Menú Portada

EL PNV y el Consejo de Diputados de Guipúzcoa condonaron al equipo de fútbol de la Real Sociedad 6,3 millones de euros en sanciones tributarias por el impago del IRPF de sus jugadores nacionales y extranjeros, otorgándole un trato de favor

Marzo 10, 2016
markel-olano1

La Hacienda Foral de Guipúzcoa y el Consejo de Diputados de esta demarcación vasca, con el Partido Nacionalista Vasco (PNV), a la cabeza, admitió y aprobó la condenación total de las sanciones tributarias impuestas a la Real Sociedad de Futbol SAD, derivadas de la comprobación e investigación fiscal de la que fue objeto, en relación con los conceptos tributarios de la retención a cuenta de los Rendimientos de Trabajo (IRPF), y de las retenciones a cuenta por Rendimientos del Trabajo del Impuesto sobre la Renta de los no Residentes (jugadores extranjeros). La condonación total de las sanciones tributarias a la Real Sociedad sumaron la cantidad de 6.369.252 euros.

expediente-real-sociedad
Expediente sobre las actas que dieron lugar a sanciones a la Real Sociedad

Sin ningún tipo de rubor y con un trato de favor claro y manifiesto, el  Consejo de Diputados de Guipúzcoa, con el Diputado General del PNV, Markel Olano Arrese a la cabeza, decidió condonar las deudas a la Real Sociedad antes incluso de que se interpusieran las correspondientes sanciones tributarias. Así se puede ver en el acuerdo del Consejo de Diputados de Guipúzcoa de 1 de septiembre de 2009, firmado casi un mes antes de que se interpusieran las sanciones que se produjeron el día 29 de ese mismo mes. Los diputados del PNV no tuvieron la prudencia ni el decoro de analizar los hechos y fundamentos de Derecho en los que se basaban las sanciones y luego decidir si había o no lugar a la condonación.

Al  perdonar las sanciones a la Real Sociedad, el Consejo de Diputados  condonaba a su vez las prácticas irregulares que el equipo donostiarra había realizado durante muchos años, como denunció ante los Tribunales de Justicia su ex presidente Iñaki Badiola. Entre otras muchas prácticas, las relativas a la actuación del gerente de la Real Sociedad, Iñaki Otegui, que según las denuncias cobraba un sueldo en “B”, además de la creación de empresa fantasmas para los fichajes estrella, como la sociedad Sunday Morning, con la que se fraguó el contrato del jugador Mikel Arteta, hechos que nada tienen que ver con el proceder de otros clubes españoles en el asunto de los famosos derechos federativos a través de cuya figura se sacaba el dinero a paraísos fiscales.

El PNV cómplice

El PNV y el propio Consejo de Diputados de Guipúzcoa, en sesión celebrada el día 1 de septiembre de 2009, tras ser informado por el Diputado General Markel Olano,  y con el visto bueno del diputado Foral de Hacienda y Finanzas, Pello González, se plegó a las directrices de los directivos de la Real Sociedad al objeto de resolver diversas cuestiones en relación con la administración concursal en la estaba inmersa esta sociedad deportiva.

Las actas de inspección levantadas por la Agencia Tributaria vasca marcadas con los números 59-919682000-0F  por valor de 5.327.218 euros y la número 59-919682100-09 por valor de 1.042.034 euros, que se habían firmado además en conformidad por los dirigentes de la Real Sociedad, fueron condonadas por el PNV antes de ser firmes. El Consejo de Diputados se mostró favorable a que, de las actas citadas si se derivase alguna sanción tributaria, ésta fuera condonada. La Orden Foral 953/2009 era definitiva y ponía así fin a la vía administrativa.

“Derechos federativos”

Las actas que se levantaron contra la Real Sociedad se fundamentan básicamente en la recalificación como rentas del trabajo de los pagos satisfechos por el club donostiarra en concepto de adquisición de derechos federativos. La utilización de la figura de los “derechos federativos” ha sido una práctica habitual de los clubes de fútbol españoles para defraudar al Fisco, una práctica que dio lugar a numerosas actas de inspección que en muchos casos fueron recurridas ante los tribunales. En términos similares, la realización de pagos a sociedades no residentes en concepto de “derechos federativos” ha  sido otra práctica habitual de los clubes de fútbol de la primera división española.

La lectura de la Orden Foral 953/2009 pone de manifiesto las informaciones publicadas en exclusiva por Extraconfidencial.com sobre la condenación de sanciones al club donostiarra por parte de los dirigentes del PNV y la conducta seguida por los administradores concursales en el asunto de los derechos federativos.  La primera conclusión del análisis del texto contenido en la referida Orden Foral  es que el Diputado de la Hacienda Foral de Guipúzcoa, Pello González, autor el texto, hace suyas las tesis de los auditores de la Real Sociedad Olszewski Auditores SL que, a años tras año, exigían una recalificación de las cuentas, algo que no veían los administradores concursales en sus Informes.

La simbiosis PNV-Real Sociedad

La simbiosis entre los cargos políticos del PNV, que presuntamente de manera ilegal intervinieron en el expediente fiscal a la Real Sociedad, y los administradores concursales y dirigentes del equipo donostiarra es clara y manifiesta. Precisamente los “razonamientos” en los que se apoyan en la Orden Foral citada para justificar la condenación de sanciones a la Real Sociedad son los mismos que utilizaron los administradores concursales en su informe de marzo de 2010.

La administración concursal copia de la Orden Foral una salida jurídica   (pretender establecer un atenuante de una conducta ilegal por su generalización: todos los clubes hacían los mismo…), a la vez que silencia la  existencia de unas actas levantadas y su contenido patrimonial (18 millones de euros.

En la querella interpuesta por el ex presidente donostiarra Iñaki Badiola, y a través de los documentos entregados por la Hacienda Foral al Juzgado que investiga el caso, se puede leer:

“Si como mantiene tanto el diputado foral (en la Orden Foral) como los administradores concursales (en su informe de 1/10/2010) que en el asunto de los derechos federativos la administración tributaria no impuso sanciones  ¿Por qué los mandatarios del club y los concursales firmaron en conformidad las sanciones impuestas por la Hacienda Foral? Lógicamente deberían haber firmado las sanciones en disconformidad. En las sentencias que los actuarios relacionan en los informes de delito fiscal ningún tribunal se pronuncia al respecto. ¿De dónde sacan los administradores concursales y el Diputado Foral que los tribunales de Justicia anularon las sanciones en el tema de los derechos federativos?

El Diputado Foral en el texto de la Orden Foral, comete un error de bulto cuando argumenta que la práctica utilización de los derechos federativos “en ningún caso pone de manifiesto una actuación dolosa necesaria para configurar el ilícito administrativo y, en consecuencia, no debería ser objeto de sanción”.

El Diputado Foral parece no saber que las sanciones administrativas se pueden imponer a título de simple negligencia. La conducta dolosa y el importe de una cuota regularizada superior a 120.000 euros supone la condenación necesaria por entender la Administración Tributaria que pueden existir, en un expediente fiscal, indicios de delito.”

Todos partícipes

En la Orden Foral, el diputado foral de Hacienda Pello González hacía partícipes al diputado general, Markel Olano, y a todo el Consejo de Diputados  en la condenación de las millonarias sanciones tributarias a la Real Sociedad. Este hecho levanta alguna duda y pregunta: ¿Por qué este escenario cuando es el propio Diputado de Hacienda quien ostentaba por si solo la potestad de condonar las sanciones?

La respuesta parece evidente: el diputado del PNV Pello González era consciente de la irregularidad que suponía condonar las sanciones tributarias la Real Sociedad después de haber tenido en sus manos un Informe de delito fiscal demoledor sin haberlo llevado al Juzgado, y unas sanciones cuyo basamento legal se sustentaba en la presunta conducta fraudulenta seguida por los dirigentes de la Real Sociedad mediante la utilización de sociedades pantalla en Holanda y paraísos fiscales.

Ante todo esto habría que añadir aun otro dato fundamental, que condonaban una sanción a un contribuyente que la propia Diputación Foral había mandado al juzgado por un posible delito fiscal por el impago del IVA, y que en el momento de la condenación aún se estaba instruyendo. Por eso antes estas circunstancias el diputado foral Pello Gonzalez solicitó el refrendo de su partido el PNV, y por ende, del Consejo de Diputados y del propio Diputado General Markel Olano.

Actualmente, la instrucción judicial en el concurso del equipo donostiarra lleva aparejada la imputación del Diputado General de Guipúzcoa del PNV, Markel Olano, y del alcalde de Donosti y ex diputado foral del PNV, Eneko Goia La Real Sociedad y su presidente, Jokin Aperribay Bedialauneta, consiguieron un trato de favor del PNV. Otro más en la larga lista.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho