Menú Portada

El PNV y el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, se unen para tapar los escándalos del Club de fútbol donostiarra

Enero 18, 2017
markel-olano1

En una semana en la que la Real Sociedad, tras vencer 0-2 al Málaga, se juega buena parte de su futuro en la Copa del Rey contra el FC Barcelona, este periódico ha podido constatar que  Jokin Aperribay, presidente de la Sociedad Anónima Deportiva Real Sociedad, y los altos cargos del PNV en la Diputación Foral de Guipúzcoa comparten los mismos argumentos cada vez que realizan una comparecencia pública cuando toca hablar de las irregularidades fiscales que cometieron los diferentes consejos de administración de la Real Sociedad de Fútbol, S.A.D., hasta el año 2008, así como de la presunta conducta delictiva del Diputado General de Guipúzcoa, Markel Olano, el Diputado de Hacienda, Peio González, y el Director General de Hacienda, José María Ruiz de Azua, entre otros, investigados en una causa judicial al inmiscuirse y tomar decisiones supuestamente impropias del cargo que ostentaban, con acciones enmarcadas en lo que puede definirse como abuso de poder al facilitar presuntamente con su conducta la impunidad de los ex presidentes de la Real Sociedad: José Luis Astiazarán, Miguel Angel Fuentes, María de la Peña, Juan Larzabal y un largo etcétera de consejeros del Club, sin olvidar al eterno gerente donostiarra Iñaki Otegui, al que apodan en Guipúzcoa “El Bárcenas”.

inaki-ortega
Iñaki Otegui (Gerente de la Real Sociedad de Fútbol, S.A.D. en el momento que ocurrieron los hechos que ahora son enjuiciados, conocido en Guipúzcoa como Iñaki “el Bárcenas”).

El hecho de encubrir todas las presuntas conductas fiscales ilícitas de los antes citados le ha costado al erario público guipuzcoano decenas de millones de euros, al traspasar la responsabilidad a la Real Sociedad de Fútbol. Según la oposición dentro del Club donostiarra, “Markel Olano no ha pensado en el bienestar de los guipuzcoanos, sino exclusivamente en el de sus amigos, que han sido los causantes de que el escudo del Club se haya visto mancillado en todos los medios de comunicación nacionales e internacionales por el asunto de los Papeles de Panamá”.

No existen informes favorables

Según las denuncias recibidas en Extraconfidencial.com, “con la lección bien aprendida y sin salirse del guion cuando comparecen en la tribuna pública, los señores Imanol Lasa (Portavoz de la Diputación Foral de Guipúzcoa), Markel Olano (Diputado General de la misma institución) y Jokin Aperribay adoptan un discurso insidioso que apunta siempre a la misma diana. Su mohín es semejante, al igual que la debilidad de sus argumentos, por falaces”. Según estos mismos, “el señor Imanol Lasa no tiene reparo en comparecer ante la prensa y manifestar que “todas las decisiones adoptadas por la Institución Foral se adoptaron con los informes favorables de la Hacienda Foral Guipuzcoana y de los Servicios Jurídicos” (léase en relación con la inspección fiscal y la condonación a la Real Sociedad de Fútbol).

Hasta donde alcanza saber este medio, con los documentos que obran en nuestro poder, no existe informe alguno de las características que apunta el Portavoz de la Diputación Foral de Guipúzcoa; curiosamente el portavoz foral en ninguna ocasión ha hecho exposición pública de ningún documento que avalara sus manifestaciones. Precisamente, en el dossier fiscal de la Real Sociedad no existe ningún “informe favorable”, pero sí el reverso de la moneda a la que hace alusión Imanol Lasa: varios informes de delito que por su naturaleza están en contradicción con “un informe favorable”.

La oposición en el club donostiarra es tajante en este aspecto: “el cerrar una herida en falso tiene sus riesgos; la sutura del “todo vale si se trata de la Real Sociedad” no se realizó con precisión. Se hizo una chapuza creyendo que nadie iba a hurgar en la herida. El PNV creyó que el expediente fiscal de la Real Sociedad de fútbol moriría como otros tantos en el polvo de los legajos de un archivo, o en un agujero negro del universo digital, y es ahora cuando la lesión supura la bilis que se empleó en defenestrar al ex Presidente de la Real Sociedad – Iñaki Badiola -, y el edulcorante utilizado para entronizar a Jokin Aperribay, actual Presidente del Club. La justicia no va a ser ajena a estas cuestiones; tiene la visión directa de una herida abierta donde ya no se pueden ocultar las tropelías cometidas por los querellados. Es la hora de que la justicia haga su trabajo sin injerencias políticas”, afirman.

No se dice toda la verdad

Según la oposición del Club txuri urdin, “el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, cumpliendo escrupulosamente las directrices semánticas ordenadas por “la voz de su amo” y con la colaboración indispensable de “sus asesores legales” se presentó el día 7 de abril de 2016 en Onda Vasco Radio (perteneciente al Grupo Noticias, afín al PNV) revestido en este caso de leguleyo, pretendiendo dar toda una lección de jurisprudencia con exposición pública de varias sentencias judiciales que vendrían a probar, según su torticera interpretación, el recto proceder de la Diputación Foral de Guipúzcoa en la condonación de sanciones tributarias a la Real Sociedad por 6,4 millones de Euros, todo un jurisconsulto con malas artes”.

Según las manifestaciones de Aperribay, la sentencia de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, que había recopilado para la entrevista, contenían hechos muy semejantes a los realizados por la Real Sociedad de Fútbol y objeto de una Inspección Fiscal. Reiteraba Aperribay que en todas estas sentencias el Tribunal correspondiente dejaba sin efecto las sanciones tributarias impuestas por la propia Agencia Tributaria. Sin embargo se ha podido comprobar por parte de Extraconfidencial.com, una vez analizadas las sentencias (AN 04/06/2008; AN 02/10/2008; AN 13/02/2008; TS 10/07/2008; TS 16/11/2009; TS 25/10/2010), se observa que el Presidente de la Real Sociedad no dice toda la verdad, ya que:

1 .-      Todas las sentencias, excepto una, desestiman las alegaciones planteadas en ellas.

2 .-      La mayoría de ellas tratan de los derechos de imagen de los jugadores, concepto diferente a los derechos federativos. Los derechos de imagen han tenido históricamente un tratamiento fiscal diferente al de los derechos federativos. Los derechos de imagen fueron considerados en un principio como capital mobiliario; posteriormente llegó el llamado por los Clubes de Fútbol el “85/15”, donde se permitía tributar como capital mobiliario el 15% de la retribución del jugador. Los derechos federativos lo que encubrían eran retribuciones salariales.

3 .-      Solamente dos sentencias de las aportadas por el Señor Aperribay se refieren a los derechos federativos, a los que se consideran como retribuciones salariales siguiendo el criterio de la Agencia Tributaria.

4 .-      La Sentencia del Tribunal Supremo del 25 de Octubre de 2010 es la única en la que se hace mención a las sanciones tributarias; pero en ningún momento el Tribunal entra a valorar la procedencia o no de las sanciones impuestas. Las sanciones fueron anuladas por el TEAC por una cuestión exclusivamente procedimental al entender este Tribunal que había vencido el plazo para el inicio del procedimiento sancionador.

5 .-      En ninguna de las sentencias se valora como elemento atenuante el argumento esgrimido por Aperribay y la propia Diputación Foral de Guipúzcoa de que todos los clubes hacían los mismo, argumento absolutamente peregrino y que ningún magistrado podría considerar como válido. Este razonamiento ataca directamente a los cimientos del propio concepto de la Justicia.

Por tanto, todo indica que las sentencias aportadas por Aperribay en el citado programa radiofónico de Onda Vasca no tienen ningún valor real. Para la oposición en la Real Sociedad, “hay que ser muy atrevido para aportar sentencias que desestiman las alegaciones, carecen de absoluto músculo jurídico y tienen el mismo valor probatorio que si se hubiese hecho referencia a sentencias que tratan del robo de gallinas por un ratero de barrio. El espíritu de la España cañí continua vivo, al menos, entre los VIP guipuzcoanos”, afirman.

Extrañas aportaciones a las arcas guipuzcoanas

En su entrevista con Iñaki de Mújika en Onda Vasca Radio, el Presidente de la Real también manifestó que el Club donostiarra ha realizado una importante aportación a las arcas guipuzcoanas entre el 2011 y 2015. Pero al igual que Inmanol Lasa, Aperribay no especificó nada al respecto. No enseñó documento alguno que verifique sus manifestaciones. En el supuesto que la Real Sociedad haya ingresado 87 millones de Euros se trataría más bien de impuestos referidos al IVA y a Retenciones, es decir, impuestos pagados por los aficionados, abonados, jugadores y empleados del Club. En estos casos, la Real Sociedad actúa como mero recaudador de impuestos para luego ingresarlo en la Hacienda Foral.

El impuesto que directamente generaría ingresos por parte de la Real Sociedad es el de Sociedades, que en ningún caso puede ser significativo, pues el Club tiene unas enorme pérdidas que las puede compensar para pagar muy poca cantidad por este tributo. “Es curioso que el Señor Aperribay saque pecho de pagar a Hacienda deudas que son causa de haber realizado trampas fiscales de gran calado y que debieron pagarse en su momento”, afirman los opositores.

Además, Aperribay manifestó que la solicitud presentada en Hacienda Foral para pedir la condonación de las sanciones tributarias se formalizó el 19 de Abril de 2011. Si la condonación se hizo efectiva en el año 2009, los trámites recogidos en la DF 42/2006 de 26 de Septiembre, para la solicitud de la misma, se han incumplido absolutamente y, por tanto, procedería considerar la condonación nula de pleno derecho.

“Si las sentencias reseñadas por Jokin Aperribay en el programa radiofónico estaban contenidas en el documento de condonación de la sanción tributaria impuesta a la Real Sociedad, como así lo afirma este Señor, es evidente que la secretaria técnica de la Hacienda Foral de Guipúzcoa, órgano encargado de los trámites de la solicitud y la práctica de la prueba, incumplió escandalosamente su cometido al obviar el análisis de las pruebas aportadas por la Real Sociedad, y si no fuese así, y se analizó, y aceptó como prueba para justificar la condonación, su responsable – María Jesús Pérez Garciarena – debería dimitir. Con esta actuación la responsable de dicho órgano administrativo ha dejado a los pies de los caballos a todo un Consejo de Diputados”, indican las voces discrepantes.

perez-garciarena
María Jesús Pérez Garciarena, Responsable de Secretaría Técnica de la Hacienda Foral de Gipuzkoa (en el centro de la foto).

Incumplimiento de requisitos y procedimientos

Según las denuncias recibidas en nuestro periódico, la concesión de la condonación de la sanción tributaria impuesta a la Real Sociedad por parte del ejecutivo foral del PNV guipuzcoano ha incumplido presuntamente todos los requisitos y procedimientos establecidos. Así:

“1.-   Se acuerda la condonación de una sanción tributaria antes de que sea impuesta dicha sanción

2.-     Se acuerda condonar una sanción cuando todavía no era firme el acta fiscal que sustancia la imposición de sanción sin haber trascurrido un mes desde su firma; posibilitando el derecho de la Real Sociedad a recurrir la liquidación practicada

3.-     No se ha cumplido con los plazos establecidos para la condonación de la sanción, por lo que se convierte en un acto administrativo nulo de pleno derecho.

4.-     Se condona la totalidad de la deuda en la que se incluye la sanción por retenciones no practicadas al gerente del club por presuntamente cobrar un sueldo en B.”

Aperribay también llegó a afirmar en esta entrevista radiofónica que las sociedades de los futbolistas de la Real Sociedad en paraísos fiscales, al estar establecidas “en tierras lejanas en remotos países” se les perdía el rastro. Sin embargo, si algo quedó claro en los informes de delito fiscal, así como en los Papeles de Panamá, es que era la propia Real Sociedad a través de su gerente quien constituía, sostenía y liquidaba las sociedades de los futbolistas extranjeros del Club donostiarra, cometiendo un flagrante y millonario fraude fiscal.

Juan Luis Galiacho

juanluis@extraconfidencial.com

@jlgaliacho