Menú Portada

El patrimonio de 3.000 millones del magnate Luis García Cereceda de nuevo en guerra: Yolanda, la hija tutelada en su día por la Fundación AFAL (Alzheimer), puede obtener la recapacitación

Marzo 3, 2016

Ahora, ésta a través de su nuevo abogado, el sevillano Francisco Serrano Castro, intenta que su parte de la fortuna deje de ser manejada por la Agencia Madrileña para la Tutela de Adultos que sustituyó a AFAL tras el escándalo destapado por Extraconfidencial.com. Una batalla que se dirime actualmente en el Juzgado nº 65 de Madrid

cereceda ostos

Yolanda García Cereceda, una de las dos hijas del magnate Luis García Cereceda, que al morir en 2010 les legó a sus descendientes una fortuna que se calcula en unos 3.000 millones de euros una vez descontada la deuda, podría obtener en breve la recapacitación judicial. Yolanda se encuentra enfrentada en los Tribunales a su hermana Susana, que hoy en día regenta todo el emporio empresarial que montó su padre, un constructor muy amigo del ex presidente del gobierno socialista, Felipe González Márquez, tanto que le presentó a su actual mujer, Mar García Vaquero, que trabajaba para Cereceda.

Yolanda estuvo en su día tutelada por la Fundación AFAL,  (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer), que hoy en día está bajo sospecha en los tribunales de Justicia tras las denuncias exclusivas de Extraconfidencial.com sobre su manera de actuar en el patrimonio de sus tutelados, algunos de ellos millonarios. Las denuncias de este periódico ante la Fiscalía Anticorrupción lograron que el Juzgado de Instrucción nº 17 de Madrid abriera una investigación que hoy, ya casi transcurridos dos años, duerme en un manifiesto letargo, por no decir que va a paso de tortuga.

Las denuncias de Extraconfidencial.com

Estas denuncias de nuestro periódico hicieron que muchos de los tutelados de AFAL pasaran a ser tutelados por la Agencia Madrileña para la Tutela de Adultos, como es el caso de Yolanda García Cereceda. Ahora, ésta, a través de su nuevo abogado, el sevillano Francisco Serrano Castro, intenta que se le conceda la recapacitación judicial. Serrano Castro, con despacho en la Avenida de la Constitución de la ciudad hispalense, ya logró que se le concediera la recapacitación también a otra de las damnificadas por AFAL, la pintora Concha Moncada.

Fue tras la muerte de su padre el 7 de junio de 2010, hace ya casi seis años, cuando Susana García Cereceda pidió la  incapacidad de su hermana Yolanda, ambas fruto del primer matrimonio de Luis García Cereceda con Mercedes López. Y el Juzgado de Primera Instancia e Incapacidades número 65 de Madrid decidió, sin base económica alguna, con su único y particular criterio, que la Fundación AFAL fuera la que se encargara inicialmente de la curatela (y después de la tutela), de los bienes de Yolanda.

Se daba la circunstancia que la jueza Yolanda Sanz Pastor Sevilla, junto a la entonces Fiscal de Incapacidades de Madrid, Nuria López Mora González, otorgaron sin base alguna la tutela de este inmenso patrimonio a AFAL, una Asociación no definida cuyo objeto social es la “asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y drogodependencia”, y “contribuir activamente a la conquista de la enfermedad del Alzhéimer”. Una Fundación que no presentaba cuentas en el Registro (no está obligada), y que en su memoria de actividades no reflejaba ningún dato económico.

La fiscal Nuria López Mora bajo sospecha

Se daba la casualidad que la entonces Fiscal de Incapacidades de Madrid, Nuria López Mora González, figuraba en la página web de la Fundación AFAL como profesora de uno de sus cursos. En concreto, como profesora del curso “Aspectos jurídicos para profesionales sanitarios”, que se celebró en la sede de AFAL, en la calle del General Diez Porlier, del 9 de septiembre al 11 de noviembre, según se indicaba en dicha página web. En este curso sólo figuraban como profesores la ya fallecida presidenta de AFAL, Blanca Clavijo Juaneda, el director de la Fundación AFAL, Jaime Conde Morala, la notaria Blanca Entrena Palomero (muy amiga de Blanca Clavijo), y la citada Fiscal. Cómo también sorprendía el hecho de que la fiscal Nuria López-Mora González coincidía con la presidenta de AFAL como patronas de la Fundación Aequitas, creada por el Consejo General del Notariado Español, donde también era patrona la notario Blanca Entrena, a su vez profesora de los cursos de la Fundación AFAL.

Esta Fundación tuteló durante muchos años, por orden judicial en casi todos los casos dada su gran implantación en el Juzgado nº 65 de Madrid, a más de 100 personas. Por ejemplo, el Juzgado nº 65 de Madrid cambio en 24 horas la curatela de Yolanda por la tutela, con la que la hija de García Cereceda ya no podía disponer de motu propio de ninguno de sus bienes ni de cualquier liquidez. Se le incapacitó para administrar definitivamente la parte que le dejó su padre. Ahora, un nuevo pleito interpuesto por Yolanda García Cereceda intenta conseguir por fin la recapacitación y que su parte de la fortuna deje de ser manejada por la Agencia Madrileña para la Tutela de Adultos.

Como se comprueba, la guerra por la fortuna de los Cereceda sigue adelante. Estas continuas discrepancias entre las hijas del fallecido, Susana y Yolanda García-Cereceda, han hecho que los albaceas de la herencia, los gestores de la empresa Procisa, hoy en manos de Susana, no hayan podido hacer efectivo aún el legado. Hay que reseñar que todavía existe el pleito fiscal por una disconformidad patrimonial declarada en el ejercicio fiscal de 2007, y que el caso sigue abierto en los Juzgados contra la familia Cereceda, donde se estima una presunta defraudación al Fisco de 550 millones.

Casada con Jaime Ostos junior

Durante un tiempo, Yolanda García-Cereceda percibió al mes una pensión fija de unos 50.000 euros por parte de su inicial tutelar, la Fundación AFAL. Pero desde hace tiempo los gastos fijos (alquileres de las casas, gastos cotidianos, jardineros, mantenimiento de los caballos, etc…), ya no le son pagados por las distintas empresas del emporio Cereceda: Procisa, Serrano 54, etc…

Yolanda está unida a Jaime Ostos junior, hijo del famoso torero del mismo nombre, quien en su día entregó en el Juzgado de Primera Instancia e Incapacidades número 65 de Madrid la licencia de matrimonio con Yolanda García Cereceda. El enlace entre Jaime y Yolanda, según la citada licencia matrimonial a la que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, está fechada el 27 de febrero de 2012 en el Estado americano de Carolina del Norte, donde Jaime Ostos tenia por entonces allí su domicilio, ya que contaba allá con una finca para sus caballos.  Las personas que se casan en Carolina del Norte deben, primero, solicitar la licencia de matrimonio. Una  vez que ya se tiene se puede efectuar el casamiento, con la presencia de dos testigos, que en este caso fueron dos amigos de la pareja.

Posteriormente, en abril de 2012 se celebró el evento público en la propia finca de Ostos en Carolina del Norte y al que acudieron más de 100 invitados, gran parte de ellos relacionados con el mundo del caballo, la gran afición de la pareja que ahora mantienen empresarialmente en Holanda. No acudieron familiares directos de ninguno de los dos. Ni el torero Jaime Ostos padre ni su actual esposa María Ángeles Grajal. Tampoco por parte de los García Cereceda acudió persona alguna.

Contra la viuda de su padre, Silvia Gómez Cuétara

El único caso en el que las dos hermanas García Cereceda hicieron piña fue para interponer una demanda conjunta contra la que fue la segunda mujer y viuda de su padre, Silvia Gómez Cuétara, con el fin de conseguir que ésta y sus hijos, habidos de su matrimonio con el conocido jurista Ramón Hermosilla –su primer marido-, abandonaran la casa familiar de La Finca, o en su defecto pagaran un alquiler.

Vivían en una mansión de Somosaguas, que construyó Cereceda, en una casa conocida como “el Carrefour” por la amplitud de sus edificaciones (más de 1.500 metros construidos). Sin embargo, según ha podido saber Extraconfidencial.com, sí que la segunda mujer de Cereceda  vendió por varios millones de euros otra gran mansión en la Urbanización La Finca que le donó en vida su marido.

Y en vida, también el constructor entregó una herencia millonaria a sus hijas, como dos viviendas espectaculares para cada una de ellas en la misma Urbanización. Por ejemplo, la mansión de Yolanda sirvió de morada al ex entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, que pagaba unos 20.000 euros al mes de alquiler. Y antes que él, sirvió de residencia del cantante Alejandro Sanz. Las empresas más importantes que constituyen el emporio Cereceda son: Lugarce, Afisa y Procisa. Luego tenía empresas, una casi por cada calle importante de Madrid: Pez 12, Serrano 134, Inmuebles Claudio Coello, Princesa 37, Bravo Murillo 207, Caballero de Gracia 10, Gestora Génova 10, entre otras. La empresa dueña de su gran operación especulativa de Somosaguas, es decir, la Urbanización de lujo La Finca, se llama Parque de Somosaguas.

Una fortuna amasada por Luis García Cereceda durante los Gobiernos de Adolfo Suárez y Felipe González y el autonómico madrileño de Alberto Ruiz-Gallardón. La base de esta fortuna está en el negocio de la compra de edificios  y solares que luego se revendían o transformaban en viviendas de lujo, al compás de la política de recalificaciones que siempre le benefició, como su gran operación con los terrenos de La Finca, antes rústicos dedicados a un mini campo de golf con 9 hoyos. Esta gran fortuna también se fue tejiendo poco a poco en los reservados de uno de sus emblemas de su poder: el restaurante Zalacaín.

Ahora, esta guerra familiar se activa aún más con el intento de Yolanda García Cereceda de conseguir la recapacitación judicial y obtener la parte patrimonial que le toca en el dominio del gran emporio inmobiliario que construyó su padre. La guerra por esta fortuna, que se calcula en unos 3.000 millones de euros, se dirime actualmente en el Juzgado nº 65 de Madrid, el que presuntamente amparó toda la corrupción de AFAL.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho