Menú Portada

El portero del FC Barcelona, el chileno Claudio Bravo, también cobraba su ficha con dinero B de la Real Sociedad en paraísos fiscales mientras su sueldo oficial era de poco más de 1.000 euros mensuales

Mayo 23, 2016
Claudio bravo

El meta del FC Barcelona, el internacional chileno Claudio Bravo, también cobraba de la Real Sociedad sus millonarios pluses en dinero B al margen de su ínfima nómina, que apenas superaba los 1.000 euros mensuales, a través de sociedades interpuestas en paraísos fiscales, como Holanda, tal y como hoy publica nuestro periódico en exclusiva.

Claudio Bravo jugó en la Real Sociedad como portero titular durante ocho temporadas hasta que, en junio de 2014, fue vendido al equipo catalán. Un traspaso que también está impugnado en los Tribunales de Justicia por el propio jugador. Los pagos a Claudio Andrés Bravo Muñoz se realizaban por parte de los dirigentes del club donostiarra a través de una sociedad interpuesta en Holanda denominada  IMFC Lecensing B.V, radicada en Ámsterdam. Allí se le hacían ingresos mensuales, denominados “provisiones”, por diferentes cuantías, cantidades en concepto de “cesión de derechos federativos” que era como se evadían los impuestos en España, mediante estos pagos simulados.

Esta era una práctica habitual en el hacer de los dirigentes de la Real Sociedad, como ya ha publicado Extraconfidencial.com, durante los años de la primera década de los dos mil hasta que llegó Iñaki Badiola a la presidencia del club txuri urdin. Como se puede observar en otro documento que hoy publicamos en exclusiva, casi todos los jugadores extranjeros de la Real Sociedad percibían estos ingresos dinerarios en paraísos fiscales para evitar al Fisco, fundamentalmente en Holanda, aunque también alguno de ellos, como el chileno Mark González, fichado del Albacete Balompié, lo percibió en Suiza y algún otro en la Isla portuguesa de Madeira.

El caso de Víctor Rubén López

Otro de los jugadores extranjeros que percibió importantes cantidades de dinero B en Holanda a través de esta sociedad instrumental IMFC Lecensing B.V fue el argentino Víctor Rubén López. Fue el 3 de enero de 2007, cuando los dirigentes de la Real Sociedad determinaron ficharlo del Club Arsenal FC de Argentina. Para ello acordaron el pago en concepto de traspaso de un importe de 1.050.000 dólares por el 100% de los derechos federativos y económicos del citado jugador. Pero el mismo día 3 de enero de 2007 ya se firmaba otro contrato de cesión de derechos federativos con la entidad IMFC Lecensing B.V. En este contrato, como en el caso de Claudio Bravo, la cedente dice ser titular propietario de los derechos derivados de la vinculación federativa (es decir, de los derechos federativos) del jugador Víctor Rubén López, e, incluso, en el punto segundo del documento se puede leer: “la cesionaria (Real Sociedad). está interesada en obtener la cesión de los referidos derechos federativos…”.

Todo lo anterior viene a constatar la existencia de contratos simulados entre la Real Sociedad y la mercantil IMFC Lecensing B.V., dado que -como se demuestra en el caso del jugador Víctor López-, en el contrato inicial con el Club Arsenal de Argentina la Real Sociedad ya había adquirido el 100% de los derechos federativos y económicos del jugador a su titular. ¿Cómo puede adquirirse nuevamente los derechos federativos y económicos asociados a un jugador que ya es tuyo?

Esta práctica se llevó a cabo de forma reiterada por los dirigentes de Real Sociedad con casi todos los jugadores estrella del club, como Claudio Bravo y muchos otros, como Darko Kovasevic, Nihat Kahueci, etc, dando lugar a la incoación de las Actas Tributarias por parte de la Hacienda Foral de Guipúzcoa, luego condonadas, como ya publicó Extraconfidencial.com.

Demanda en los Tribunales

A día de hoy, el guardameta Claudio Bravo y la Real Sociedad siguen enfrentados en los Tribunales, como consecuencia de la demanda del portero chileno que reclama el 10% del montante de su traspaso al FC Barcelona (1,3 millones de euros). Los actos de conciliación concluyeron, como era de esperar, “sin avenencia”; es decir, sin acuerdo, por lo que ahora el ex guardameta txuri urdin y el Club que le trajo a Europa, con su actual presidente Jokin Aperribay, se verán las caras en los banquillos de los Tribunales. El portero chileno no ha incluido en este enjambre judicial a su actual club, el FC Barcelona, cuyos dirigentes testificaron en su día a favor de su actual futbolista, a petición de éste.

pago-Claudio-Bravo
Uno de los pagos a Claudio Bravo

La versión dada en su día por los actuales dirigentes de la Real Sociedad es que al redactar el contrato de compra-venta de Claudio Bravo entre el Club donostiarra y el Barcelona se incluyó en dicho contrato, por escrito, una cláusula en la que el portero chileno renunciaba al 10% que le correspondía en el traspaso, entendiendo que los emolumentos que percibiría en Camp Barca compensarían, de largo, esos 1,3 millones de euros que perdería en la transacción. Sin embargo, Bravo considera que hay motivos para reclamar esa cantidad a la Real Sociedad.

pago-153000-euros
Pago de 153.000 euros a Claudio Bravo

Otro caso más de sospecha: el fichaje de Jonathas de Jesús

Fue en el verano de 2015 cuando el Elche CF se debatía entre la alegría de una temporada exitosa con Fran Escribá a los mandos del equipo y un descenso administrativo decidido por el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, el controvertido abogado Javier Tebas, que finalmente se produjo.

La directiva del Elche buscaba con ahínco 3 millones de euros. La empresa de Elche, Pikolinos, había invertido dinero en el Club ilicitano y quería recuperarlo cuanto antes, máxime visto como se estaban poniendo las cosas. En esos momentos, su único activo válido y valioso era su ariete Jonathas de Jesús (nacido el 6 de Marzo de 1989; esto es, 26 años en el momento de su fichaje, y 1.92 metros de altura, y 14 goles en la temporada 2014-15); pero su conocida fama de conflictivo dentro del vestuario ilicitano desalentaba a todos los equipos mediterráneos: Levante, Valencia y, sobre todo, Villarreal. Y en eso estaba el Elche CF cuando llegó la Real Sociedad y realizó un sorprendente fichaje del “Mesías” Jonathas de Jesús.

El dirigente Loren Juarros realizó una sorprendente oferta por encima de esos tres millones de euros que buscaba desesperadamente el Elche. Se organizó una reunión, como no en un buen Restaurante, en la que participaron Loren Juarros, dos directivos empresarios de Elche y un conocido ex jugador que en ese momento era directivo de Amix, sponsor oficial del Elche CF, pactando el fichaje finalmente en cuatro millones de euros: 3.1 millones de euros para el Elche y 900.000 euros para los sponsors, de tal manera que los patrocinadores, en un reparto de 300.000 euros por cada uno de ellos, podían saldar sus pérdidas.

Pero ahora las investigaciones indican que desde la Real Sociedad salieron ocho millones de euros: al Elche llegaron 3.1 millones  que arreglaron sus penas pero no su descenso administrativo que dio con sus “huesos” en Segunda División; 900.000 euros se repartieron los tres sponsors en partes iguales; y 4 millones de euros, presuntamente, se quedaron por el camino.

Un accionista de la Real Sociedad de Fútbol S.A.D. ya ha solicitado por escrito el pasado mes de abril aclaración de las cifras exactas de este fichaje, sin que hasta la fecha haya recibido cumplida respuesta, algo que contribuye a la sombra de oscurantismo en el que está metido el club txuri urdín con los Papeles de Panamá o el fraude fiscal masivo de sus jugadores.

relacion-de-pagos
Relación de pagos a los fichajes estrella de la Real Sociedad

También pesan temas varios como la imputación de políticos como Markel Olano Diputado General de Guipúzcoa por el PNV, el diputado de Hacienda Peio González, el director de Hacienda Pedro Mari Ruiz de Azúa, el diputado de Deportes Iñaki Galdós. O de Jueces como el de lo Mercantil Pedro Malagón o los Administradores Concursales del proceso concursal de la Real Sociedad de Fútbol SAD Cristóbal Mañero, Jesús San Martín y Antxón Ibargutxi, éste en calidad de representante de la propia Diputación General de Guipúzcoa, denunciados por los delitos de prevaricación, administración desleal, falsedad documental y estafa procesal. Delitos todos ellos que no habrían prescrito dado que la querella criminal penal se interpuso en tiempo y forma debida desde el cierre del concurso de acreedores de la Real Sociedad de fútbol, S.A.D.

Venta de jugadores

Ahora, la Real Sociedad, tras las trifulcas ocasionadas por Jonathas en el vestuario, y más concretamente con el portero suplente Oier Olazabal y el defensa Mikel González, el mal ambiente generado entre sus compañeros, y su escasa aportación futbolística, ha llevado al club donostiarra a decidir que no viajara a la gira americana iniciada el pasada 15 de Mayo y buscarle una salida rápida que se antoja harto difícil, por el sobreprecio pagado.

El presidente Jokin Aperribay y su Consejo de Administración ya vendieron en su día a Antoine Griezmann, Claudio Bravo, Seferovic y Asier Illarramendi generando por ello unos ingresos extraordinarios de 80 millones de euros aunque, si bien es cierto, gastaron en torno a 55 en la compra de jugadores siendo las principales partidas de gasto las adquisiciones del propio Asier Illarramendi, Jonathas de Jesús, Alfred Finnbogason y Esteban Granero, así como la “aventura” David Moyes.

Un Club ahora en boca de todos tras estallar en la prensa mundial el asunto de los Papeles de Panamá, que señalan a la Real Sociedad como presunto defraudador durante las presidencias de José Luis Astiazarán, Miguel Fuentes, María de la Peña y Juan Larzábal. Y en todos los casos figura como gran urdidor de la trama el gerente Iñaki Otegui. Sin olvidar la cooperación necesaria tanto la Diputación Foral de Guipúzcoa como de la Hacienda Foral de Guipúzcoa, ambas dirigidas por Markel Olano como Diputado General en representación del Partido Nacionalista Vasco, el PNV.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho