Menú Portada
En el sector inmobiliario no se explican cómo ha conseguido dinero para su aventura guineana

“El Pocero” paga a sus acreedores con pisos en Seseña

Junio 1, 2009

Crece la indignación entre los propietarios de la Urbanización Francisco Hernando

pq__pocero1.jpg

Que buena la labor “informativa” de Alfredo Urdaci, ex director de Informativos de Televisión Española. Que bien “pagá”. Ya nadie habla del constructor Francisco Hernando. El periodista abandonó hace meses todas sus colaboraciones en distintos medios de comunicación para fichar por Paco, “”. Todo un sueldazo. Consiguió, de momento, lavar la imagen de este empresario. Y nada mejor que valerse de sus influencias en distintos medios de comunicación para vender que su jefe firmaba la creación de una empresa mixta al 50% con el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. Ni más ni menos.
El nuevo proyecto, que engloba 38.000 viviendas, prevé una inversión inicial de 1.000 millones de euros y engloba un plan de infraestructuras, obra pública y polígonos industriales. “España se le ha quedado pequeña y ha empezado a exportar su modelo de desarrollo urbanístico a África”, aseguran fuentes oficiales. Teóricamente construirá 38.000 viviendas con el apoyo de Teodoro Obiang. Firmó un acuerdo para la creación de una empresa mixta propiedad al 50% del Estado y de Francisco Hernando. Uno de los proyectos es el desarrollo urbanístico de la ciudad de Bata y la capital, Malabo, donde construirá, en cada una de ellas, 250 viviendas sociales en una primera fase. La segunda fase se completará con el resto de viviendas hasta un total de 38.000 pisos de precio libre. La aportación dineraria la aporta el Estado de Guinea y “El Pocero” pondrá la mano de obra y los materiales. Fuentes cercanas a la operación, es decir, Alfredo Urdaci, Francisco Hernando llevará a Guinea un total de 6.000 trabajadores españoles y aportará toda su maquinaria con la que trabaja en España.

Pisos por deuda

A la indignación que sufren y padecen aquellos que en su día se dejaron convencer para comprar un piso en la faraónica Urbanización Francisco Hernando en el municipio toledano de Seseña se une ahora la de sus proveedores. Si los primeros se quejan que adquirieron una vivienda en pleno “boom” inmobiliario por 40 millones de pesetas y a los pocos meses “El Pocero” los ofertaba a un precio muy inferior, los segundos no han tenido más remedio que someterse y aceptar como pago de los materiales de obra que le entregaron más pisos. “Nosotros no somos bancos. ¿Qué hacemos con viviendas que no tienen salida? Pero si queremos cobrar, a tragar”, aseguraron a este periódico distintos acreedores de “El Pocero”.
Y qué decir de las sospechas que ha suscitado esta huida de “El Pocero” entre sus colegas de la construcción. Primer misterio: ¿por qué el Gobierno no se ha decidido a intervenir en la defensa de los intereses de los afectados? Segundo misterio: ¿por qué Hacienda aceptó finalmente no condenarle por sus deudas con el erario público? Tercer misterio: ¿cuánto dinero se ha gastado en sucesivas campañas de imagen? Cuarto misterio: ¿quién ha sido su interlocutor ante el Gobierno de Teodoro Obiang? Y con misterios podríamos seguir, pero les garantizamos que en próximas ediciones tendrán respuesta informativa de verdad a los cuatro planteados. Eso, si antes ni Carlos Herrera y José Oneto, de la mano de Alfredo Urdaci, no se apresuran a desvirtuar la realidad. O quizás dé voz a los ciudadanos que en su día confiaron en “El Pocero” y ahora se encuentran en el pozo.