Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Suscríbete a nuestro Boletín


Tipo de Newsletter

Indique cómo desea recibir nuestro servicio gratuíto de Newsletter:


Condiciones de suscripción



Los campos con * son obligatiorios

Popular posts

El penúltimo ridículo del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en Twitter: Ataca a una presunta empresaria explotadora de la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, y decenas de usuarios le recuerdan el impago de las cuotas de la Seguridad Social de su asistente

Marzo 20, 2017
Echenique Rodriguez Iglesias

El caso del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, llama mucho la atención por varias razones: la primera es que, en 2012, cuando ejercía como científico en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, mantuvo un asistente personal al que pagaba en negro, sin contrato y sin cotizar a la Seguridad Social. Pero lo curioso es que reincidió, ya como político, entre marzo de 2015 y mayo 2016, mes en el que tenía la desfachatez de decir que era “una vergüenza no pagar la Seguridad Social a las cuidadoras”. ¿Y a los cuidadores?

Recuerden que el político argentino tiene un alto grado de dependencia: “Yo tengo atrofia muscular espinal, una enfermedad genética rara, pero que la tienen varios miles de personas en España. Es discapacitante, pero en mí variante no acorta la esperanza de vida. Tienes que vivir con la discapacidad, pero eso se aprende”. Hace unos días, en el programa Chester in Love, Echenique, que en un primer momento cargó contra el sistema porque “empuja a mucha gente humilde a participar en la economía sumergida”, intentó contextualizar sin suerte su caso.

Así lo explicó: “Metí un poco la pata con lo de mi asistente, por eso lo reconocí. Venía una hora de manera intermitente. Era autónomo, no existía una relación laboral, yo no pedí las facturas y lo hice mal. Él estaba dado de alta cuando empezó, yo pagaba el doble de lo que se paga en el gremio y yo tiraba a la basura las facturas como hace cualquier particular. Supongo que él las tendrá, pero yo no las tengo. Cuando él me dice que no puede pagar autónomos por no tener ingresos suficientes, yo decido estar más tiempo con él, poquito más, intento arreglar la situación y como no puedo, dejo de contar con él. No lo hice bien, pero a lo mejor en la misma situación volvería a hacer lo mismo. Yo no me ahorraba ni un euro”. Risto, evidentemente, no se cortó: “¿Esto es dar ejemplo? Me decepcionas. ¿Cómo le dices entonces a la gente que no pague en dinero negro?”.

Paja en el ojo ajeno

Porqué la autocrítica de Pablo Echenique brilla por su ausencia al contrario que meterse en todos los charcos, como cuando le dio por cantar la tan políticamente correcta jota “chúpame la minga, Dominga”. Este pasado sábado no se le ocurrió otra cosa que meterse en el hilo de su compañera “anticapitalista” y líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, en la que atacaba las prácticas explotadoras de los empresarios ejemplarizando su vida en la que señalaba que “Trabajé 6 años de camarera a 3€/h, mi jefa se compró un descapotable con lo que me faltaba en la nómina. Esa es la diferencia”. A lo que Pablo Echenique añadió: “Leed el zasca de @TeresaRodr_ y disfrutad”, pero el zasca se lo llevo él.

Zasca echenique

No tardaron decenas de usuarios de recordar a Echenique o preguntarle qué se compró él con el dinero ahorrado en no pagar los seguros sociales de su asistente. Mientras, su compañera Teresa Rodríguez también escondía la cabeza y no contestaba sobre las peticiones de más datos que la dirigían otros tuiteros y las dudas sobre su comentario se multiplicaban en la Red. Pero también algo más, bloquear cuentas. Porque esta es otra máxima de los dirigentes de Podemos: no sólo superioridad moral y no ver sus propios fallos, también anular, eliminar o bloquear la mínima crítica. Estalinismo del siglo XXI hasta en las Redes Sociales.