Alfonso Trallero, éste más especializado en derecho penal económico y que le acompaña en todas sus citas en los juzgados.

Quizá por este presentimiento de que no servirá prácticamente de nada ir penalmente contra Bárcenas, con las pruebas que hoy se manejan, Mariano Rajoy ha anunciado que nodemandará ni se querellará contra su ex tesorero, ni como persona física, ni en calidad de presidente del Gobierno, ni como presidente del PP. Y máxime cuando ya comienzan los fracasos con las denuncias particulares. Ayer, el Juzgado de Instrucción nº 38 de Madrid acordó la inadmisión de la querella interpuesta por la ex ministra del PP, Ana de Palacio, contra Luis Bárcenas por presunto delito de falsedad documental.

Rajoy y Cospedal, batalla tras batalla perdida

Pero en toda esta batalla judicial se ha abierto un nuevo frente. “Luis el Cabrón” jugó otro órdago el pasado viernes. Denunciar al Partido Popular por la entrada “ilegal” en su supuesto despacho de la calle Génova en la tercera planta de la sede popular, en un salón conocido como “Sala Andalucía”. Denunciaba al PP y al jefe de sus servicios jurídicos, el letrado Alberto Durán Ruiz-Huidobro –que goza de un gran prestigio dentro del mundo jurídico y académico-, como responsable del robo de dos ordenadores “de su despacho” y de documentación personal y profesional “que está siendo revisada exhaustivamente”. Según las fuentes jurídicas consultadas por este periódico, un nuevo error de precipitación cometido por el PP, que tenía que haber requerido a su ex tesorero para estar presente en el registro y a un notario que levantara acta. “Un ejemplo más de lo mal que está llevando este caso el PP, con precipitación desmesurada, gestionándolo a destiempo, con reacciones tardías e injustificadas…Bárcenas les está ganando la mano en todo momento. Es un gran jugador muy superior a ellos, al menos por el momento”, afirman las mismas fuentes.

Se trataba de la segunda actuación emprendida en los últimos días por el ex tesorero contra su partido en los juzgados, después de que hace una semana interpusiera una demanda ante el SMAC de Madrid por despido improcedente el pasado 31 de enero sin su consentimiento ni autorización. También en el día de ayer Bárcenas, en su batalla judicial, recurrió las medidas cautelares que le impuso el Juez Pablo Ruz tras su última declaración en la Audiencia Nacional en la que admitió tener en Suiza 38 millones de euros. Ha solicitado le sea devuelto su pasaporte y se le retire la prohibición de salir de España y la obligación de comparecer quincenalmente en el Juzgado. “El pájaro quiere volar de nuevo”, afirman en el PP, cuyos dirigentes no saben como ganar la batalla penal contra su ex tesorero, gerente y compañero de escaño. Una batalla que nace prácticamente muerta.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com