Menú Portada
Las pensiones de los funcionarios jubilados`por incapacidad con menos de 20 años de servicio, sufren un recorte del 25%

El “pensionazo” oculto de Solbes en los Presupuestos

Octubre 8, 2008

No podía ser de otra manera. Ante el creciente défict y la imparable crísis Pedro Solbes presentó los Presupuestos Generales más austeros de la historia. El vicepresidente y ministro de Economía tenía que recortar´como fuera gastos… y en esta ocasión, gastos sociales

pq_608_solbes1.jpg

Los Presupuestos Generales del Estado guardan muchas sorpresas. Una de las más desagradables la podemos ver en las disposiciones adicionales del Proyecto decimotercera (pág. 294) y decimosexta (pag.296) un recorte brutal en las pensiones ordinarias de jubilación o retiro por incapacidad o inutilidad del Régimen de Clases Pasivas del Estado.

Se recortan dichas pensiones un 25% por ciento a los jubilados por incapacidad (enfermedad) que no hayan llegado a prestar 20 años de servicios al Estado y en caso de que el funcionario jubilado quiera desarrollar otro trabajo (por supuesto, diferente del que fue incapacitado) se le recortan de la pensión que se recibe en la actualidad un total de un 25% si ha prestado mas de 20 años de servicio y un 45% si no ha llegado a esos 20 años. Asimismo, a los funcionarios jubilados que se encuentran de alta en el régimen de la Seguridad Social cotizando y compatibilizando con su pensión, le dan seis meses para elegir entre el cobro de la pensión o seguir trabajando. 

Economía utiliza la ley de presupuestos para realizar una reforma de la Ley de Clases Pasivas que afecta a la totalidad de los funcionarios sin realizar debate alguno que justifique este recorte  y sin negociación o participación de sindicatos y asociaciones funcionariales. Pongamos un ejemplo real, un funcionario que va a jubilarse por una enfermedad crónica e irreversible, con mas de 18 años de servicio si se aprueba esta normativa le quedarán de pensión alrededor de 1.050 euros sin trabajar en ningún sitio y si quiere realizar algún tipo de desempeño laboral acorde a su discapacidad le quedarían menos de 750 euros. Hasta este momento la pensión media en este caso es de unos 1.400 euros, pudiendo compatibilizar la misma con un desempeño laboral acorde a la discapacidad que produjo la jubilación.

De esta manera, se penaliza que un funcionario retirado o jubilado por enfermedad trabaje y pueda seguir cotizando y contribuyendo económicamente, menospreciando su contribución como funcionario. Asimismo, discriminan entre los funcionarios que han prestado mas o menos de 20 años, sin hacerlo de forma progresiva, porque la diferencia de la cuantía de la pensión entre jubilarse con 19 años de servicio o 20 años y un mes es de un 25% de la cuantía de la pensión.