Menú Portada

EL PNV y su líder Iñigo Urkullu afrontan un periodo difícil con la investigación judicial de varios de sus dirigentes, entre otros, su Diputado General por Guipúzcoa Markel Olano

Junio 10, 2016
urkullu

Las Elecciones Generales del próximo 26 de Junio a nivel estatal, y en octubre del presente año al  Parlamento vasco, son dos citas vitales para el Partido Nacionalista Vasco  (PNV), de Iñigo Urkullu, que deberá sudar para salir inmune e impune, acosado por Podemos y Bildu que han ganado enteros en la carrera electoral y ven el “paseillo” judicial del diputado General del PNV por Guipúzcoa, Markel Olano, como una oportunidad pintiparada para acabar con “los desmanes y abusos que el PNV ha venido realizando en la sociedad Guipuzcoana en los últimos 40 años, convirtiendo el País Vasco en su cortijo”, según se indica desde estos partidos emergentes

El 4 de Abril de 2016 estalló en la prensa mundial el asunto de los Papeles de Panamá que señaló al equipo de fútbol de  la Real Sociedad en las presidencias de José Luis Astiazarán, Miguel Fuentes, María de la Peña y Juan Larzábal, como una de las principales sociedades deportivas que utilizó esta trampa fiscal para evitar el pago de los impuestos correspondientes, como anticipó Extraconfidencial.com en exclusiva. Y todo ello con la cooperación necesaria tanto de la Diputación Foral de Guipúzcoa como de la Hacienda Foral de Guipúzcoa, ambas dirigidas por Markel Olano como Diputado General en representación del PNV.

En tiempo y forma, el ex presidente de la Real Sociedad, Iñaki Badiola, se querelló el 8 de Mayo de 2015 contra Markel Olano, Diputado General de Guipúzcoa en las temporadas que Badiola se mantuvo como presidente y curiosamente también lo es en la actualidad. Otros nombres de dirigentes del PNV que figuran como investigados son el de Peio González, Diputado de Hacienda, o Iñaki Galdós, Diputado de Deportes, como también se ha pedido la investigación judicial del ex diputado foral y actual alcalde del PNV de Donostia, Eneko Goia,  en un año en el que San Sebastián es capital cultural de Europa.

Imputación por prevaricación y falsedad

La Jueza Silvia Villanueva Hormías, titular del Juzgado de lo Penal nº 5 de Donostia, ha imputado, tras la querella de Badiola, a todos ellos por un delito de prevaricación y falsedad documental. Sin embargo, ha solicitado al ex presidente de la Real Sociedad una fianza de 80.000 Euros por su supuesto sueldo en la Real Sociedad, aunque el único presidente que tuvo sueldo en el Club donostiarra fue José Luis Astiazarán, actual vicepresidente de la Real Federación Española de Fútbol, como publicó Extraconfidencial.com. Y, mientras la Fiscalía rebaja la petición de fianza a 10.000 Euros y la Audiencia Provincial ha dictaminado que por ahora procede una fianza de 0 Euros. Unos avales que ya han sido aportados a la causa.

También Badiola se querelló en abril de 2014 contra los Administradores Concursales Cristóbal Mañero, Jesús San Martín y AntxónIbargutxi, éste en representación de la Diputación Foral de Guipúzcoa, junto al juez Pedro Malagón, por los delitos de prevaricación, administración desleal, falsedad documental y estafa procesal, en un hecho sin precedentes en los concursos de acreedores en todo el territorio español. Delitos todos ellos que no habrían prescrito dado que la querella criminal penal se interponen en tiempo y forma debida.

El 4 de mayo de 2016 la Audiencia Provincial de Guipúzcoa, reunida de urgencia, vio indicios de posible delito. Fue en julio de 2008, cuando se convocó el concurso de acreedores en la Real Sociedad aflorándose un pasivo o deuda oculta de 68 millones de euros, según el “due diligente” realizado por Ernst & Young. Ahora, ocho años después, esos mismos administradores concursales, junto al Juez Malagón, aparecen imputados ya por graves delitos.

Las ayudas de Markel Olano

La Diputación Foral de Guipúzcoa, con Markel Olano al frente, en un hecho de supuesto abuso de poder, concedió muchas prerrogativas a los dirigentes de la Real Sociedad, muchos de ellos afines al Partido Nacionalista Vasco, como su actual presidente, Jokin Aperribay.

Entre estas ayudas está la demora del pago de la deuda por impuestos, pagadera en 30 años. Además se dejaron prescribir, “de manera intencionada” según la denuncia, sanciones y deuda por IVA totalizando 5 millones de IVA y 1 millón adicional de sanciones del propio IVA, que se dejan prescribir en un acto de presunta prevaricación de la jueza María José Aguirre Zuazo, ahora imputada.

Pero lo más grave de todo es que se guardó en un cajón el Informe de delito fiscal de la propia Inspección de la Hacienda Foral de Guipúzcoa que ya publicó nuestro periódico, algo que por sí mismo supone una demostración de la presunta impunidad con la que se manejaba el propio Markel Olano del PNV antes y ahora. Este hecho de presunta prevaricación es por el que el actual Diputado General de Guipúzcoa está siendo“investigado”, sin que, por ahora, nadie vaya a evitarle su próximo “paseillo” por los Juzgados de Donostia, que todo apunta a que se realizará en breve.

Un “paseillo” al que se le unirán los entonces Diputados de Hacienda –Peio González-, el Director de Hacienda –Pedro María Ruíz de Azua-, el Diputado de Deportes –Iñaki Galdós-, las funcionarias de Hacienda Coro Pereiro (Subdirectora General de Inspecciones) y Sonia Juárez Ortego; así como es probable que lo haga el alcalde del PNV por Donostia, Eneko Goia.

La Justicia deberá determinar si la Real Sociedad de Fútbol, S.A.D., fue durante esos años un foco de corrupción, con el beneplácito de los dirigentes del PNV, un Club donde, como denunció en su día el ex presidente Badiola, “no había posibilidad alguna de generar un solo euro fuera de los cauces normales: venta de entradas, derechos de televisión y merchandising, básicamente porque cualquier euro adicional generado solo iría a tapar el enorme pasivo o deuda oculta que se identificó al llegar”.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho