Menú Portada

El Plan de Control Tributario de 2016 deja impune el 81,6% de la evasión fiscal, según Gestha

Febrero 23, 2016
agencia tributaria

Según los datos oficiales conocidos el lunes 22 de febrero, Hacienda aumentó un 27% sus resultados de prevención y lucha contra el fraude, hasta alcanzar la cifra récord de 15.664 millones de euros, si bien los ingresos reales atribuibles a esta labor -8.346 millones- sólo crecieron un 7,5%, situándose prácticamente al mismo nivel del año 2012, después de la bajada de los dos últimos años.

Para Gestha, estos resultados se asientan en una investigación desequilibrada que pone la lupa sobre los contribuyentes con menores ingresos -como son las pequeñas empresas, autónomos y trabajadores y que representan el 56% de la deuda descubierta por la inspección- en vez de perseguir el fraude sofisticado de multinacionales y corporaciones empresariales, a las que la inspección les ha descubierto el 44% de la deuda liquidada.

A este respecto, a los Técnicos no les pasa desapercibido que la AEAT no haya informado de la deuda media descubierta por cada inspección, teniendo en cuenta que ésta cayó un 22% sólo entre 2013 y 2014, lo que supone un paso atrás que nos remonta al año 2009, cuando en plena crisis económica ésta ascendía a 174.265 euros, frente a los 168.712 de 2014.

Otro indicativo para Gestha del interés de la AEAT en investigar a contribuyentes con menores ingresos es que Menéndez tampoco ha informado del número de delitos fiscales denunciados, especialmente tras el desplome del 61,4% que experimentaron estas infracciones en la última legislatura, al pasar de la cifra récord de 1.014 delitos de 2011 a los 391 denunciados en 2014.

Los Técnicos de Hacienda atribuyen este desplome de denuncias de delitos fiscales a la limitación de competencias que han sufrido para poder investigarlas, ya que han dejado de tener control sobre los expedientes en los casos de “especial dificultad sobrevenida”, es decir, cuando descubren una simulación, conflicto, fraude de ley o delito fiscal.

Tal y como explica el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, “en la práctica, esta literatura fiscal se traduce en que el expediente pasa a manos de un cargo superior que no ha formado parte de la investigación, con el consiguiente retraso de los procesos y el riego de prescripción de los expedientes”.

En esta ocasión, la AEAT tampoco ha aportado datos de la deuda total pendiente de cobro, de la deuda pendiente en periodo ejecutivo, ni de la “deuda en gestión de cobro”, que recoge deudas con grave riesgo de impago, las cuales se incrementaron durante los años de crisis económica sin que Hacienda haya podido contener su aumento.