Menú Portada
Hace hueco trasladando personal de Boadilla a las nuevas oficinas alquiladas en Las Rozas

El pelotazo inmobiliario de Botín: vender la sede de Banesto en Madrid y trasladar el personal a su Ciudad Financiera

Septiembre 1, 2011

La sede está situada junto a Arturo Soria, una de las zonas más caras de la capital de España

Además de las oficinas, en la calle Mesena, el terreno incluye un Club Deportivo con piscina para los empleados

A pesar de la construcción de la Ciudad Financiera el Banco de Emilio Botín acumula edificios fuera de su recinto


Cuando Emilio Botín presentó el proyecto de construcción de la Ciudad Financiera en Boadilla del Monte (Madrid), lo hizo como modelo de centralización de servicios, un lugar en el que aglutinaría todos sus empleados en aras de la eficiencia. Años más tarde, la falta de capacidad de esta hace que acumule un rosario de edificios fuera de ella: al pie de la Ciudad Financiera, junto a la Estación de Metroligero de “Cantabria”, unos kilómetros más allá, en el Polígono Industrial de Ventorro del Cano, junto a la lujosa zona de “La Finca” en Pozuelo de Alarcón o incluso en San Sebastián de los Reyes.

Pero lo que nunca se planteó fue trasladar la sede de Banesto en Madrid… hasta ahora. Ubicada en una zona privilegiada de la capital de España, en la calle Mesena junto a Arturo Soria, el enorme complejo, además de oficinas incluye un Club Deportivo con piscinas incluidas; un privilegio para empleados que tendrán que cambiar por el Campo de Golf de Boadilla si se cumplen los cambios diseñados por la cúpula del Santander, de trasladar su personal a la sede central del Banco.

El traslado de personal comenzó el pasado mes de junio, cuando sorprendentemente el Banco se hizo con el alquiler de más de 10.000 metros cuadrados en Las Rozas, al norte de Madrid. Gracias a esta operación se trasladarán diferentes filiales que actualmente se ubican en la sede central y dejarán espacio a Banesto. Este periódico intentó infructuosamente obtener una valoración tanto de Banesto como del Grupo Santander sin obtener ninguna respuesta.

Tanteando fondos de inversión

Y es que, como ya adelantó Extraconfidencial.com, la necesidad de tesorería del Banco es mayor, más cuando quiere completar una gran operación corporativa; y esta operación inmobiliaria encaja a la perfección. La cuestión es: ¿Quién compra con la enorme crisis del sector inmobiliario? A pesar de que la zona tiene un gran valor, las inmobiliarias no tienen capacidad para hacer frente a un desembolso al que no se obtendría beneficio ni tan siquiera en el medio plazo.

Por ello la clave reside en los Fondos de Inversión extranjeros. No hay que olvidar que la propia Ciudad Financiera fue vendida por el Santander para luego firmar un contrato de alquiler a largo plazo. Ahora se baraja una opción similar sin necesidad de alquiler. Emilio Botín es capaz de conseguir un “pelotazo” inmobiliario incluso en plena crisis.