Menú Portada

El posible “corralito”, otra falacia más: Si tiene su dinero en CaixaBank o Banco Sabadell sus ahorros están 100% seguros

Octubre 9, 2017
GRA008. MADRID, 19/08/2016.- Panel informativo de la Bolsa de Madrid, que muestra la evolución del principal indicador, el IBEX 35, que se ha dado la vuelta tras el inicio de la sesión y minutos después pierde un 0,47 %, un porcentaje con el que pone en peligro la barrera de los 8.500 puntos. Así, pocos minutos después de las 9:10 horas, el IBEX 35 desciende hasta los 8.510 puntos, al perder 10 unidades, y suma así unas pérdidas anuales del 10,85 %, lastrada por el mal comportamiento que registra hoy el sector bancario. Además, en la semana se deja ya un 2,38 %, lo que la convierte en la peor desde el "brexit". EFE/Juan Carlos Hidalgo

Este pasado lunes, Banco Sabadell con un -4,53% de caída y CaixaBank con un -4,43% lideraron los descensos del principal índice español de Bolsa, el IBEX 35. Estas caídas en la cotización de las dos principales entidades financieras afincadas en Cataluña han llevado a todo tipo de especulaciones, desde rumores de una huida de depósitos, sin ningún fundamento, hasta la posibilidad de un corralito; es decir, que los ahorradores no puedan sacar dinero de sus cuentas. Todo ello no tiene ningún argumento. Hasta en el peor y más improbable escenario posible, el ahorrador puede estar seguro.

El sector financiero castigado globalmente

En primer lugar, el castigo de hoy, aunque se ha cebado más con estos dos Bancos, no lo hace de forma excesivamente diferenciada con el resto del sector. Bankia ha bajado, por ejemplo, un 3,33% o BBVA un 2,37%. Esta debilidad del sector bancario viene derivada también de la peor noticia del día: el incremento de la prima de riesgo en 124,20 puntos, un 6,88% más.

Este diferencial con el resto de Bancos cotizados en la bolsa madrileña viene derivado, por supuesto, de un mayor riesgo o exposición a problemas económicos derivados de la mayor conflictividad existente. Pero, desde luego, nunca a un imposible corralito. Hasta en la peor y más improbable de las hipótesis, la de la independencia y quedarse fuera de la Unión Europea, la cobertura de los Bancos está asegurada, ya que tomarán los pasos necesarios para seguir bajo el paraguas del Banco Central Europeo (BCE).

Por un lado, se establecería su acceso a las subastas de liquidez del BCE, que son claves para su actividad bancaria y, por otro, mantendría a sus clientes bajo la protección del Fondo de Garantía de Depósitos nacional y bajo la normativa actual que separa los recursos para los clientes y crea un fondo separado para posibles rescates; es decir, los depósitos y cuentas seguirían seguros y protegidos. Hablar del cómo sería la solución es pura especulación. Se puede cambiar de domicilio social, o hacerlo a través de una filial, pero lo que es seguro es que los ahorradores tendrán su dinero garantizado.

Los riesgos que se van evitar

No hay que olvidar los problemas a los que se enfrentarían una hipotética Banca catalana. El primero, viene definido de la actual estructura de depósitos y préstamos. Cataluña concentra el 20% de los préstamos privados del sector financiero español, pero sólo capta un 15% de los depósitos del sistema. Necesita recursos para equilibrar las cuentas, y esto se los da otras zonas de España, que podría agravarse si se produjera una disminución de clientes de otras regiones.

Si ya en un ejercicio aún mayor de política ficción se creará una nueva moneda (al no estar incluidos en la zona euro), nacería con un grave déficit exterior que llevaría a la devaluación; es decir, que lo que se capte de fuera sea menos mientras que existen compromisos de préstamos en euros que seguirán pagando ya que no pueden desaparecer de un momento a otro.

No hay que olvidar lo que pasó en Grecia hace unos años. Tras un NO rotundo en el referéndum del rescate de la Unión Europea del año 2015 se llegó a un acuerdo porque los beneficios de un dracma devaluado no compensaba la hecatombe financiera de abandonar el euro. Eso pasaría en Cataluña y los grandes Bancos. Lo saben y protegerán a sus clientes de toda España para que no se produzca.