Menú Portada

El Portal de la Transparencia del Gobierno de Rajoy tarda nueve meses en mostrar las cuentas de las empresas públicas del año 2014

Octubre 9, 2015

Entre otras muchas empresas, pertenecen al sector público sociedades como: ADIF, AENA, Agencia EFE, Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado, Corporación RTVE, Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Renfe o la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos las cuales han hecho públicas su información económica del 2014 cuando las compañías privadas ya preparan la del tercer trimestre de 2015

rajoy transparencia

El Partido Popular inició una campaña este pasado verano en la que mostraban el cumplimiento de su programa electoral. Después de la campaña en Cataluña y ya en plena precampaña para las Elecciones Generales del 20D, el PP liderado por Mariano Rajoy ha decidido apostar por la iniciativa “cumpplimos“, que incluye una página web en la que nada más abrir aparece un porcentaje, el del 92,5%, que según el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, es el porcentaje de cumplimiento de las promesas con las que concurrió a las Generales de noviembre de 2011. Según esta web, el PP ha ejecutado además el 95,1% de su programa en el apartado de Economía y Empleo, y el mismo porcentaje en el caso de los compromisos relativos a la Administración Pública, mientras que se coloca en el 89,2% en el caso de la Educación y en el 91,6% en cuanto al capítulo relativo al Sistema de Bienestar.

Las críticas no tardaron en aparecer ante este nuevo brindis al sol del partido de Mariano Rajoy. De hecho, el propio PP, se vio obligado a reconocer que no cumple su programa sobre el aborto. Pero más allá de promesas incumplidas y que anotan como si lo estuvieran, hay otras, que se han quedado en un cascarón vacío, como la Ley de la Transparencia y su portal, que este pasado 4 de octubre, cumplió 10 meses.

El fracaso del portal de transparencia

Presentado a bombo y platillo el pasado diciembre, el Portal de Transparencia (www.transparencia.gob.es) -y que costó unos 300.000 euros sólo en servicios externos-, arrancó con más de medio millón de informaciones de interés público. En su presentación, José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, destacó que se dejaba a disposición de todos los ciudadanos datos que nunca habían sido públicos, entre las que sobresalían según él,  subvenciones o convenios, junto a otra documentación que ya era pública, como los contratos, que estaban dispersos y que ahora se centralizan en esta página web o los sueldos de los altos cargos. Desde Moncloa destacaban el volumen de información, “más de 50 gigas”. Pero de partida había muchos datos que sólo podrían acceder los ciudadanos si los reclamaban a través de una petición, con nombre y apellidos, que puede ser aceptada o no, obligando al ciudadano a  esperar un plazo de hasta 30 días para recibir la respuesta.

Diez meses más tarde, la falta de información pública relevante y de respuesta  es una máxima. El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, órgano creado para velar por el cumplimiento de la Ley de Transparencia, ha recibido en los primeros seis meses del portal 200 reclamaciones, de las que se han resuelto 115. Solo 14 de ellas han sido estimadas. El portal también se niega a revelar informaciones que “entran en los supuestos de la Ley”; es decir, Seguridad Nacional o datos que consideran son de terceros. Pero es que, más allá de esto, tampoco actualiza información pública y relevante, o lo hace con un retraso sin justificación alguna. Este es el caso de las cuentas de organismos y empresas públicas, algo que incluso muchas de estas empresas aprovechan, ya que a la hora de solicitar sus cuentas, le remiten a un desactualizado portal de transparencia para su descarga.

Un retraso injustificado

Así, mientras empresas privadas tan relevantes como Banco Santander o Telefónica ya preparan las presentaciones de sus resultados de los nueve primeros meses de este año, los organismos y empresas públicas en la que todos somos partícipes tardan todo ese tiempo en mostrarnos la del cierre contable del año pasado. Hasta el mes de septiembre, casi nueve meses después del cierre del ejercicio y tres meses más tarde del límite que imponte el Registro Mercantil para la presentación de todas las cuentas de sociedades domiciliadas en España.  Con todo ello, durante buena parte del 2015 dentro de la sección de economía del Portal de la Transparencia, sólo se ha encontrado las cuentas de Entidades Públicas Estatales del año 2013.

Con ello, el periodista, economista o cualquier ciudadano no ha podido contrastar hasta la recta final del ejercicio 2015 cuáles han sido los gastos de sociedades tan relevantes como ADIF, AENA, Agencia EFE, Agencia estatal del Boletín Oficial del Estado, Corporación RTVE, Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Renfe o la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos entre muchas otras que manejan presupuestos de cientos de millones de euros. En total 410 empresas, de las cuales el Gobierno de Mariano Rajoy informa tarde y mal -con una copia escaneada en la mayoría de los casos, de la que no se puede copiar  la información relevante)-, de los datos económicos más básicos de sociedades públicas que pagan y son de todos los españoles. Los programas y las Leyes no se cumplen poniendo en marcha iniciativas vacías, si no dotándolas de contenido y continuidad.

Pero este periódico, en próximas ediciones, les informará pormenorizadamente de todas esas cuentas. Empezando por la Agencia EFE, que preside José Antonio Vera, y que brindó este medio público para que el imputado Rodrigo Rato intentará justificar sus supuestos delitos económicos-financieros.